Defrauda a banco francés, va a prisión

Jérôme Kerviel cumplirá una pena de 5 años y deberá reembolsar 6,800 mdd al Société Générale; el sentenciado, de 33 años de edad, fue encontrado culpable de abuso de confianza y falsificación.
Jerome Kerviel  (Foto: CNN)
PARIS (CNN) -

Un tribunal de París condenó este martes al ex agente de bolsa del banco Société Générale, Jérôme Kerviel, a 5 años de prisión, con dos en suspensión, por su rol en un escándalo por operaciones, y ordenó que le reembolse al banco 4,900 millones de euros (6,800 millones de dólares).

El ex operador, de 33 años de edad, fue encontrado culpable de abuso de confianza, abuso de computadora y falsificación.

Los jueces dijeron que Kerviel no había recibido una autorización tácita de sus superiores para especular en exceso, y que las propias deficiencias de SocGen no lo exoneraban de sus obligaciones como operador profesional.

El tribunal dijo también que Kerviel sabía exactamente lo que estaba haciendo al excederse en su competencia como agente y que buscaba esconder sus posiciones de operaciones.

"Kerviel, a sabiendas, fue más allá de su cometido como operador", dijo el juez Dominique Pauthe al tribunal.

Kerviel deberá pasar tres años en prisión, con los restantes dos de su condena en suspensión condicional de la pena. La fiscalía había pedido que el acusado cumpliera al menos cuatro años tras las rejas y uno en suspenso.

El abogado de Kerviel, Olivier Metzner, declaró a periodistas que apelaría el fallo.

"Es un veredicto totalmente sin sentido, que exonera al banco de toda culpa," dijo Metzner al término de la sesión.

Considerando el actual sueldo mensual de Kerviel de 2,300 euros, que gana como consultor de tecnología, le tomaría más de 170,000 años devolver el dinero a Societe Generale.

Línea decisiva

El veredicto del martes traza una línea decisiva para SocGen, que ha trabajado duro para limpiar su imagen y para endurecer los controles de riesgo desde que estalló el escándalo, en el 2008.

El banco había sostenido que Kerviel actuó sólo tomando posiciones no autorizadas por 50,000 millones de euros, las que la firma desarmó a un costo de 4,900 millones de euros.

En el fallo, de 73 páginas, se establece que las acciones de Kerviel fueron resultado de una "estrategia escondida, atribuible sólo y exclusivamente a él mismo."

El representante de Societe Generale, Jean Veil, dijo a la prensa que el veredicto reconocía que el banco no estaba cubriendo el sistema "fraudulento" de Kerviel y que no tuvo ningún papel en la creación de sus "mentiras, mecanismos y documentos fraudulentos".

Kerviel no negó haber tomado posiciones riesgosas y que mintió para cubrirse, pero aseveró que sus superiores sabían lo que él estaba haciendo. Durante su juicio, su abogado lo presentó como un inocente títere, corrompido por un banco que lo presionaba.

Ahora ve
Las saudíes esperan con ansias junio de 2018 para su nueva revolución
No te pierdas
×