El narco amenaza a la industria minera

Las empresas reclaman que han tenido que cerrar proyectos por las intimidaciones de los cárteles; los delincuentes extorsionan, secuestran, atacan y venden droga a los empleados, dice la Camimex.
Mina Grupo Mexico  (Foto: Bloomberg News)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

Empresas mineras en México han cerrado un puñado de proyectos de exploración en zonas remotas de México, mientras la industria enfrenta amenazas por parte de los cárteles de la droga y mayores costos por seguridad, dijo el jueves la cámara minera local. Los cárteles están amenazando las operaciones mineras no sólo en el violento corredor de la frontera México-Estados Unidos, también lo hacen en regiones aisladas y montañosas de diversas partes del país, en donde los narcotraficantes cultivan marihuana y amapola, dijo el organismo.

Ejecutivos que pertenecen a la Cámara Minera de México (Camimex) dijeron que los narcotraficantes están extorsionando, secuestrando, atacando y vendiendo droga a sus empleados.

Además, el robo de metales preciosos está aumentando en México, explicaron los ejecutivos, luego de que el Gobierno informara esta semana que capturó al integrante de un cártel quien vendía mineral de fierro a firmas que lo exportaban a China.

"Estamos viviendo una situación muy difícil", dijo Ramón Dávila, dijo el director operativo de First Majestic Silver Corp., con sede en Vancouver.

"Cada vez encontramos más casos específicos de situaciones de amenazas del crimen organizado tratando de penetrar en áreas de exploración y en lugares de operación (minera)", explicó.

Las firmas mineras desde hace mucho tiempo han visto a México, un productor importante de cobre y plata, como un destino de peso en América Latina.

El gasto en nuevos proyectos va en aumento, y la industria espera invertir más de 13,000 millones de dólares entre este año y el 2012.

Pero conforme la violencia de la guerra entre los cárteles de la droga, que ha costado la vida a 29,000 personas desde finales del 2006, aumenta en el país, algunas empresas pequeñas están huyendo de las áreas más peligrosas.

Dávila dijo tener conocimiento de al menos dos compañías que tuvieron que cerrar sus proyectos de exploración en el estado de Durango por el temor a la violencia de los cárteles.

Pero algunos analistas advierten que la violencia del narcotráfico podría eventualmente afectar a la economía de México, que está luchando por dejar atrás una profunda recesión.

"Desafortunadamente, donde operamos la respuesta de las autoridades no ha sido tan rápida como hubiéramos querido", dijo, Miguel Luévanos, el presidente de la Camimex.

Oro y metal de fierro robados

Hace unas dos semanas, unos 150 lingotes de oro y plata con un valor de 3 millones de dólares fueron robados a una compañía minera en el central estado de Zacatecas, dijo Luévanos, quien también es ejecutivo de la importante productora de plata Fresnillo.

La gigante minera canadiense Goldcorp construyó una pista aérea para sacar el oro de su mina Los Filos, y evitar el riesgo de robo en las carreteras del país, dijo Salvador García, vicepresidente de la empresa.

García explicó que los costos de seguridad se han elevado entre un 5 y 10% respecto al año pasado.

El Gobierno dijo esta semana dijo que algunos narcotraficantes han incursionado en la minería ilegal.

ArcelorMittal recientemente presentó una queja por el saqueo de hierro de sus concesiones en el occidental estado de Michoacán, dijo a Reuters Jesús del Campo, funcionario de la Secretaría de Economía.

Del Campo explicó que algunas firmas extranjeras están incentivando la minería ilegal al pagar por mineral de fierro, usado en China para producir acero, sin pedir documentos, lo que la Procuraduría General de la República (PGR) también manifestó esta semana.

Los ejecutivos de las mineras dijeron también que los narcotraficantes están enganchando en la droga a algunos de sus empleados, que tienen salarios relativamente elevados en zonas empobrecidas.

"Un campamento minero es un mercado atractivo de los distribuidores de drogas", dijo Luévanos.

Además, la violencia alrededor de las instalaciones mineras tiene preocupada a la industria. En una de las operaciones de Fresnillo algunos trabajadores fueron asesinados frente a sus familias, explicó.

"Eso no solamente preocupa a la gerencia, la administración, sino que provoca terror a las familias, y esto obliga a mucha gente a huir", dijo.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×