JP Morgan confía en la economía de EU

El CEO del grupo financiero, Jamie Dimon, asegura que las fortalezas del país no han desaparecido; sin embargo, el directivo reconoce que muchas políticas de apoyo pueden resultar contraproducentes.
Jamie Dimon  (Foto: Cortesía Fortune)
Duff McDonald

¿El sistema bancario entra en una nueva era? El CEO de JP Morgan Chase nos dice qué ha cambiado y qué sigue igual. Han sido años intensos para Jamie Dimon, director ejecutivo del grupo financiero, desde el colapso de Wall Street hasta los embargos de la industria inmobiliaria. Si bien es justo decir que su compañía sobrevivió mejor a la crisis que otras firmas de servicios financieros, las cosas ya no son las mismas para el dirigente del segundo banco más grande del mundo.

Duff McDonald, autor del libro ‘Last Man Standing: The Ascent of Jamie Dimon and JP Morgan Chase' se reunió con el directivo el 24 de septiembre para conocer su visión del mundo. A continuación, algunos fragmentos editados de ese encuentro:

¿Crees en la posibilidad de una doble recesión en la economía? Descartaste que ocurriera una este año, pero las cosas no han mejorado desde entonces.

No creo que ocurra, pero nadie sabe. La economía estadounidense puede ser más fuerte de lo que piensa la gente. En la raíz de mi optimismo está la sensación de que las fortalezas soterradas de este país -muchas de las cuales residen en sus empresas- siguen allí. Trabajamos duro, somos innovadores, nos adaptamos rápidamente. Le sorprenderá a la gente cuando Estados Unidos recupere su magia

¿Cuál es la mayor amenaza?

¿Leíste el libro "This Time It's Different: Eight Centuries of Financial Folly" de Reinhart y Rogoff? Es muy académico, pero una de las cosas que es evidente en la historia es que muchas políticas pueden resultar contraproducentes. Lo hemos visto una y otra vez en la política del banco central, en la política comercial, incluso en la política cambiaria. Quizá el mayor riesgo seamos nosotros.

Hablando de política, Elizabeth Warren ha mencionado específicamente su nombre cuando critica a los peces gordos de Wall Street. En septiembre ella dirigirá la Consumer Finance Protection Bureau (Oficina de Protección Financiera del Consumidor), ¿está ansioso por colaborar con ella?

Me llamó el día que la nombraron. Yo estaba en Rusia, la hubiera llamado yo mismo. Mi labor es trabajar con las autoridades reguladoras, hacerlo bien, y siempre intentar hacer un estupendo trabajo para los consumidores. Quiero que su esfuerzo sea un éxito. ¿Lo que ha dicho sobre mí? No lo tomo como algo personal.

Uno de los comentarios de Warren respondía a su observación sobre que las crisis financieras ocurren cada 10 años, y que así es la vida. Ella no fue la única en responderle. ¿Le sorprendió el enojo que provocó su observación?

Creo que puedo arrojar luz sobre eso. Estaba subrayando que debemos estar preparados para el mal tiempo. No dije que fuera una cosa buena, sencillamente dije que no deberíamos estar tan sorprendidos cuando suceda. Alguien convirtió eso en "No hay nada que podamos hacer al respecto, así que la gente debe aceptarlo  y enfrentarlo."

Coincido completamente con el hecho de que no debemos aceptarlo. Muchas de estas situaciones son remediables. Pienso que dentro de mil años, cuando miren al pasado y vean cómo manejamos las crisis, les parecerá que fuimos doctores sangrando a nuestros pacientes. Los instrumentos para temas económicos interrelacionados y crisis serán mucho más sofisticados entonces.  

Dijo hace poco que nuestro sistema regulatorio ha sido fortalecido pero no simplificado ¿Usted lo habría hecho diferente?

Siempre hemos reconocido que muchas cosas pueden arreglarse, como tener un sistema regulador, pasar los derivados por cámaras de compensación, tener un capital más sólido y criterios de liquidez más estrictos. Creo que consiguieron mucho de eso. Pero si observas el sistema, tenemos más reguladores y hay más funciones que se duplican. Yo hubiera hecho una agencia "reguladora bancaria" simple pero más fuerte y eficiente y hubiera eliminado esa duplicidad, aclarando más sus competencias.

