Federico Toussaint, un CEO que se atreve

El director de Lamosa revivió a su empresa y la convirtió en un líder mundial; su estilo de management se ha basado en riesgos y en la humildad para aprender de otros.
federico-toussaint-ceo  (Foto: Selma Fernández)
Regina Moctezuma

Dar con un CEO que haya comprado una compañía más grande que la suya, es una misión difícil que se complica aún más cuando la empresa que dirige tiene más de 120 años y es familiar. Pero Federico Toussaint, director de Lamosa, la productora de revestimientos cerámicos más grande del mundo, encaja perfectamente en el molde.

Así lo deja ver en la edición Julio-Agosto 2010 de la edición especial de CEO de la revista Expansión . Cuando asumió el cargo en 1993, la empresa vendía 80 millones de dólares. Hoy, 17 años después, factura 650 millones de dólares al año.

"Algo hemos hecho", dice sonriendo uno de los pocos empresarios que puede presumir de haberse atrevido a comprar una empresa de la que se estaba deshaciendo el hombre más rico del mundo: Porcelanite, que hasta 2008 estuvo en manos de Carlos Slim.

Toussaint, quien se integró a la empresa familiar luego de que un cazatalentos lo señalara como "el mejor candidato" de entre profesionales familiares y externos, ha ido marcando su propio estilo de management. Ha sabido identificar las oportunidades en el mercado, estar atento de lo que pide el cliente y constituirse como un líder que consigue resultados y que se preocupa por sus empleados.

Con estos elementos y su confianza para tomar riesgos, Federico Toussaint ha logrado romper los paradigmas y transformar a una empresa que estaba estancada, en el líder del mercado mexicano de producción de pisos, con 56% de participación.

Con el consejo incondicional de su ex jefe en la petroquímica, Toussaint consiguió el apoyo de los accionistas de Lamosa (principalmente familiares) para comprar Porcelanite, y lo mantuvo durante la crisis que pegó pocos meses después de la adquisición.

"Federico nunca tuvo miedo", recuerda Iván Becka, su consejero de cabecera, quien hasta hace poco viajaba una vez al mes desde San Antonio, Texas para guiar a Toussaint.

Lamosa no sólo consiguió salir bien librada de la crisis económica, sino que se prepara satisfacer la demanda de sus clientes que cada vez más piden productos de temporada, lo que ha hecho que el 75% del negocio de esta empresa sea la remodelación.

Federico Toussaint es admirado por el círculo empresarial regiomontano y nacional, pues "ha pasado por casi cualquier organismo empresarial", dice Eugenio Garza Herrera, director de Xignux y amigo del empresario desde los 14 años.

Aunque su trabajo como director de Lamosa es cada vez más demandante, Federico Toussaint siempre reserva tiempo para hacer lo que le gusta: tomar fotos, cazar y pasar tiempo con su familia.

Ahora ve
La detención de dos líderes independentistas enciende los ánimos en Cataluña
No te pierdas
×