Microsoft ¿sin futuro en el mercado?

La empresa fundada por Bill Gates se ve rezagada ante la competencia generada por Google y Apple; el Windows Phone 7 promete, aunque proyectos como la plataforma Zune se quedaron en el intento.
Microsoft  (Foto: CNN)
David Goldman
NUEVA YORK -

Los consumidores le han dado la espalda a Microsoft. La compañía que alguna vez simbolizó el futuro ahora es parte del pasado.

Microsoft ha llegado tarde a la cita de las tecnologías modernas como el móvil, las búsquedas, los juegos y las tablets, y ha quedado rezagada en la navegación web, un mercado que llegó a dominar con puño de hierro.

El arquitecto jefe de software, Ray Ozzie, quien ya anunció que dejaba Microsoft, advirtió el fracaso de la empresa en un blog publicado el fin de semana: "Pese a nuestra temprana y clara visión, la competencia nos ha superado en la experiencia móvil, en la perfecta fusión de hardware, software y servicios, en las redes sociales y en una miríada de nuevas formas de interacción social centrada en Internet."

No es que Microsoft haya sido incapaz de prever los cambios. La compañía cuenta con una plantilla de 90,000 personas, entre las que se encuentran muchas de las mentes más brillantes del mundo tecnológico, además ha incubado proyectos en numerosos campos que luego prosperaron. Experimentos como Courier (tablets), HailStorm/Passport (identidad digital) y Windows Media Center (contenido en la nube), demuestran que aventajaba a muchos, pero fracasó ya sea en llevar esos productos al mercado o en su ejecución.

Ahora la pregunta es ¿podrá triunfar en el siglo 21 y competir con Google y Apple? Algunos analistas lo dudan, degradando incluso la calificación de las acciones de Microsoft en fechas recientes. En el año, la acción ha perdido más de 17% de su valor.

¿En qué se equivocó?

Casi todos los proyectos dirigidos al consumidor han tenido dificultades.

La popularidad del Explorer ha menguado con los años, un estudio reciente reveló que cada vez más personas usan navegadores alternativos. Y actualmente el navegador es la pieza más importante de software en un dispositivo, eclipsando potencialmente al sistema operativo.

Windows Phone 7 promete, pero Microsoft ha cavado un hoyo con la plataforma Windows Mobile. Con una cuota de mercado inferior al 5%, los desarrolladores no quieren involucrarse.

La plataforma Zune nunca despegó.

El buscador Bing está creciendo, pero gracias a su socio Yahoo, no a costa de su archirrival Google.

La red social Windows Live no pudo competir con Facebook.

Tras seis meses del debut de la iPad de Apple, Microsoft  aún no tiene presencia en el mercado de las tablets. Su idea de llevar Windows 7 a una pizarra electrónica no entusiasma, pues se trata de un sistema "basado en el mismo paradigma de 1985, es una interfaz optimizada para un ratón y un teclado," en palabras del director de Lenovo.

La Xbox fue un éxito, pues creó una marca de videojuego para los jugadores ‘hardcore', pero perdió terreno ante Nintendo, que consiguió atraer con el Wii a jugadores ocasionales.

Luego está el epicentro del universo Microsoft: Windows. La compañía indica que la nueva versión Windows 7 ha vendido 240 millones de licencias en un año, convirtiéndose en el sistema operativo de más rápida venta en la historia de la empresa. Pero el hecho es que este impulso no proviene de los consumidores, sino de las empresas.

Y por último, su directiva es un caos. El año pasado dejaron Microsoft el director financiero, Chris Liddel, el responsable de la unidad de entretenimiento, Robbie Bach, el jefe de diseño de dispositivos, J Allard, y el director de división, Stephen Elop. Ray Ozzie es el último en esa desbandada.

Agradar a los consumidores

Microsoft tiene muchas preguntas por responder, y tendrá una oportunidad de hacerlo en la Conferencia de Desarrolladores Profesionales a celebrarse el jueves en Seattle.

Sin embargo, de acuerdo a los analistas la Conferencia tendrá poca asistencia, y las noticias más relevantes que se presentarán están relacionadas con la computación en nube, de vital importancia para las empresas, pero nada atractivo para los consumidores.

¿Es este el Waterloo de Microsoft? ¿Se convertirá en una IBM, crucial para los negocios pero irrelevante para los consumidores?

"Existe el riesgo de que eso pase, pero a Microsoft le importan mucho los consumidores, más que a IBM. Está en su ADN, entiende la necesidad de mantenerse en el juego. No veo a Microsoft abandonado a los consumidores" apunta Al Hilwa, analista de IDC.

Como Apple lo tiene comprobado, el éxito en el segmento de los productos de consumo puede potenciar un crecimiento explosivo. Apple superó a Microsoft en valor de mercado este año, y está en camino de hacerlo en ventas.

Microsoft no puede perder en la esfera del consumidor, las empresas están cada vez más dispuestas a permitir que sus empleados usen sus propios dispositivos en el trabajo, y muchos de esos cacharros son Macs, iPads, iPhones y teléfonos Android. Así que depende de Microsoft cambiar su situación, ser líder y no seguidor en el mercado de los consumidores.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Windows Phone 7 es un buen comienzo, Internet Explorer 9 también, con nuevas funciones que otros navegadores no tienen. Además esta navidad debutará el accesorio Kinect para Xbox, un dispositivo que permite jugar sin controles.

Microsoft debe cruzar los dedos.

Ahora ve
Emmerson Mnangagwa afirma que Zimbabwe vivirá “una nueva democracia”
No te pierdas
×