Apple, ¿el nuevo monopolio?

Compañías se quejan de las nuevas medidas de Apple por el cobro al acceso de sus contenidos; Apple domina varios mercados, lo que podría causarle problemas con la autoridad antimonopolio.
apple  (Foto: Fortune)
Philip Elmer-DeWitt

Pocas horas después de que Steve Jobs anunciara los términos del nuevo servicio que ofrecerá Apple de suscripciones para contenidos digitales, comenzó a escucharse la palabra "antimonopolio"  El mismo día del anuncio (el martes), Shubha Ghosh, profesor de antimonopolio en la Universidad de Derecho de Wisconsin, dijo al diario Wall Street Journal: "Mi postura es de recelo." Y planteó dos interrogantes cruciales que seguramente se discutirán mucho en las próximas semanas: 

"Si Apple tiene una posición lo suficientemente dominante en el mercado para no dejar entrar a la competencia, y si ejerce "presiones anticompetitivas en el precio".

La respuesta a la segunda pregunta es clara, si se aborda desde la perspectiva de Rhapsody, un servicio de música por suscripción que ofrece una aplicación gratuita en la tienda en línea iTunes. Rhapsody emitió un comunicado el martes donde calificaba como "económicamente insostenible" la exigencia de Apple de quedarse con el 30% de cada venta. La empresa añadió que buscaría conversar con otros servicios similares en el mercado para determinar "una adecuada respuesta legal y empresarial a esta nueva disposición". 

La respuesta a la primera pregunta, si Apple detenta suficiente control sobre un mercado particular como para que las autoridades reguladoras cuestionen si su conducta ha sido abusiva o coercitiva, depende de cómo definamos el mercado. 

Cualquier búsqueda de mercado en Internet nos arroja gráficos de pastel donde aparece Steve Jobs. Por ejemplo, en una gráfica Apple acapara el 73.4% del mercado de los reproductores MP3. En otra, iTunes se lleva el 83% de las ventas de música en Internet. Hay otras, con fechas antiguas, que muestran que Apple domina el 99.4% del mercado de las aplicaciones móviles, y el 99% de las descargas de programas de televisión. En otoño pasado, el iPad tenía una cuota del 95% en el mercado de las tablets.

El punto es que Apple ya no es un jugador corriente, como lo fue en la guerra Mac vs Windows en la década de los 80s y 90s. 

En muchos mercados, especialmente aquellos basados en el ecosistema iTunes/iOS, el poder de Apple es mayor al que jamás ha tenido Microsoft, pues controla el hardware, el sistema operativo, la tienda en línea, y los términos bajo los cuales los terceros pueden comerciar sus productos en ese espacio.  

Nada de lo anterior es ilegal, a menos de que la compañía comience a comportarse como un bravucón intimidante y abuse de su poder de mercado. 

El anuncio del martes podría implicar que ha cruzado esa línea. Si es así, en los meses por venir escucharemos cómo Apple repite los mismos argumentos legales usados por Microsoft cuando ésta enfrentó varias batallas legales con las autoridades reguladoras estadounidenses. 

Al igual que Steve Jobs en su comunicado del martes, Bill Gates argüía que Microsoft sencillamente trataba de hacer lo que era mejor para sus usuarios. Si los editores de contenido intentan acusar a Apple de controlar el mercado de las computadoras tablets, ésta puede responder lo que sugiere el Journal: cualquier editor que no esté de acuerdo con los términos de Apple es libre de distribuir su producto a través de cualquier otro conducto, impreso y digital.

 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Políticos y líderes empresariales que forman parte de la comunidad LGBT
No te pierdas
ç
×