Nace WePay, la alternativa anti-PayPal

Dos jóvenes y su nueva empresa de pagos en línea aprovecharon un vacío en el servicio del gigante; con la nueva compañía, grupos de personas pueden recaudar dinero para hacer gastos compartidos.
Pagos en línea  (Foto: Photos to go)
Jennifer Alsever

PayPal enfrenta nuevo rival. En un edificio de Palo Alto, California, Rich Aberman (25 años) y Bill Clerico (24) construyen una nueva empresa de pagos online. Entre sus inversionistas está Max Levchin, cofundador de PayPal. ¿Su misión? Robarle un trozo al negocio de PayPal.

Aberman y Clerico fundaron WePay, un servicio en línea que permite a grupos de personas recaudar dinero para gastos compartidos (como alquilar una cabaña o darle un regalo a un profesor).

La compañía debutó en 2008 y, en los dos últimos años reunió 9 millones de dólares en capital semilla de los más selectos nombres de Silicon Valley, como Steve Chen (fundador de YouTube), Eric Dunn (ex director de tecnología de Intuit) y Ron Conway (quien respaldó a Twitter, Facebook y Google).

Max Levchin cree que el sistema de WePay, focalizado en gastos compartidos, se llevará un buen trozo del lucrativo mercado de los pagos online, un mercado que nació en 1998 con el lanzamiento de PayPal, adquirido cuatro años más tarde por EBay por 1,500 millones de dólares (mdd).

Aberman tuvo la idea de WePay hace dos años, cuando intentaba recaudar fondos para la despedida de soltero de su hermano. Tenía que recaudar 4,200 dólares de 14 amigos para pagar el alquiler de una casa en Florida, las bebidas de un club y suficiente comida y cerveza para alimentar a un pequeño ejército. Le llevó varias semanas localizar a la gente y recolectar el dinero. Pensó que debería haber una mejor manera de hacerlo.

En abril, WePay presentó su servicio de pago en Internet. Hoy, cada semana se unen 500 grupos de usuarios. La transacción semanal del sitio web se ha triplicado entre julio y agosto, en ese mes alcanzó el millón de dólares.

La compañía gana una comisión por cada pago: ya sea una tarifa fija de 50 centavos o 3.5% del total, depende de la forma de pago de los usuarios, con tarjeta de crédito o cuenta bancaria. Los usuarios colocan los pagos en cuentas compartidas, no personales. El sistema permite al organizador del grupo llevar un registro de quién a pagado, enviar recordatorios a los amigos morosos y retirar lo recaudado.

Pero WePay enfrenta un problema: PayPal podría estropearle la fiesta. Con 85 millones de cuentas activas y más de 71,000 mdd intercambiándose anualmente a través de su sistema, PayPal domina el espacio del pago online. Si el gigante mejora su sistema e introduce las transacciones de grupos, WePay estaría en problemas.  

Pero PayPal no tiene planes de ampliar su sistema para incorporar los pagos grupales, según su portavoz Anuj Nayar. Y los inversionistas de  WePay dicen no estar preocupados por esa posibilidad.

Para Aberman la mejor defensa de WePay es su buen servicio al cliente. La página web de WePay destaca su número telefónico e invita a los clientes a llamar para hacer sugerencias. "Quiero personas sentadas literalmente al lado de los ingenieros, para que haya comunicación directa entre la gente que construye el producto y la gente que habla con los clientes" explica. Tales conversaciones ya han derivado en nuevas funciones para admitir donaciones y la venta de boletos en línea.

Sin embargo, en el volátil mundo de los negocios nacientes, nunca desaparece la posibilidad de ser aplastado por un gigante. "En el fondo, estamos recelosos y nerviosos de que alguien entre en nuestro espacio" admite Aberman.

Vigilar el territorio no es fácil. Clerico renunció a su empleo en inversiones bancarias para dedicarse tiempo completo a la empresa, mientras que Aberman postergó una beca para la Universidad de Nueva York.

Su iniciativa impresionó a Paul Graham, socio de Y Combinator, la firma de capital riesgo que entregó a WePay su primer dinero: 17,000 dólares en capital semilla.

La mejor recomendación del sitio se da de boca en boca, por usuarios satisfechos. Aberman espera que eso haga crecer la compañía. "Queremos ser el anti-PayPal. No queremos morder la mano que nos da de comer, pero hay una gran oportunidad sobre la mesa para satisfacer las necesidades de los clientes" apunta.

Ahora ve
Estos son los números de mayo, el mes más violento del gobierno de Peña Nieto
No te pierdas
ç
×