VW ‘arranca’ pensamientos en grande

La automotriz alista una estrategia para triplicar sus ventas en el mercado estadounidense; mientras en 1970 poseía 7% del mercado, su participación en la última década se ubica en 2%.
Volkswagen  (Foto: AP)
Alex Taylor III

Volkswagen -que antes pedía a sus clientes que "pensaran en pequeño"- está pensando en grande. Algunos hasta dicen que piensa en ostentoso.

El grupo VW, hoy en día la segunda mayor automotora del mundo en cuanto a número de autos producidos, declaró su intención de convertirse en el líder mundial, por encima de Toyota para el 2018. Lo importante de este plan es su ambicioso objetivo de triplicar las ventas en EU, que ha sido un eslabón débil en las operaciones mundiales de VW.

Va a ser todo un desafío. En 1970, cuando el vocho estaba en su apogeo, VW vendió 569,696 coches, lo que conformaba 7% del mercado.

Golpeada por la competencia japonesa y coreana, tipos de cambio poco favorables y una red concesionaria débil, no ha llegado ni cerca.

En la última década, las ventas de VW en EU han caído de 358,429 en el 2000 a 213,454 en 2009, sólo 2% del mercado (3% si incluyes Audi, la marca de lujo de VW). Deutsche Bank estima que VW ha perdido más de 600 millones de dólares al año en Norteamérica desde el 2003; en esa región el año pasado, las ganancias fueron de 15,200 millones de dólares.

Es lo opuesto de VW en el resto del mundo, donde la empresa ha sido un centro neurálgico. Es la automotora número 1 en Europa, la primera extranjera en China, y actualmente está en segundo lugar en Brasil. Los mercados emergentes de rápido crecimiento ya componen casi la mitad de sus ventas; eso representa el porcentaje más alto de la industria, y la razón por la que Goldman Sachs lo califica como uno de los tres potenciales ganadores a largo plazo en la industria, junto con Toyota y Fiat.

Pero VW necesita esforzarse más si quiere atrapar clientes en EU. Ha estado menos dispuesto que las automotoras asiáticas a modificar sus diseños para los compradores estadounidenses, y la calidad sigue siendo un punto flaco; los coches de VW aparecen casi al final de las encuestas de J.D. Power de calidad inicial y confiabilidad de 3 años. "VW necesita pasar más tiempo comprendiendo el consumidor estadounidense," dice George Peterson de AutoPacific, una empresa de investigación automovilística.

Para levantar sus operaciones en EU, VW creará modelos más específicos para ese mercado y abrirá una nueva planta de ensamblaje en Chattanooga.

A mitad de septiembre llamó a Jonathan Browning, ejecutivo veterano de la industria, antes en GM y Ford, para que dirigiera sus operaciones norteamericanas.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿VW trata de abarcar demasiado? Las últimas dos automotoras que alcanzaron el número 1 fueron Toyota y General Motors. Las ambiciones de ambos los condujeron  a problemas que los han perseguido desde entonces.

 

Ahora ve
Tras el paso de Irma, Barbuda quedó deshabitada por primera vez en 300 años
No te pierdas
×