La visión de Slim que revolucionó Telmex

Arropado por dos socios extranjeros, hace 20 años el empresario tomó el reto de modernizar Telmex; en un plan trianual el ahora hombre más rico del mundo se propuso invertir 25 billones de pesos.
Telmex Inversion  (Foto: CNN)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Con casi 51 años de edad, en enero de 1991 Carlos Slim Helú tomó el reto más grande quizá de su vida; modernizar la única empresa de telecomunicaciones que había en México y llevarla a los estándares internacionales en servicio tras haber estado en manos del Gobierno.

A principios de diciembre de 1990 el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari asignó al consorcio integrado por Grupo Carso, France Cables et Radio y Southwestern Bell International Hold-ingscomo ganador del 20.4% del capital social de Telmex.

La concesión adjudicada al ahora hombre más rico del mundo implicaba realizar inversiones fuertes en infraestructura. Como parte de esto, en el Informe Anual 1990 de Telmex dirigido a los accionistas de la compañía, el empresario se propuso implantar un programa trianual de crecimiento, renovación tecnológica y de calidad del servicio con un presupuesto de 24 billones de pesos (de los viejos pesos).

Con ello pretendía aumentar en 2.3 millones o 40% el número de líneas fijas para llegar a finales de 2003 a 7.5 millones (hoy en día suman casi 16 millones). Este esfuerzo incluía llegar a casi 8,000 comunidades rurales con un promedio de más de 500 habitantes, lo que significaba un aumento de 77% comparado con el total de las poblaciones con el servicio al cierre de 1990, dice el Informe Anual 1990 de Telmex.

Pero Slim tenía claro que el crecimiento de la telefónica debía de ser no sólo cuantitativo, sino también cualitativo, por tanto, debía de mejorarse el hasta ese entonces muy cuestionado servicio incorporando la tecnología más moderna a nivel mundial.

Esto exigía capacitación, el re-entrenamiento del personal, absorción de tecnologías y el respaldo a los programas de investigación y desarrollo de aplicaciones específicas para el país, cita el empresario en su reporte anual de 1990.

En la parte tecnológica buscaba apoyarse en los gigantes del sector telecomunicaciones a nivel mundial y también en sus socios France Telecom y Southwestern Bell.

Además, el reto de digitalizar las centrales telefónicas era muy claro, por lo que la nueva administración de la empresa se propuso elevar los índices de digitalización de 29% a 60% entre 1991 y 1993, además de construir una red de fibra óptica de 13,500 kilómetros para soportar el crecimiento de más de 25 años.

Reducir las quejas por el mal servicio era también un imperativo que no podía postergarse tras muchos años de inconformidades de los clientes. Así, el ejecutivo que tenía en Juan Antonio Pérez Simón (director general de la Telmex privatizada) a su mano derecha, se planteaba automatizar el sistema para la recepción de quejas, a fin de reducir los tiempo de atención.

Entre los integrantes del consejo de administración de la empresa recién privatizada figuraban funcionarios de la administración del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, como  Andrés Caso Lombardo (titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes) y Jacques Rogozinski (Jefe de la Unidad de Desincorporación de la Secretaría de Hacienda), así como empresarios de la talla de Manuel Espinosa Iglesias,Claudio X. González (Kimberly-Clark de México), Ángel Losada (Gigante) y Bernardo Quintana (de ICA).

El hombre de origen libanés también tenía el respaldo de Gerald D. Blatherwick (de Southwestern Bell Corporation) y de Christian Chauvin (representante en México para Telmex de France Télécom).

En telefonía celular un paso gigante

Las metas de Telmex en telefonía celular no eran menores que las del servicio fijo.Slim se propuso aumentar en casi en cinco veces el número de usuarios para pasar de 35,000 a 200,000 en tres años.

El esfuerzo de modernización de la telefónica exigía elevar los conocimientos y capacidades del personal en todos los niveles. Como parte de ello creó el Instituto Nacional Tecnológico.

Pese a que las inversiones para su plan trianual eran cuantiosas, Slim prefería no endeudarse con bancos. Así, se planteó financiar los 24 billones de pesos principalmente con proveedores y con los recursos que generara la operación de Telmex (actualmente la empresa número 10 de Las 500 de Expansión).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Además, la vitalidad de las exportaciones de servicios, la generación de una balanza positiva y creciente de divisas, han permitido captar de los mercados foráneos recursos sustanciales, lo que garantizará la suficiencia de fondos para llevar a cabo la inversión programada", menciona el empresario en su informe a los accionistas del grupo.

 

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×