EU promete reforma a industria petrolera

El secretario del Interior de EU dijo al Congreso que “rodarán las cabezas” de los negligentes; el Senado continúa con sus pesquisas para determinar las culpas por la fuga de petróleo en el Golfo.
ken salazar congreso BP secretario interior eu  (Foto: AP)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

Una alta autoridad estadounidense prometió el martes pasado reformar la manera en la que el Gobierno hace negocios con la industria petrolera, y prometió también responsabilizar a BP por el derrame petrolero masivo en el Golfo de México.

El secretario de Interior, Ken Salazar, habló ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, y mostró los pasos que ha tomado para revisar el Servicio de Manejo de Minerales (MMS por sus siglas en inglés), que ha sido criticado por tener una relación "muy cercana" con las compañías de combustible y petróleo que supervisa.

El MMS es la agencia del Departamento de Interior responsable de manejar los recursos naturales en las aguas profundas del Golfo de México, conocida como la Plataforma Extracontinental, de donde Estados Unidos obtiene cerca de un tercio del petróleo producido en el país.

La agencia ha estado bajo los reflectores desde que el Deepwater Horizon, la plataforma petrolera operada por BP, explotó y se hundió en el Golfo el mes pasado. El desastre dejó a 11 personas muertas y ocasionó un enorme derrame que aún no logra ser controlado. 

"Es hora de drenar el pantano en el MMS", dijo el senador Ron Wyden, por el estado de Oregon. "La agencia ha negado problemas de seguridad desde hace años".

En respuesta a esto, Salazar aceptó que "MMS tiene algunas manzanas podridas", pero alegó que la agencia tiene un "mecanismo de regulación muy amplio en funcionamiento".

"La conclusión de que es una industria sin regulaciones no es correcta. Pero eso no significa que no se puedan hacer algunas mejorías", dijo Salazar.   

El senador Robert Menendez, por el estado de Nueva Jersey, pidió a Salazar que diera respuesta a los informes que indican que el MMS ignoró hallazgos importantes de sus propios científicos y que no valoró los riesgos de perforar en el Golfo de México.

"El MMS subestimó considerablemente el riesgo potencial que había aquí", dijo Menendez.

Salazar dijo que es muy pronto para afirmar con exactitud qué salió mal y quién tiene la culpa del desastre, pero aseguró a Menendez que "rodarán cabezas" si se determina que los empleados del MMS son responsables de esto. 

"Los hechos siguen bajo investigación y análisis. Los responsables tendrán que enfrentar las consecuencias" expresó Salazar.

El secretario del interior ya había anunciado sus planes de separar a los dos departamentos dentro del MMS con responsabilidades distintas. Por un lado, el MMS debe aplicar las regulaciones, pero también debe cobrar los derechos de la industria, que en promedio generaron más de 13,000 millones de dólares en los últimos cinco años. El aumento en las regulaciones puede dificultar la producción, y por lo tanto, el cobro de los derechos.

Además, el Gobierno ha interrumpido la emisión de permisos para nuevos proyectos de perforación en el Golfo hasta que se ofrezca una explicación completa de qué ocasionó el derrame.

Mientras tanto, Salazar subrayó que la respuesta del Gobierno hacia el derrame, que libera cerca de 200,000 galones de petróleo al día en las aguas de Louisiana, ha sido "incesante desde el primer día".

Los esfuerzos hasta este momento han sido "la respuesta más efectiva posible en la historia de la humanidad para este tipo de incidentes", dijo, y agregó que las autoridades del Departamento de Interior estuvieron en el lugar de los hechos desde el día siguiente a la explosión de la plataforma el 20 de abril.

El secretario adjunto de interior, David Hayes, fue enviado a la zona "sin siquiera un cambio de ropa ni su cepillo de dientes", según Salazar.

Otro comité del Senado escuchó el martes pasado testimonios del almirante Thad Allen, de la Guardia Costera, quien es el Comandante de Incidentes Nacionales a cargo de la respuesta al derrame, y de la Doctora Jane Lubchenco, administradora de la Dirección Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA por sus siglas en inglés). 

El almirante Allen dijo al comité del Senado en materia de Comercio, Ciencia y Transporte que el derrame se ha difuminado más que otros incidentes previos, lo que complica más los esfuerzos para proteger las zonas ambientales sensibles del Golfo.

"Ahora tenemos que lidiar con algo mucho más complicado que cualquier otro derrame en el que hayamos estado involucrados. Ahora no estamos lidiando con un gran derrame monolítico".

Los legisladores también preguntaron sobre la posibilidad de que una porción del derrame pueda ser capturada en la llamada corriente del circuito, que podría llevar el petróleo a una zona más ensanchada dentro del Golfo.

Lubchenco respondió que "sólo un aro pequeño" de petróleo está cerca de la corriente del circuito, mientras que el resto está a "docenas" de millas de distancia. Agregó que cualquier cantidad de petróleo que pueda ser jalada hacia la corriente sería "diluida, degradada y erosionada significativamente".

De esta forma, ese petróleo probablemente llegaría a la costa, como ya lo hizo en algunos casos, en forma de "bolas de alquitrán". "No es como si hubiera un cantidad de petróleo masiva que deje una estela en las costas".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Los legisladores también cuestionaron a Lubchenco sobre una columna de petróleo independiente que han identificado los científicos muy por debajo de la superficie cerca del pozo fisurado.

Ella respondió que los investigadores han encontrado una "anomalía" debajo de la superficie que puede o no ser petróleo. Dijo que la NOAA estudia muestras de la sustancia y que tendrá más información "en unos días". Es poco probable que la columna sea ocasionada por los dispersantes que se están empleando para separar el petróleo, tanto en el agua como debajo de la superficie, dijo.

Ahora ve
Barcelona rinde homenaje a las 14 víctimas de los atentados
No te pierdas
×