Turbosina, otra vez amenaza a aerolíneas

En 2008 el combustible llegó a representar más de 40% de los costos de algunas aerolíneas en México; las compañías buscarán importar el combustible, dijo el presidente de la Cámara de Aerotransportes.
aviacsa-ntx  (Foto: Notimex)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El acelerado incremento en el precio del petróleo y por ende de la turbosina, se está convirtiendo en un factor de riesgo o de presión para todas las aerolíneas. En México la turbosina representa en promedio el 25% de los costos totales del sector, porcentaje que puede llegar a dispararse y alcanzar entre 35% y 40% como ocurrió para algunas empresas en 2008, comentó Abraham Zamora, presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero).

En entrevista con CNNExpansión.com el ejecutivo dijo que desde hace varios años la Cámara avanzó en sensibilizar a las distintas dependencias del Gobierno en varios temas, incluidos los cambios en algunos contratos donde se sobrefacturaba el combustible.

"Podríamos insistir incluso que donde fuera conveniente se permitiera en algunos aeropuertos (de la frontera) la importación del combustible (turbosina), principalmente de Estados Unidos", indicó Zamora Torres.

El costo del transporte del combustible es caro. Solamente el AICM tiene turbosino-ductos, no hay ductos para los otros aeropuertos, lo que hace que se incremente el precio del combustible.

A pregunta expresa, el presidente de la Canaero dejó en claro que sería más difícil comprarle directo a Pemex la turbosina, porque Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) tiene construida y montada toda una infraestructura de suministro y transporte del combustible que sería difícil sustituir.

Cabe recordar que en 2008 el precio del petróleo rebasó los 100 dólares, con el consecuente efecto en la turbosina, lo que contribuyó a la crisis del sector no sólo en México, sino en todo el mundo.

"Creemos que podríamos insistir en la revisión de la fórmula del combustible y que se construyan ductos en los aeropuertos más importantes y cercanos a ciertas refinerías, para reducir el costo (del combustible)", añadió el ejecutivo.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), en el 2010 el sector aéreo creció 3.7% derivado de un aumento de 7.4% en el tráfico internacional de pasaje y apenas un avance de 0.3% en el doméstico. Para el presente año la expectativa de la Canaero apunta hacia un incremento de 3% a 3.5%.

"Nosotros creemos que además de la agenda del marco normativo también debemos de entrarle en general a todo el tema de la estructura de los costos. Todos quisiéramos que viajaran más pasajeros en nuestros aviones y que más mexicanos tuvieran acceso al transporte aéreo y para lograr eso a precios accesibles, necesitamos todos trabajar la estructura de costos de la industria", mencionó Zamora.

Uno de los componentes más importantes en los costos de las aerolíneas es el combustible, aunque hay otros que también pesan mucho y tienen que ver con todos los impuestos que se pagan, incluidos la Tarifa por Uso Aeroportuario (TUA) y los relacionados con los espacios a la navegación aérea (Seneam).

"No queremos ningún tipo de subsidio del Estado, sino tener costos competitivos respecto a otros países", indicó el presidente de la Canaero.

Por un nuevo modelo en la aviación

El sector aéreo en México requiere de un nuevo modelo que incorpore otro marco normativo y una definición de política pública que fortalezca las empresas y las haga sostenibles en el tiempo con reglas claras y certidumbre de largo plazo.

"Básicamente la agenda que encuentro en Canaero se ha construido con el consenso de las aerolíneas integrantes, todas quieren este marco de estabilidad. Si a la aviación le va bien, crece y se genera un ciclo virtuoso donde lleguen más empleos, inversiones, aviones, se van a ver fortalecidos los grupos aeroportuarios, taxis aéreos, los prestadores de servicios, el desarrollo de una industria aeroespacial y el pasajero que tendrá mayor oferta de productos", consideró el ejecutivo que en días pasados fuera nombrado nuevo presidente de la Canaero.

Agregó que todo este entorno se le ha venido planteando a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dependencia que trabaja en la elaboración que conjunta la visión que tiene al respecto la industria e hizo consultas en octubre del año pasado, incluyendo la convocatoria de una serie de expertos internacionales.

"La tarea de la Canaero en el 2011 es insistir en que salga algo concreto en papel y si eso implica hacer cambios al marco legal (leyes y reglamentos) también lo hagamos", manifestó Zamora.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Quejas contra la tripulación de un avión de AirAsia que se desplomó 7,000 metros
No te pierdas
×