El millonario más reservado de México

Germán Larrea es uno de los hombres más ricos del país, dueño de Grupo México y con un bajo perfíl; conoce su historia, cómo consiguió su fortuna y el fin de su disputa con el sindicato de mineros.
minas  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Es el tercer hombre más rico de México y su empresa minera ha tenido una racha de publicidad negativa por la explosión de una mina de carbón y una larga huelga en un importante yacimiento, pero Germán Larrea logró mantenerse fuera de los reflectores, lo que ha cimentado su reputación como el magnate más reservado del país. Muy poco se sabe de Larrea, cuya compañía Grupo México aspira a recuperar su lugar entre los tres mayores productores de cobre en el mundo, aunque la mayoría de los mexicanos jamás ha escuchado su nombre e incluso las fotografías públicas en las que aparece son escasas.

El sindicato nacional de mineros culpa a Larrea por la huelga de tres años que mantuvo parada a la mina de cobre Cananea y por la muerte de 65 trabajadores en la explosión de otra mina en el 2006.

Sin embargo, Larrea no ha aparecido en público para responder a esas acusaciones.

En meses recientes, Larrea ha ganado dos batallas legales clave para el futuro de Grupo México, incluyendo un fallo que le permitió despedir a los huelguistas en Cananea.

Larrea tiene una fortuna que se estima en 10,500 millones de dólares en una posición muy cercana al magnate de las telecomunicaciones Carlos Slim, el hombre más rico del mundo.

En un cálculo anterior, Forbes lo ubicó en tercer lugar detrás de Slim y de Ricardo Salinas Pliego, quien maneja un imperio televisivo.

Mientras que Slim, Salinas Pliego y otros de los hombres de negocios más poderosos del país aparecen con regularidad en eventos y galas, pareciera que Larrea usa su fortuna e influencia para mantenerse alejado del ojo público.

"Les gusta salir, ir muchos a lugares, a cenas y a Los Pinos, pero con él este no es el caso", refirió un ejecutivo de la minera Grupo México, firma que ocupa el lugar 26 en el ranking de Las 500 de Expansión.

Fuentes de la industria y ex empleados declinan hablar con los medios sobre Larrea, quien jamás ha dado una entrevista ni una rueda de prensa.

Un analista en la Ciudad de México dijo que parece haber un pacto tácito entre el círculo más cercano a Larrea para mantener los detalles de su vida privada en secreto.

"Mantiene un perfil muy bajo, no ves sus fotos en las memorias de la empresa, no se quiere mostrar públicamente", dijo un empleado en Perú de Southern Copper, brazo minero de Grupo México sobre Larrea, al que describió como un "adicto al trabajo" que "toma decisiones rápidas e inteligentes".

Hijo del "Rey del cobre"

Larrea, quien se estima tiene 57 años, heredó Grupo México de su padre Jorge, quien era conocido como "El Rey del Cobre" por la astuta compra de las dos mayores minas de cobre del país al Gobierno.

Germán tomó el timón de la empresa antes de que su padre muriera a los 87 años en 1999, y actualmente es presidente del consejo de administración de la empresa, con su hermano Genaro como el número dos.

Germán Larrea ayudó al crecimiento de Grupo México con minas en Perú y en Estados Unidos, así como con vías férreas y negocios de construcción.

En un sondeo de Reuters entre 10 analistas, ocho dan una recomendación de "comprar" a las acciones de la minera, como muestra del éxito de Larrea al frente de la empresa.

Analistas esperan que las dos victorias recientes de Larrea en los tribunales eleven la producción de cobre de Grupo México en más de un millón de toneladas anuales.

Primero, Grupo México ganó en diciembre un juicio que le devolvió el control de la minera estadounidense Asarco, luego de pagar más de 2,000 millones de dólares para sacarla de la bancarrota tras años de litigios.

En medio de ese asunto, Larrea trató de evitar comparecer ante una corte en Texas en el 2008, empleando una deposición grabada, pero al final tuvo que comparecer, en una de sus contadas apariciones públicas.

En conflicto con Napoleón Gómez

En México, la empresa se ha visto enfrascada en una cruenta batalla contra el sindicato de mineros en Cananea, en donde más de 1,000 trabajadores se fueron a la huelga en julio del 2007.

La huelga se prolongó al tiempo que el sindicato y los abogados de la empresa peleaban por la legalidad de la protesta en los tribunales, pero este año Grupo México ganó un fallo final le permitió despedir a los huelguistas.

Con apoyo de la policía federal, la empresa recuperó en junio el control de la mina ubicada cerca de la frontera con Arizona, pero ha tenido que emplear camiones y un acceso especial para que los contratistas puedan entrar y evitar choques con miembros del sindicato.

La huelga enfrentó a Grupo México con el líder sindical Napoleón Gómez, quien al igual que Larrea, el puesto le fue heredado por su padre.

"El padre del Germán era un hombre muy difícil para la negociación, pero tenía una gran ventaja respecto de Germán Larrea, era un hombre que tenía palabra", dijo Gómez en una entrevista telefónica desde Canadá, en donde vive para evitar cargos de malversación de fondos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La decisión de Larrea de mantener un perfil bajo tiene un costo cuando las acusaciones contra su persona quedan sin respuesta, como una manta hecha por el sindicato y que a menudo colocan frente a las oficinas corporativas de la empresa en una importante avenida de la Ciudad de México.

En la manta aparece una foto borrosa de Larrea con la palabra "asesino" escrita en letras rojas, en referencia a los 65 trabajadores muertos en una explosión en la mina de carbón Pasta de Conchos en el 2006. La mayoría de los cadáveres de los mineros permanece en las entrañas de la mina, por el riesgo que implica recuperarlos.

Ahora ve
Expertos japoneses llegan a México para ayudar en las labores de rescate
No te pierdas
×