Cinépolis aprovecha el ‘boom’ en Brasil

La cadena entra con 16 salas a un mercado más grande que el de México, pero con pocas opciones; el reto será la rentabilidad en un país donde existe una alta regulación en el sector.
cinépolis-brasil  (Foto: Especial)
Gustavo Stok

Cinépolis entra a Brasil, donde hay el doble de habitantes que en México y la mitad de salas de cine. El reto es aumentar la rentabilidad.

En junio, Cinépolis comenzará a rodar su propio largometraje en Brasil. Con una inversión de 5 millones de dólares (MDD), la cadena de cine inaugurará este año nueve salas con una capacidad total de 1,366 personas en el centro comercial Shopping Fiesta, en São Paulo, y otras siete en el Boulevard Shopping Belém, en la Amazonia.

La empresa de Alejandro Ramírez aprovecha que más brasileños están yendo al cine. “El cine en Brasil se convirtió casi en un servicio de élite. Pero en los últimos años esto cambió”, dice Paulo Sergio Almeida, director del sitio Filme B, especializado en el mercado cinematográfico.

La oportunidad de negocios es grande. Mientras en México hay una sala de cine por cada 20,000 habitantes, en Brasil hay una por cada 90,000. Sin embargo, la construcción de 72 centros comerciales en el mercado sudamericano en los próximos tres años podría acortar la diferencia.

"El crecimiento de espectadores en las salas de cine también da espacio para más cadenas”, dice João Passos Neto, director de Moviecom Cinemas, que tiene 85 salas en ese país.

Alta regulación

Sin embargo, la rentabilidad de las exhibidoras de cine en Brasil es baja, pues el mercado está muy regulado.

Existe una ley que les obliga a vender los boletos a mitad de precio para los estudiantes (que representan 73% de la audiencia). Esto, sumado a que tienen que pagar derechos de autor por los temas musicales de las películas y los ingresos que se destinan a productores y distribuidores, deja una rentabilidad promedio de “6% de los ingresos obtenidos por la venta de boletos”, dice Ricardo Difini Leite, presidente da Federação Nacional dos Exibidores Cinematográficos (Feneec).

En México, 55% de los ingresos de Cinépolis provienen de la taquilla.

El desafío de Cinépolis estará en buscar la rentabilidad con la venta de dulces y comida, un modelo muy diferente al de otras salas en Brasil, donde sólo se comercializan palomitas y refrescos.

Ahora ve
Los daños en Jojutla, el lugar más golpeado de Morelos por el sismo
No te pierdas
×