‘Alex’ retrasa los trabajos de BP

Los destrozos que dejó el fenómeno a su paso frenaron las labores de limpieza en el Golfo; BP y autoridades de EU esperan reiniciar los trabajos este sábado.
HOUSTON (CNN) -

La primera tormenta de una temporada de huracanes del Atlántico que sería una de las más intensas en años dejó su marca en el derrame de crudo del Golfo de México, arrojando más crudo a playas y marismas, y obligando a BP a suspender tareas de limpieza.

BP y la Guardia Costera estadounidense dijeron que probablemente tendrán que esperar hasta el sábado para que la mayor parte de sus equipos vuelva a trabajar en el agua recolectando crudo, rociando dispersantes, rescatando animales salvajes y quemando petróleo.

Alex  se convirtió en tormenta tropical, pero autoridades y residentes en la costa estadounidense del golfo enfrentaban un repentino aumento de contaminación de petróleo en sus costas.

Robert Dudley, quién encabeza las tareas de restauración de BP en la costa del Golfo, dijo que las marejadas y vientos provocados por Alex estaban impulsando el avance hacia tierra firme de la extensa mancha de petróleo.

"Ha traído petróleo, desafortunadamente, desde la saliente de Florida a Luisiana, en este momento, en una cantidad mayor que la vista en los últimos días", dijo Dudley el jueves sobre los efectos de la tormenta, en una entrevista online en vivo con la cadena PBS.

Al igual que Dudley, el comandante de la Guardia Costera, Charles Diorio, dijo que duda de que las condiciones marinas se calmen lo suficiente para reanudar el viernes la limpieza a gran escala y las tareas de contención de la marea negra.

"Las operaciones posiblemente serán reducidas", dijo Diorio a los periodistas. "Esperamos que el mar comience a calmarse durante la jornada del viernes, y aún más al avanzar el fin de semana", agregó.

Esas operaciones, que involucran a casi 43,000 efectivos y más de 7,000 embarcaciones, fueron interrumpidas el martes luego de que las condiciones meteorológicas empeoraron al aproximarse Alex, la primera tormenta de la temporada 2010 de huracanes en el Atlántico.

Los meteorólogos han alertado de que la temporada 2010, que comenzó el 1 de junio, posiblemente será una de las más intensas en años, y que se podrían producir hasta cinco huracanes de gran potencia.

Cualquiera de ellos podría agravar seriamente el desastre ambiental y económico que desencadenó la explosión de la plataforma petrolera Deepwater Horizon el 20 de abril frente a la costa de Luisiana, en la que murieron 11 trabajadores.

Desde entonces, millones de litros de crudo han manado sin interrupción desde el fondo marino, deteniendo gran parte de la industria pesquera y el turismo de la región, contaminando playas y aniquilando la vida silvestre.

Aún faltan semanas para una posible interrupción total del flujo de petróleo desde el pozo averiado, y la imagen financiera de BP ha sufrido un enorme daño según avanza la crisis.

La capitalización de mercado de BP se ha reducido en cerca de 100,000 millones de dólares, y sus acciones han perdido más de la mitad de su valor desde que comenzó el derrame.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

El avance de Alex también empujó una gran parte de la mancha de crudo hacia el noroeste, en dirección de Misisipi y Luisiana, luego de una semana en la que el petróleo avanzó principalmente hacia el noreste, alcanzando las playas de la península de Florida.

 

Ahora ve
La renegociación de la deuda venezolana se complica con nuevo default parcial
No te pierdas
×