La NFL anota un ‘touchdown’ en precios

El valor de los boletos para los partidos tiene fuertes aumentos a pesar de la debilidad económica; una entrada para ver a los Santos de Nueva Orleans vale 404 dólares, un aumento de 264%.
Jets  (Foto: CNN)
Charles Riley
NUEVA YORK -

El precio promedio de un boleto para un juego de futbol americano subió 4.5% este año, a 76.47 dólares, incluso cuando a varios equipos ya les costaba trabajo llenar asientos.

El aumento llega en gran parte a expensas de los fanáticos de los Gigantes y de los Jets de Nueva York, quienes enfrentan aumentos en boletos por 38.1% y 26.0% respectivamente. Ambos escuadras juegan en un estadio nuevo de 1,600 millones de dólares en Nueva Jersey.

Pero los precios subieron más, a pesar de que 15 equipos de la NFL mantuvieron sus precios o los bajaron, según una encuesta realizada por Team Marketing Report, un grupo que observa precios de boletos.

De hecho, sólo 9 de los 32 conjuntos de la NFL tienen precios por encima del promedio de la liga, con los seguidores de los Patriotas de Nueva Inglaterra tendiendo que pagar el máximo de 117.84 dólares por boleto.

David Carter, director ejecutivo del Instituto de Negocios Deportivos de la USC, dijo que la difícil economía seguramente tiene que ver con las decisiones de precios de la gerencia, y que algunos equipos amortiguan el golpe del aumento de precios con descuentos en concesiones o en estacionamientos.

Pero los fanáticos que compran boletos como parte de algún paquete de temporada deberían sentirse afortunados. El aumento del boleto promedio se ve diminuto en comparación a los de la reventa.

El precio promedio de un boleto en reventa subió más de 100 dólares con respecto al año pasado, según datos de FanSnap, una página web que sirve como motor de búsqueda para boletos en reventa por Internet.

El éxito en la cancha parece subir los precios aún más. Los boletos para juegos del actual campeón, los Santos de Nueva Orleans subieron 264%, hasta alcanzar un promedio de 404 dólares.

Pero los altos precios pueden ser un problema para los equipos, ya que podría provocar más asientos sin vender y menos transmisiones por televisión. Si los boletos no se venden hasta 72 horas antes del partido, no se transmitirá en el mercado local del equipo.

Un equipo ya quedó sin una transmisión: los Bucaneros de Tampa Bay ya ofrecen descuentos para aumentar la asistencia de la gente.

Según el vocero del equipo, Jonathan Grella, el problema de las ventas se debe a las condiciones económicas.

"Esta área está luchando, desafortunadamente," dijo Grella. "Esperamos que cuando las condiciones económicas mejoren, nuestros fans regresen al estadio."

 

 

Ahora ve
El eclipse total de Sol del 21 de agosto próximo cubrirá una franja de EU
No te pierdas
ç
×