Quiebra de Lehman entristeció a Bernanke

El presidente de la Fed dijo que la caída del banco fue inevitable por aspectos legales; Bernanke dijo que la recién aprobada reforma financiera ayudará a reducir riesgos similares.
bernanke.jpg  (Foto: AP)
WASHINGTON (CNN) -

El presidente de la Reserva Federal estadounidense, Ben Bernanke, dijo el jueves que no pudo evitar la quiebra del banco Lehman Brothers por aspectos legales y señaló que la catastrófica bancarrota de la empresa en el 2008 fue una fuente de tristeza.

En una audiencia ante una comisión del Congreso que examina las causas de la peor crisis financiera en 80 años, Bernanke dijo que la reciente reforma financiera ayudaría a reducir los riesgos en el futuro, siempre y cuando los reguladores avancen en su implementación.

"Fue con gran renuencia y tristeza que admití que no había ninguna opción" para salvar a Lehman, dijo Bernanke.

"Nunca hubo una discusión que dijera 'esto es como podemos salvar a Lehman, ¿lo hacemos o no?'. La discusión fue 'no hay manera' y esa fue mi creencia y fue así como actué, porque, como he dicho, si hubiera podido hacer algo para salvarlo, lo habría salvado".

La comisión sobre la crisis finaliza el jueves dos días de sesiones enfocados en las empresas "demasiado grandes para quebrar", cuyo colapso podría desestabilizar a la economía global.

El panel de 10 miembros deberá entregar un informe sobre la crisis financiera el 15 de diciembre.

El miércoles, el presidente de la comisión Phil Angelides cuestionó el rol de la política en la decisión de septiembre del 2008 de no rescatar a Lehman Brothers, cuya quiebra generó pánico en los mercados globales y derivó en la peor recesión global desde la Segunda Guerra Mundial.

La Fed ha insistido que no tenía poderes para rescatar al banco debido a que la firma carecía de capital para obtener créditos suficientes que le permitieran evitar el colapso.

"Cualquier intento de prestarle a Lehman dentro de las leyes habría sido en vano y sólo habría dado como resultado la pérdida de dinero", dijo Bernanke.

"La única forma en que habríamos podido salvar a Lehman habría sido violando las leyes (...) Deseaba que hubiéramos podido salvar a Lehman y lo intentamos con mucha, mucha fuerza, pero esto estaba más allá de nuestra capacidad", agregó.

La crisis financiera, que comenzó con los créditos hipotecarios de mal desempeño, llevó a la quiebra, el rescate o la compra por parte del Gobierno de grandes instituciones financieras como Bear Stearns, Lehman Brothers, Wachovia y Washington Mutual.

Los costosos rescates fueron duramente criticados por los votantes, y muchos políticos siguen pagando el precio de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

Difícil dividir bancos

Bernanke dijo que las normas de capital y liquidez más estrictas, un régimen para liquidar de manera ordenada una firma de mal desempeño y los requisitos para que la mayoría de los derivados entren en cajas de compensación, fortalecerán al sistema financiero y ayudarán a abordar el problema de las entidades demasiado grandes para quebrar.

La reforma regulatoria creada para evitar una repetición de la crisis obliga a las grandes corporaciones a establecer un "testamento en vida" sobre cómo podrían ser desmanteladas de manera segura de ser necesario.

La presidenta de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos, Sheila Bair, dijo que si estos planes no son considerados creíbles, los reguladores pueden dividir las entidades.

"El Gobierno tendría el poder de dividir una institución para que esta no cree riesgos indebidos en el sistema financiero", dijo en su testimonio.

"Si la implementación no se lleva adelante de manera adecuada, las reformas podrían ser ineficientes a la hora de evitar una crisis en el futuro o evitar que ocurran turbulencias en el mercado financiero", añadió.

Dividir los bancos que no logren crear planes creíbles de liquidación es un último recurso que sólo se tomaría si, durante dos años, las empresas ignoran otras instancias para crear planes creíbles", agregó.

Antes de escindir una empresa, Bair dijo que los reguladores podrían imponerle requisitos más exigentes de capital, liquidez y apalancamiento.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×