El futuro de Microsoft, en las ‘nubes’

La serie de descalabros de la tecnológica, y el ascenso de Apple, hacen dudar de su fuerza; pero una empresa con 37,000 mdd en efectivo y una gran base de usuarios aún está lejos de claudicar.
microsoft  (Foto: AP)
David Goldman
NUEVA YORK -

Últimamente se ha predicho mucho sobre las fatalidades de Microsoft, pero hay una buena razón para creer en un futuro exitoso para el gigante del software: dinero en efectivo. Microsoft tiene mucho, y cada trimestre hace miles de millones más.

Sin duda, la tecnológica ha tenido unas semanas difíciles. Su rival de antaño, Apple, superó a la compañía en valor de mercado, y la revelación de Steve Jobs del iPhone 4 fue un recordatorio de lo mucho que se ha rezagado Microsoft en el espacio de teléfonos inteligentes. Su presidente ejecutivo, Steve Ballmer, reconoció una vez más que la empresa está batallando en su división de entretenimiento, y Hewlett-Packard (HP), el socio más vital de Microsoft, optó por abandonar Windows 7 por el próximo competidor del iPad de HP: la tableta Slate, a favor del sistema operativo Web de Palm.

Los más pesimistas escriben los réquiem de Microsoft por su mísera participación en el mercado con sus tablet y teléfonos inteligentes, donde se predice el mayor crecimiento a futuro.

Pero esto es por lo cual las luchas de Microsoft no son tan épicas como algunos piensan: la firma está en excelentes condiciones financieras y está tomando una gran ventaja en la computación nube, y el efectivo para Windows y Office no desaparecerá pronto.

"Los informes sobre la caída de Microsoft no sólo son exagerados sino fuera de la realidad", dijo Laura DiDio, directora de análisis en ITIC. "Microsoft tiene un problema de percepción, pero en realidad tiene mucho a su favor".

El apalancamiento de finanzas fuertes

Microsoft se ha convertido en un conglomerado cuasi-tecnológico, con cerca de 9,000 productos en su portafolio. Eso ayudó a la compañía a cosechar 58,400 millones de dólares el año pasado. Sus ganancias en esas ventas son fuertes: Microsoft ganó 14,600 millones de dólares en 2009, lo que la convirtió en la segunda empresa más rentable de Estados Unidos, después de Exxon Mobil. Su margen de ganancias de 25% tiene el 14 puesto en Estados Unidos.

El gigante de software es la tercera compañía más valiosa en el mercado, después de Exxon y Apple, y tiene 37,000 millones de dólares en efectivo a la mano.

"Cualquiera con algo de inteligencia debe preguntarse cómo es que la gente puede escribir negativamente sobre Microsoft cuando está en tan buenas condiciones financieras", dijo DiDio.

La compañía empleó sus enormes ganancias para invertir fuertemente en investigación y desarrollo, lo que da una gran oportunidad para movilizarse en zonas donde se ha quedado atrás.

No ha tenido mucho éxito con esto en años recientes: el Zune fue una porquería monumental, y los esfuerzos de Microsoft en los negocios móviles no han tenido éxito. Aún así hay señales de que la gran inversión en investigación y desarrollo que ha realizado la compañía esté comenzando a rendir frutos, sobre todo en la nube.

Estrategias audaces para entrar a la nube

Google tomó un liderazgo anticipado en la nube, ofreciendo aplicaciones de negocios y al consumidor en la web. Pero por fin Microsoft respondió con fuerza: Office 2010 Live, que fue lanzado la semana pasada, es una aplicación mucho más productiva y funcional que la de cualquiera de sus rivales. Los usuarios por fin pudieron probar la experiencia tradicional del software de Office por medio de una aplicación en Internet.

Para los consumidores y pequeños negocios, Microsoft está ofreciendo una versión gratuita de Office en línea para competir con Google, lo que representa un cambio dramático en la estrategia de negocios. Y parece ser que está surtiendo efecto: antes del lanzamiento de Office Live, Google respondió agregando funcionalidad a sus aplicaciones de Docs.

Para los corporativos, la plataforma nube de Microsoft, Azure, permite a los negocios mover sus aplicaciones físicas en servidores remotos que son apoyados y ofrecidos por Microsoft. Eso permite a los trabajadores un acceso completo a sus aplicaciones e información desde casi cualquier lugar, y permite a las compañías mantener sus programas existentes, evitando que los departamentos de Tecnologías de la Información tengan que construir nuevas aplicaciones desde cero si quieren entrar a la nube. 

Los analistas dicen que la capacidad para integrar software físico con aplicaciones con base en la nube da a Microsoft cierta ventaja sobre sus competidores, como Oracle y Google, que ofrecen un enfoque de opciones excluyentes.

"Microsoft se está adelantando en el juego de la nube, y está en mucho mejor posición que su competencia", dijo Al Hilwa, analista en IDC. "Aprendió su lección gracias a sus errores en lo móvil, y ahora tiene mucho en juego en este negocio, pero Microsoft quiere asegurarse de estar bien posicionado para cambiar el rumbo de las cosas".

Las fuentes de efectivo siguen siendo viables

Microsoft tiene una presencia fuerte en software de servidor, bases de datos y videojuegos, y su participación en el mercado de búsquedas ha crecido once meses consecutivos desde el lanzamiento de Bing. Pero Windows y Office producen más de la mitad de los ingresos y ganancias de la compañía. Eso es lo que tiene tan alertas a los observadores de la industria: si la tecnología emergente eventualmente hace que esos flujos de efectivo se vuelvan obsoletos, el dominio de Microsoft se desvanecería muy pronto.

El recibimiento de Office 2010 ha sido fuerte, y Windows 7 ha vendido 100 millones de copias desde que fue lanzado en octubre. Pero los principales productos de Microsoft siguen dependiendo mucho de las PC: ahora Office está disponible en la web, pero todavía no funciona en el iPad. Windows 7 llegó tarde al juego móvil. Ballmer dijo que le gustaría que Windows 7 entrara pronto a una tablet, pero todavía no fija una fecha, y Windows Phone 7, la nueva plataforma móvil de Microsoft, no será lanzada sino hasta dentro de unos meses.

Es por eso que el cambio a los dispositivos móviles de Internet es una gran amenaza para Microsoft. Forrester Research espera que las ventas de computadoras tablet remplacen a las de las PC en Estados Unidos para el año 2013. La venta de teléfonos inteligentes también superará a la de las PC ese mismo año, según Gartner.

Aún así, no se espera que las PC mueran pronto. Gartner predice que los envíos de computadoras aumentarán 22% este año. El presidente ejecutivo de Apple, Steve Jobs, recientemente ligó la caída de las PC con la caída de los camiones: aún habrá muchos, pero cada vez serán menos. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero Microsoft depende mucho de la presencia que tengan las computadoras en los próximos años porque de eso depende gran parte de su negocio, sobre todo en las oficinas. Los clientes corporativos representan tres cuartas partes de las ventas de Microsoft.

"Las empresas se mueven más lento que los clientes, y Microsoft está bien posicionado en las empresas", dijo Hilwa. "Esa es una gran ventaja para Microsoft, porque les da tiempo para ajustarse a las tabletas y a los teléfonos inteligentes".

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×