Banquero ligado a WikiLeaks va a juicio

Rudolf Elmer se presentará el miércoles a una audiencia acusado de romper el secreto bancario; el caso no está vinculado a los documentos entregados a Wikileaks, sino a faltas previas.
Rudolf Elmer  (Foto: AP)
ZURICH (CNN) -

El banquero suizo Rudolf Elmer, uno de los primeros en usar WikiLeaks para publicar documentos reservados, irá a juicio el miércoles acusado de romper el secreto bancario y amenazar a su ex empleador.

El ex ejecutivo del banco Julius Baer está acusado de amenazar al personal de la entidad, incluso con una bomba, y de buscar dinero a cambio de datos bancarios secretos, y también enfrenta acusaciones de violar el secreto corporativo y bancario.

La fiscalía ha pedido que Elmer, quien encabezó la oficina de Baer enlas Islas Caimánhasta que fue despedido en el 2002, sea sentenciado a ocho meses en prisión y reciba una multa de 2,000 francos suizos (2,083 dólares). Se espera que la audiencia dure sólo un día.

El caso del miércoles no se vincula con los documentos entregados a WikiLeaks, sino a infracciones previas del secreto bancario y corporativo en Suiza.

Elmer, un auditor certificado que también trabajó en Credit Suisse y KPMG, dijo que no infringió el secreto bancario suizo, dado que los documentos que filtró se relacionaban con cuentas en las Islas Caimán, donde los tribunales suizos no tienen jurisdicción.

El lunes, el banquero entregó discos compactos que según dijo contenían información sobre unos 2,000 clientes con cuentas offshore al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en una rueda de prensa en Londres.

Elmer ayudó a poner en el centro de la escena a WikiLeaks luego de que usó a la organización para filtrar datos secretos, lo que llevó a Julius Baer a lanzar una demanda contra el sitio web en el 2008. La demanda fue retirada luego de las críticas de los defensores de la libre expresión.

Elmer dijo que llevó su información al sitio web luego de que las autoridades suizas no tomaron medidas al respecto.

Elmer, de 55 años, acusó a Baer de librar una campaña de acoso contra él y su familia, y de ofrecerle el pago de 500,000 francos suizos por su silencio.

Julius Baer, por su parte, dijo que Elmer libró una "campaña de intimidación personal y venganza" y que buscó desacreditar al banco y sus clientes luego de que se rechazaron sus demandas de indemnización tras su despido.

El secreto bancario de Suiza ha estado bajo un ataque global en los últimos años, con su vecina Alemania comprando datos secretos a informantes en su campaña para ubicar evasores de impuestos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Suiza también fue obligada el año pasado a entregar detalles de unas 4,450 cuentas bancarias a las autoridades estadounidenses, como parte de un acuerdo para resolver extrajudicialmente una investigación sobre los clientes estadounidenses de su mayor banco, UBS.

Otro soplón, Bradley Birkenfeld, que ayudó a exponer una amplia evasión impositiva que involucraba a acaudalados clientes estadounidenses de UBS, actualmente cumple una condena de 40 meses en una prisión federal de Pensilvania por su rol en la creación de esas cuentas.

Ahora ve
Chile celebra elecciones generales con Sebastián Piñera como favorito
No te pierdas
×