Asur tiene los tiempos en su contra

La agenda para licitar el aeropuerto de la Riviera Maya avanza pese a la inconformidad de Asur; el grupo cuenta con 30 día hábiles para interponer un recurso de reconsideración del fallo de CFC.
aeropuerto aviones  (Foto: Photos to Go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) tiene el tiempo en su contra. La Comisión Federal de Competencia (CFC) admite que tras el fallo que emitió el viernes pasado, al prohibir su participación en la licitación  para construir el aeropuerto de la Riviera Maya, el grupo tiene 30 días hábiles para interponer un recurso de reconsideración. Sin embargo, el proceso de licitación establecido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es el que domina y ese no se detiene,  aseguró el presidente de la CFC, Eduardo Pérez Motta.

"Es altamente improbable que se otorgue una suspensión, porque la licitación tiene naturaleza de orden público. Puede haber una reconsideración litigiosa muy complicada, pero la licitación se terminará en los tiempos previstos", el cual concluye el 31 de marzo, dijo el funcionario.

De acuerdo con el calendario previo, el cual puede sufrir modificaciones, la presentación de las propuestas técnicas y económicas se daría el próximo 7 de marzo; 20 días hábiles siguientes a la presentación de las propuestas, aproximadamente el 18 de abril, se dará el dictamen técnico.

La apertura de las propuestas económicas se prevé 5 días hábiles posteriores al dictamen técnico, mientras que la notificación, y el fallo de la licitación, 10 días hábiles siguientes posteriores a la apertura de las propuestas económicas, alrededor del 9 de mayo.

La Comisión Federal de Competencia (CFC) resolvió no autorizar la participación del grupo de participantes conformado por Aeropuerto de Cancún y Servicios Aeroportuarios del Sureste (Asur) en el proceso de licitación del aeropuerto de la Riviera Maya, pero Asur dijo que impugnará dicha decisión.  

Pérez Motta destacó que ellos ya habían contemplado la posibilidad de que Asur buscara ampararse, pero confió en que habrá una estrategia firme y clara por parte del Ejecutivo para ganar los amparos.

"No veo manera de argumentar que Asur ganara esta participación. Se podrán inconformar, pero hay tiempos que establece la CFC y mientras tanto el proceso de licitación continuará dentro de los limites que ha establecido la Secretaría de Comunicaciones y Transportes".

De acuerdo con los tiempos legales que establece la CFC, en este caso Asur cuenta con 30 días hábiles para meter un recurso de reconsideración, contra el fallo que emitió este organismo al prohibirle su participación en la licitación del Aeropuerto de la Reviera Maya.

Una vez que la CFC resuelva al respecto, que podría ser dentro de un plazo de 60 días, Asur podría ampararse, pero esto de ninguna manera detiene el proceso de licitación que continúa de acuerdo con los calendarios establecidos por la SCT, pero "tampoco hay razones para ello", precisa Pérez Motta.

Dentro de los argumentos que da la Comisión Federal de Competencia para prohibir la participación de Asur en la licitación del aeropuerto de la Riviera Maya es que cuando se traslapan en la zona de influencia de dos aeropuertos, la competencia entre ellos reduce los precios y mejora los servicios en un mercado de alto impacto para el turismo y la actividad económica, lo cual no sucedería si la empresa que preside Fernando Chico pardo llegará a ganar esta licitación.

Como el aeropuerto de la Riviera Maya presenta un importante traslape con Cancún, esto abre la puerta para una mayor competencia entre aeropuertos en la región. El Aeropuerto que opera Asur se encuentra a una distancia de 134 kilómetros de la Riviera Maya y Asur "ha aceptado que ambos aeropuertos sirven al mismo mercado", agrega Pérez Motta.

Aprobar la participación de Asur en este proceso, habría puesto en riesgo esta competencia y, en el extremo, incluso hasta la construcción y operación del aeropuerto. "Si Se quedara con el Aeropuerto, se perdería la presión competitiva que esperamos en esa zona y una dinámica de precios que esperamos se dé si otro grupo gana la licitación" y quizás la compañía no tiene interés en construir en esa zona.

Es cierto que uno de los requisitos en esta licitación es ofrecer buen precio y ofrecer las mejores tarifas. "Asur cumpliría en ambos casos, sin embargo, una vez que ganará la licitación se quedaría con esa tarifa y no se daría la dinámica de una precio más bajo".

Reconoció que no es fácil tener, en este momento, una dinámica precisa de qué tanto bajarían las tarifas si otro competidor ganara la licitación y dijo que el único caso cercano es el que ha sucedido en el aeropuerto de Toluca donde la Tarifa por Uso de Aeropuerto (TUA) se le asigna al consumidor por completo.

El 10 de mayo de 2010 la SCT publicó en el Diario Oficial de la Federación la convocatoria pública internacional para iniciar el proceso y obtener la concesión por 50 años para construir, operar y administrar el Aeropuerto Internacional de la Riviera Maya, en Tulum, Quintana Roo.

Su construcción tiene el propósito de incrementar la infraestructura aeroportuaria en el país y detonar la actividad económica en la región sureste. Se espera que el aeródromo reciba 700,000 pasajeros en su primer año de operación hasta alcanzar los 3 millones de personas en el tercer año.  

   

 

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Con la toma de posesión de Emmerson Mnangagwa, terminó la era Mugabe en Zimbabwe
No te pierdas
×