Conoce al ‘enemigo’ de los MBAs

Josh Kaufman, empresario de 28 años, afirma que el diploma MBA no garantiza trabajo y buen sueldo; alrededor de 5,000 entre los 200,000 graduados son contratados por las principales empresas.
Josh Kaufman mbas  (Foto: Cortesía Fortune)
John A. Byrne

Si Josh Kaufman hubiera estudiado negocios, quizás se habría graduado este año con una maestría en administración de negocios (MBA, por sus siglas en inglés) de Harvard o Stanford. Pero Kaufman, empresario de 28 años de edad y ex gestor de marcas para Procter & Gamble, cree que la escuela es una pérdida de tiempo y dinero. Afirma convencido que los programas de MBAs se han vuelto tan caros que los estudiantes deben "hipotecar sus vidas" y "endeudarse terriblemente" para obtener "básicamente un pedazo de papel". Kaufman cree que los programas de MBAs enseñan "varios conceptos y prácticas, sin utilidad y anticuados".

Y si eso no es suficiente, afirma que un MBA no garantiza un trabajo con sueldo, o que una persona se convierta en un líder o gestor hábil.

Critica los MBAs

Kaufman se ha vuelto el crítico más fuerte de las escuelas de negocios. Es el fundador de PersonalMBA.com y autor del libro The Personal MBA, que se publicará pronto; es un apasionado defensor de la educación auto-dirigida. En vez de pagar 350,000 dólares en una matrícula y poder ir a Harvard, Stanford o Wharton, Kaufman dice que la mejor forma de aprender negocios es leyendo libros de negocios clásicos y por tu propia cuenta.

Su epifanía llegó hace cinco años, cuando trabajaba en P&G en Cincinnati como asistente de gestor de marcas para la división de Cuidado del Hogar. Se unió a la compañía al salir de la Universidad de Cincinnati gracias al programa de cooperación educativa de su escuela. Casi todos sus compañeros y gestores presumían su MBA.

Para superar la intimidación y para prepararse para el puesto, comenzó a leer, y a leer, y a leer, libros de texto como Essentials of Accounting y Competitive Strategy, del profesor de Harvard, Michael Porter, y The Effective Executive, del gurú de la administración, Peter Drucker. Tras volverse autodidacta, sintió que encajaba. "Pude entrar a las juntas y mantener mi postura con gente graduada de Stanford o Wharton, y fue muy emocionante", dijo.

Las invaluables experiencias de la vida real

En marzo de 2005, Harvard revocó la admisión de 119 solicitantes que habían hackeado el sistema computacional de la escuela para ver si habían sido aceptados antes de recibir la noticia oficial. Kaufman leyó sobre el incidente en un blog del autor de negocios Seth Godin, quien tuvo una opinión inusual del acontecimiento.

Godin pensó que Harvard estaba dando a los solicitantes un regalo: la escuela les iba a rembolsar 150,000 dólares en matrículas y dos años de sus vidas. "A menos que quieran ser consultores o banqueros (donde un grado de MBA no es más que el boleto de admisión), me es difícil entender por qué les parece que es una buena inversión de tiempo y dinero, más allá de la experiencia real combinada con la lectura dedicada de 30 o 40 libros".

Kaufman dice que en ese momento se dio cuenta de que el proyecto en el que había estado trabajando desde hacía algún tiempo podría ser verdaderamente útil para muchas otras personas. Kaufman se considera a sí mismo un "educador de negocios independiente". 

En cuestión de días creó una lista de recomendaciones de libros que podrían crear la base de un "MBA Personal" y autodidacta, la subió a la web y, de pronto, una serie de usuarios se apresuró a verla. Kaufman creó un manifiesto para explicar la idea a los recién llegados, y les propuso que "no fueran a la escuela de negocios", sino que se educaran a ellos mismos. Y así nació un crítico serio de los MBAs.

Kaufman dejó su trabajo en P&G en 2008, y se mudó a Fort Collins, Colorado, para empezar su negocio, con asesorías uno a uno y consultando por más de 1,000 dólares al mes, con lo que creó un curso de 12 semanas en línea, en vivo, y en video, por 997 dólares. Su sitio web, PersonalMBA.com, presenta lo que él considera los 99 mejores libros de negocios que dan a conocer los principios básicos de los negocios, y una comunidad donde los usuarios pueden discutir ideas entre sí.

El primer libro de Kaufman, que será publicado en diciembre por la editorial Penguin's Portfolio, presenta su caso anti-MBA y destila los puntos básicos de los negocios a partir de cientos de libros que ha leído. Kaufman afirma que ya está logrando lo que un graduado de una MBA en Harvard pudo haber hecho al trabajar en Boston Consulting Group o McKinsey & Co., pero "sin estar endeudado", agregó rápidamente. 

El verdadero costo de un MBA

Según Kaufman, la única razón por la que alguien debería estudiar un MBA es por su deseo de trabajar en una compañía consultora de prestigio, en un banco de inversión o en una compañía de Fortune 500 que emplee a las escuelas de negocios de élite como filtro para decidir a quién van a entrevistar.

"Si quieres trabajar en una industria que use un MBA como filtro, estás comprando una entrevista de 150,000 dólares", dijo. "Si quieres hacer cualquier otra cosa en negocios, si quieres empezar tu propia compañía, conseguir un trabajo en otro campo, no tienes que tener un MBA, y es mejor si no lo tienes por la cuestión de la deuda".

Claro que esa es una perspectiva que no todos aceptan. "Si esa opinión fuera cierta, ¿por qué seguimos recibiendo 10 solicitudes por cada puesto, y sabiendo que más de la mitad de nuestros graduados de MBAs no hacen ninguna de esas cosas?", pregunta Richard Lyons, decano de la Facultad de Negocios Haas en la Universidad de California en Berkeley. "Es algo raro, pero los reclutadores siguen valorando a esas personas, sobre todo fuera de esas áreas".

Pero Kaufman calcula que todas estas empresas combinadas, desde Goldman Sachs hasta McKinsey & Co., contratan a no más de 5,000 o 10,000 graduados en MBAs al año, de los más de 200,000 alumnos que obtienen su título en todo el mundo. Los otros 190,000 a 195,000 graduados están obteniendo maestrías que no necesitan realmente.

Kaufman señaló que ir a Harvard puede costar hasta 350,000 dólares. Si se amortiza a una tasa de interés de 6.8% durante 30 años, se trata de un pago mensual de 2,200 dólares. Cuando cuentas los intereses, el total es de 821,000 dólares.

No es ninguna sorpresa que Kaufman comparta su mensaje de odio: "francamente, si alguien decide entrar a un programa de MBA, espero que le vaya muy bien", dice. "Pero el mundo sería mucho mejor si esas personas se enseñaran a ellos mismos lo que necesitan saber y comenzaran a hacerlo. El desperdicio y la ineficiencia es lo que realmente me molesta".

Ahora ve
Crisis minorista: ¿por qué grandes cadenas están cerrando sus tiendas?
No te pierdas
×