El Super Bowl le dijo adiós a la crisis

Los anuncios del Super Tazón de este año reflejaron el ánimo del fin de la recesión estadounidense; la cadena televisiva Fox cobró una media de 3 millones de dólares por cada anuncio de 30 segundos.
chrysler super bowl  (Foto: CNNMoney.com)
Aaron Smith

La recesión terminó. Al menos ese es el mensaje que dieron los anunciantes en el Super Tazón, la final de fútbol americano jugada este domingo.  De acuerdo con los expertos, el tono de la publicidad emitida en el Super Bowl de este año se aleja mucho de los temas abordados en los comerciales de 2010. "A diferencia del año pasado, nadie se sentía anulado. Pasamos de la depresión de la crisis a temas más familiares," apunta Kelly O'Keefe, especialista en marcas y académico en la Virginia Commonwealth University. 

Los nuevos temas incluyeron "dosis tremendas de humor post-adolescente", señala O'Keefe, como un anuncio de Doritos donde un empleado de oficina lame los dedos de otro compañero, y otro de Pepsi, donde una lata de refresco es lanzada hacia la entrepierna de un vanidoso bravucón. 

La publicidad de este año fue agresiva, los anunciantes convencían abiertamente a los consumidores de gastar su dinero. Las compañías mismas no escatimaron gastos en publicidad: Fox cobró una media de 3 millones de dólares por anuncio de 30 segundos 

Muchos anunciadores inyectaron fuertes cantidades de dinero en presupuesto para producción, pues una tercera parte de la población estadounidense seguiría la transmisión. La audiencia del Super Tazón ha aumentado en los últimos años, y en 2010 la gran final fue vista por 106.5 millones de estadounidenses, según la firma de investigación de mercado Nielsen.

"Los anuncios (del Super Bowl) se lucieron en producción y efectos especiales. Los anunciantes invirtieron grandes presupuestos para producir estos comerciales. Creo que eso indica que están muy optimistas respecto a la economía. Inviertes dinero cuando crees que obtendrás un buen retorno", apunta Tim Calkins, profesor de marketing que participa en el reconocido análisis de la Kellogg Super Bowl Advertising Review

Sin embargo, los expertos opinan que la abundancia de efectos especiales no necesariamente se traduce en más ventas. Los anuncios sencillos suelen ser más efectivos. El comercial que Volkswagen presentó en esta edición del Super Tazón, donde promocionaba el modelo Passat 2012, fue uno de los favoritos de los expertos. En él, un niño vestido como Darth Vader intentaba infructuosamente usar la fuerza, hasta que su padre (y el auto publicitado) le echan una mano. 

Para O'Keefe, el comercial de la automotriz con el pequeño Vader "será uno de los anuncios más recordados del Super Bowl", pues se destaca del resto. Va dirigido a los padres, que enseguida captan el mensaje. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

O'Keefe también destaca el anuncio de Chrysler protagonizado por el rapero Eminem, que describe a Detroit, denominada "Motor City", como un territorio estadounidense que se alza por encima de la recesión gracias a su espíritu innovador y trabajador.

 

Ahora ve
Así es como Donald Trump puso en aprietos al gobernador de Puerto Rico
No te pierdas
×