Ballmer: el jefe ‘incómodo’ de Microsoft

Una encuesta revela que sus empleados quieren a la tecnológica, pero no a su presidente ejecutivo; la firma ha perdido brillo en la última década frente a compañías como Apple y Google.
steve ballmer ceo microsoft conferencia d  (Foto: Cortesía Fortune)
David Goldman -

El presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, es una figura polarizadota, no sólo para los inversionistas de Microsoft, sino también para los empleados de la empresa.

Una encuesta a más de 1,000 empleados de Microsoft realizada por Glassdoor.com muestra que sólo 51% del personal de Ballmer aprueban su desempeño como presidente ejecutivo.

Eso es algo revelador, considerando que los empleados de Microsoft dicen querer a la empresa. La tecnológica obtuvo el lugar número 51 en la lista de Fortune de las 100 mejores empresas para trabajar, y el personal del gigante del software calificó su satisfacción con un promedio de 3.5 de 5 en la encuesta de Glassdoor. Es significativamente más alto que las calificaciones de otros gigantes de la tecnología como Hewlett-Packard, IBM, Oracle, Dell y Cisco Systems, y sólo un poco más abajo que el 3.8 que los empleados dieron a Apple y Google.

Pero como el cabeza de la empresa, Ballmer no ha podido encontrar el mismo tipo de cariño y admiración.

Algunos en Wall Street llevan años pidiendo su cabeza. Desde que Ballmer tomó las riendas de Bill Gates como presidente ejecutivo en 2000, la acción de Microsoft ha sido cortada casi a la mitad. A pesar del fuerte desempeño financiero este año y de las asombrosas ventas de Windows 7, Office 2010 y productos de nube para clientes corporativos, las acciones de Microsoft han bajado 20%.

Y las cosas no han mejorado para Ballmer últimamente. Microsoft reveló el viernes pasado en un incidente judicial que Ballmer sólo obtendría la mitad de su bono potencial este año, debido a fallas en productos para el consumidor. La mesa directiva mencionó "el lanzamiento infructuoso del teléfono Kin, la pérdida de participación en el mercado de la telefonía celular de la empresa y la necesidad de la empresa de innovar para sacar partido de los factores de formas nuevas."

Lo último, sobre "factores de formas" es una forma de decir "¿dónde están nuestros tablet?"

Ballmer podría estar en un momento decisivo. El 11 de octubre en Nueva York, Microsoft lanzará su nueva plataforma móvil, Windows Phone 7, al público. También se espera que la empresa hable de su estrategia para los tablet.

Microsoft tendrá éxito en ambas áreas (smartphones y tablets) si logra mantener su dominio en el futuro.

"Este es un momento bastante crítico para Microsoft, sobre todo porque vemos un cambio de gente que quiere acceder a la tecnología que necesitan de cualquier dispositivo," dice Rebecca Wettemann, analista de Nucleus Research. "El ganador en este espacio será quien puede darle al consumidor un juguete que también sea una buena herramienta de negocios para las manos de un trabajador."

Apple y Google ya tienen ventaja en los móviles, y la iPad de Apple reconfiguró la categoría de las tablet, dejando a Microsoft desesperada por alcanzarlos.

Microsoft no ha podido arrancar en el mercado móvil con su plataforma de smartphone. De hecho, el pronóstico para el futuro de Windows Mobile fue tan malo que Microsoft descartó la plataforma por completo y empezó de cero con Windows Phone 7.

Mientras tanto, Ballmer mató la tablet en el que Microsoft había estado trabajando antes del lanzamiento de la iPad. Prefirió dejar que los fabricantes crearan tablets que pudieran correr el sistema operativo de escritorio de Microsoft, Windows 7.

Incluso con estas batallas, el puesto de Ballmer parece estar a salvo en el plazo cercano. Los analistas le dan crédito por el fuerte desempeño financiero de la empresa, y por dar vuelta a Microsoft luego de la debacle de Windows Vista.

"En el mercado móvil y de tablets, Microsoft sin duda llegó tarde, pero el juego empezó hace poco," dice Colin Gillis, analista de BGC partners. "No hay un momento decisivo. Yo lo comparo con una boda: la boda es un día, pero el matrimonio es toda una vida".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Pero hay quienes creen que el hecho de que Ballmer no haya sacado adelante a Microsoft con los dispositivos que importan más para el futuro dice lo suficiente como para poner a la mesa directiva de Microsoft a pensar en alguien más para el puesto.

"Larry (Ellison, CEO de Oracle) tiene Fusion y (CEO de Apple, Steve) Jobs tiene la iPad, pero Microsoft ha estado desarrollando cosas por un tiempo sin lanzar al mercado", dice Wettemann. "Es el tipo de cosas que marca un cambio con liderazgo".

Ahora ve
Cinco consejos para viajar aunque no tengas mucho dinero
No te pierdas
×