También ha dicho que la nueva regulación financiera "no es la gran cosa." ¿Salió bien librado de ese comentario?

Antes de esa afirmación dije que la legislación podía tener consecuencias no planeadas, que no somos capaces de prever. Pero a las consecuencias que sí conocemos, dije que podíamos hacerles frente. Quizás decir que no era "gran cosa" fue una desafortunada elección de palabras.

Lo que quise decir fue que si eres dueño de la compañía -le hablaba a un grupo de inversionistas- aún podíamos hacer un estupendo trabajo para consumidores y accionistas. Sólo me refería a JP Morgan Chase. Creo que los efectos de esta legislación pueden ser peor para algunos competidores y mejor para otros. Los bancos extranjeros, por ejemplo, pueden salir bien parados cuando se trate de cómo calculamos los activos ponderados por riesgo.

Mucha tinta ha corrido sobre su supuesto noviazgo y rompimiento con Obama. ¿Cuál es la realidad?

Ni estábamos enamorados ni discutimos. Aún hablo con gente en la administración. No estoy de acuerdo con todo lo que han hecho. Ni estoy en desacuerdo con todo lo que han hecho. Puede tener personas cercanas, pero no soy una de ellas.

Una vez mencionó que entraría a la política luego de que su tiempo en JP Morgan Chase termine. ¿Qué piensa ahora?

Nunca dije específicamente que entraría a la política, dije que serviría a mi país. Siempre me he arrepentido de no haber servido en el ejército. Pero no dije que fuera mi intención ahora, ni mencioné ningún cargo. En cuanto a la política, es posible que esa oportunidad ya la haya perdido. Pero soy un chico maduro, puedo enfrentarlo.

Tuvo que rebajar millones de dólares al precio de su vivienda en Chicago para poder venderla, hay quien disfrutó de ese hecho.

Aún no la vendo, tengo que cerrar el trato. Si la gente se alegra de eso, qué triste. Pero entiendo si alguien que perdió dinero en bienes raíces se siente mejor al saber que yo también perdí. La miseria quiere sentirse acompañada.

Según informes de prensa, JP Morgan Chase está por abandonar sus planes de construir un nuevo cuartel general en Canary Wharf en Londres. ¿Se debe a que les molestan los impuestos británicos a los grandes bancos?

Aún seguimos negociando dónde irá nuestra futura sede. Pienso que el tema de los impuestos fue burdo e injusto, pero no tiene nada que ver con eso. Siempre tendremos presencia en Reino Unido. Pero nos hizo replantearlos el hecho de poner muchos huevos en una sola canasta, y que quizá necesitábamos pensar más en la diversificación geográfica. No puedo decirte qué pasará, porque seguimos negociando. Pero decidiremos lo mejor, simple y puramente.

La reforma a los servicios financieros parece tener dificultades para determinar qué tipo de instituciones han de someterse a la regulación. Paul Volcker y muchos otros piensan que los bancos de depósitos como JP Morgan Chase no deberían especular en absoluto, sólo limitarse a otorgar créditos. ¿Cuál es el punto de equilibrio?

La apreciación de esta crisis es que ciertas instituciones que son muy vulnerables en los trances no perjudican solamente a sus accionistas si asumen demasiado riesgo. Van a perjudicar al sistema y, por extensión, al contribuyente. Por eso nosotros apoyamos un mecanismo de resolución y siempre hemos tenido más capital.

Sin embargo, las compañías de servicios financieros toman riesgos. Y no puedes hacerlo sin asumir que algunas veces la gente comete errores. No me opongo al tema del ‘proprietary trading' (operaciones de inversión por cuenta propia), pero sí discuto sobre la forma en que se define. No considero que otorgar préstamos sea más honorable que otros negocios. Proporcionamos capital a mucha gente. Pero nosotros deberíamos decidir qué riesgos tomar, siempre y cuando evitemos tomar un riesgo de gran alcance.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

¿No es esa la causa de nuestros pesares actuales? ¿Muchos de los llamados brillantes directores financieros no hicieron justo eso?

Algunos sí, otros no.

Ahora ve
Políticos y líderes empresariales que forman parte de la comunidad LGBT
No te pierdas
ç
×