Chevrolet Cruze: el ‘motor’ de GM

La automotriz tiene puestas sus esperanzas en este modelo para poder competir con Toyota y Honda; el Cruze es el primer auto realmente global de GM, diseñado para venderse en China y EU.
Chevrolet Cruze  (Foto: CNN)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

El gran debut de General Motors (GM) en este otoño no será su oferta pública inicial ni el coche eléctrico Volt sino el Chevrolet Cruze, quizá su vehículo más importante en décadas.

Este auto compacto está diseñado para competir con el Corolla de Toyota y el Civic de Honda, así como contra pequeños coches recién estrenados por Ford Motor y Hyundai. La capacidad que tenga el Cruze para atraer compradores, tanto en Estados Unidos como en el mundo, determinará cuán rentable será la automotriz, y si por fin ha dejado atrás los problemas que la llevaron a la bancarrota.

"El Volt está recibiendo toda la publicidad, pero el Cruze es definitivamente más importante, en volumen y en probar que GM puede fabricar un auto pequeño en Estados Unidos y hacerlo redituablemente", explica Michelle Krebs, analista de Edmunds.com.

Durante décadas el segmento de los compactos ha sido ignorado por las automotrices estadounidenses, que se limitan a ofrecer vehículos poco competitivos y subsidian a compradores y agencias de alquiler de coches para que adquieran los coches suficientes para satisfacer los requisitos federales en economía de combustible.

Pero este modelo de negocios dejará de funcionar una vez que las regulaciones se endurezcan y que los consumidores, afectados por la débil economía y el alto precio de la gasolina, se interesen como nunca en el segmento de los autos económicos.

A escala global, los autos compactos son el segmento más importante del mercado, representando casi un tercio de las ventas mundiales de vehículos. Por ello, un sólido desempeño en ese segmento "es crítico para el éxito de la mayoría de las compañías", apunta Michael Robinet de IHS Automotive.

Altas expectativas

Ante esa creciente demanda, el Cruze es el primer auto realmente global de GM, diseñado para venderse ampliamente en China y EU, así como en otros mercados internacionales.

El auto llegó a las salas de exhibición estadounidenses en septiembre y hasta ahora se han vendido 6,000 unidades. Desde su introducción en Europa en 2009, 300,000 Cruzes se han vendido en el mercado internacional. Según estimaciones de la firma de análisis del sector TrueCar, los 165,000 coches vendidos en agosto de este año han convertido al Cruze en el modelo más vendido de 2010, incluso antes de llegar a los concesionarios norteamericanos.

Los ejecutivos de GM tienen altas expectativas, aunque no han divulgado sus objetivos de venta, esperan que el Cruze sea el modelo más vendido también en EU. La compañía ha añadido un turno extra en su planta fabril en Lordstown, Ohio, para satisfacer la demanda prevista.

Robinet calcula que para el 2012 el Cruze alcanzará ventas anuales en Norteamérica de 250,000 unidades, 215,000 vehículos en China y 75,000 en el resto del mundo.

Sin embargo, la rentabilidad del compacto dependerá de mucho más que su carácter global. Para Jesse Toprak de TrueCar la automotriz tendrá que ofrecer un precio más competitivo si quiere alcanzar su meta de ventas, ofreciendo contratos especiales para los compradores que no tengan el mejor crédito.

Pero incluso ante una mayor demanda por autos compactos, los expertos de la industria opinan que será un reto para la automotriz conseguir que los compradores de autos económicos se fijen en el Cruze, luego de años de rehuir esa marca.

Jeff Schuster, analista de J.D. Power & Associates, dice que si bien el Cruze es más competitivo que otros autos pequeños de GM, no cree que supere en ventas al Corolla y al Civic. "Es mucho pedir" sentencia.

 

Ahora ve
Un dron choca con un avión comercial en el cielo de Canadá
No te pierdas
×