ASSA alerta por quiebra de Mexicana

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación teme que la medida genere un hueco en el mercado; este factor impediría a Aeroméxico y Aeromar atender a los usuarios afectados, advierte.
mexicana de aviación  (Foto: AP)
CIUDAD DE MÉXICO (Agencias) -

Declarar la quiebra de Mexicana de Aviación derivaría en un efecto dominó en perjuicio del sector, advirtió la secretaria general de la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA), Lizette Clavel.

Expuso que al salir la empresa del mercado quedaría un "hueco" en las rutas que el resto de las aerolíneas no podrían cubrir, pues a excepción de Aeroméxico y Aeromar, todas serían de bajo costo.

Clavel rechazó que las rutas de Mexicana de Aviación las tomaría otra línea aérea, "eso es falso: ninguna de las compañías existentes, ni Aeroméxico, ni Volaris, ni Interjet tendrían la capacidad para llenar ese hueco".

Es por ello que ante la actual situación, sugirió instalar una mesa de negociación en la que participen las secretarías de Comunicaciones y Transportes (SCT), por ser cabeza del sector aeronáutico, y del Trabajo y Previsión Social (STPS), dado el impacto que habría en los contratos colectivos y en el futuro laboral de pilotos, sobrecargos y personal de tierra.

"Lo que están haciendo es una distorsión muy forzada del mercado para llevar a la aviación por vía de los particulares, no por la del Gobierno, lo cual es una especie de modelo que no precisamente resulta la mejor opción", expuso.

Los propietarios de la compañía, dijo, encabezados por Gastón Azcárraga, "desmembraron" a Mexicana para pasar a sus filiales Mexicana Click y Mexicana Link la mayor cantidad de las rutas, "de tal suerte que las otras aerolíneas no pueden simplemente frotarse las manos, lo que quede será muy poco y se deberá distribuir entre ellas".

En ese sentido, la dirigente gremial dijo que ASSA insistirá en que Mexicana de Aviación transparente sus ingresos, pues el grupo empresarial que maneja la empresa no plantea salirse del negocio de la aviación, sino quedarse con las aerolíneas de bajo costo.

"Hacer eso significaría degradar a nuestra aviación y hacerla menos competitiva", lamentó.

Planteó que Aeroméxico podría quedar fuera del mercado, por lo que sólo habría empresas de bajo costo, "no el modelo que todos conocemos de Interjet y Volaris, sino uno depredador en que el mercado mexicano no da para tantas compañías aéreas".

Respecto a las propuestas de Mexicana para evitar la quiebra, la secretaria general de ASSA consideró injustificable pretender que la aerolínea se salve únicamente si se reducen los costos laborales, pues "cualquier negocio en el mundo depende de los ingresos, del flujo de efectivo".

Por su parte, Manuel Borja, director de Mexicana, dijo que la compañía debe reducir sus costos laborales o está destinada a desaparecer

"La alternativa real es tener contratos colectivos que sean competitivos. Y si ellos (los sindicatos) dicen 'no', entonces la empresa no es viable y no puede seguir existiendo", advirtió Borja en declaraciones a Radio Fórmula.

Las modificaciones contractuales son parte de una reestructuración más amplia propuesta a sus sindicatos, que incluye ajustes a la plantilla laboral, rutas e itinerarios.

Los pilotos rechazan cambiar sus contratos y salarios debido a que desde el 2006 firmaron acuerdos para elevar la productividad con ahorros anuales por 50 millones de dólares.

Borja dijo que las otras alternativas que analiza Mexicana son vender la aerolínea a los sindicatos de pilotos y sobrecargos o solicitar a una corte protección por bancarrota, un procedimiento llamado "concurso mercantil".

La firma, que vuela a 50 ciudades en México, Centro y Sudamérica, el Caribe y Europa, transportó 11.1 millones de pasajeros en el 2009.

Borja dijo que dos ofertas que se presentaron a los sindicatos de pilotos y sobrecargos para venderles la aerolínea fueron rechazadas el fin de semana.

El rechazo se debió principalmente a que las ofertas no incluían ceder a los sindicatos la marca "Mexicana", con 89 años en el mercado, dijo por su parte el líder del sindicato de pilotos, Fernando Perfecto, también a Radio Fórmula.

El dirigente argumentó que la difícil situación de la aerolínea se debe a una mala administración y a que los accionistas no han realizado las inversiones de capital que prometieron cuando compraron la compañía.

Mexicana y otros activos fueron vendidos por el Gobierno en 2005 al grupo hotelero local Posadas en 165 millones de dólares.

Más tarde, el grupo fue vendiendo participaciones accionarias a varios empresarios mexicanos.

El directivo comentó que inversionistas locales y extranjeros desean participar en la aerolínea siempre y cuando baje sus costos laborales, que representan un 20 por ciento del total.

Grupo Mexicana, que también controla a las aerolíneas filiales Click y Link, buscó colocar este año un bono por 250 millones de dólares garantizado en parte por el banco estatal de fomento Bancomext, pero la entidad no respaldó la emisión y el plan se vino abajo.

Mexicana de Aviación tiene una deuda total de 10,000 millones de pesos (796 millones de dólares) y activos por 11,000 millones de pesos, dijo Borja.

Con información de Notimex y Reuters

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×