David Sokol, ¿el heredero de Buffett?

El presidente de MidAmerican, filial de Berkshire Hathaway, es una pieza esencial para el inversor; Sokol logró que el intento de adquisición de Constellation Energy redituara un total de 1,200 mdd.
david sokol.jpg  (Foto: CNNMoney)
Brian Dumaine

Un día después de que la firma financiera Lehman Brothers colapsara en septiembre de 2008, David Sokol advirtió que las acciones de Constellation Energy se hundían. Llamó a su jefe, Warren Buffett, y le dijo "Veo una oportunidad ahí". Buffett, que también había percibido lo mismo, le respondió "vamos por ella."

La empresa Constellation poseía grandes cantidades de contratos de futuros en el sector energético que habían ido mal, y estaba al borde de la bancarrota. Sokol, como presidente de MidAmerican Energy Holdings (filial del conglomerado Berkshire Hathaway), conocía a la compañía y vio una oportunidad para comprar activos a un precio de ganga. El acuerdo, sin embargo, debía hacerse en un lapso de 48 horas o Constellation tendría que declararse en quiebra.

Sokol tomó un avión, voló a Baltimore y se reunió con el CEO de Constellation, Mayo Shattuck III. Ambos llegaron a un acuerdo esa misma noche para comprar la empresa por 4,700 millones de dólares (mdd), evitando así la bancarrota.

En semanas, incluso antes de que la adquisición se completara, la administración de Constellation recibió una oferta de Électricité de France que le pareció más atractiva. Sokol estuvo de acuerdo en renunciar a la empresa, pero ganó para Berkshire 1,200 mdd como comisión por cancelación de la operación.

Cuando los inversionistas piensan en Berkshire Hathaway piensan, desde luego, en Warren Buffett y su historial como CEO que está muy atento pero interviene poco. Buffett le da libertad de acción a los altos cargos de su colección de empresas (desde la aseguradora Geico, a los restaurantes Dairy Queen, a la empresa de pinturas Benjamin Moore, pasando por el diario Buffalo News y al alquiler de aeronaves NetJets).

Pero incluso en el imperio de Buffett algunas veces los CEOs se equivocan, las empresas necesitan una reparación o una operación debe hacerse rápido... para esas ocasiones, Buffett recurre a su hombre de confianza: David Sokol.

De todos los tenientes de su ejército empresarial, Sokol (de 53 años) es el que más se menciona como heredero de Buffett, si bien el aludido minimiza esas especulaciones. En el prólogo del libro que Sokol escribió, ‘Pleased but not Satisfied' (Contento pero no satisfecho), Buffett dice "Es como el Ted Williams de la gestión empresarial, con un promedio de bateo de .406."

Buffett conoció a Sokol en 1999, cuando Berkshire compró MidAmerican, una empresa eléctrica de Iowa que Sokol había adquirido en 1991. En la actualidad MidAmerican representa el 10% de los ingresos de Berkshire (11,400 mdd) y Sokol la preside.

En 2007, Buffett le pidió a Sokol que consiguiera a la compañía de impermeabilizantes Johns Manville, y éste lo hizo. En 2008 le pidió que volara a China para gestionar la inversión en BYD, fabricante de baterías y autos eléctricos. Sokol valoró la situación y Berkshire invirtió 230 mdd para adquirir el 10% de la empresa. Esa participación vale hoy 1,500 mdd.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En abril de este año, cuando Buffett estaba preocupado por una enmienda senatorial a la ley de reforma financiera (una provisión que exigía a Berkshire y a otras empresas  respaldar con colaterales sus derivados existentes), fue Sokol quien defendió su caso. Buffett ganó el debate.

El verano pasado, Buffett le asignó a Sokol lo que quizás sea la mayor misión de su carrera: cambiar el rumbo de la empresa NetJets. La compañía, que se dedica a la venta y renta de jets, perdió 711 mdd el año pasado. Hoy, la empresa es rentable

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×