Aviacsa se ubica en posición de despegue

La aerolínea estima obtener a la brevedad el certificado de operador aéreo para volver a volar; la empresa prevé arrancar operaciones con 7 aviones y cubriendo las rutas más rentables del país.
aviacsa-ntx  (Foto: Notimex)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Después de que sus aviones pasaron las pruebas de aeronavegabilidad y su centro de mantenimiento tuvo el visto bueno de las autoridades aeronáuticas de Estados Unidos y México, Aviacsa sólo tiene pendiente obtener el certificado de operador aéreo para volver a surcar los cielos. El grupo de inversionistas que encabeza Ramón Madero Dávila tiene un plan de flota firme, con una estructura de costos eficiente que le dará viabilidad en el corto y largo plazo.

"Se han hecho entre 4 y 5 vuelos de demostración y quizá falte por cubrir un par más, esta etapa de demostración es la fase final para la obtención de operador aéreo", comentó en entrevista con CNNExpansión.com Andrés Fabre, director general de la línea aérea que dejó de operar a mediados de 2009.

El certificado de aeronavegabilidad que se les otorga a los aviones significa que son seguros y operables. "Fueron vuelos que se hicieron hace un par de semanas y para cada avión. En la etapa en la que nos encontramos ahora es en la obtención del certificado de operador aéreo con vuelos de demostración en los que se expone la capacidad para operar como aerolínea", dijo el ejecutivo.

Desde la semana pasada empezaron los vuelos de demostración de Aviacsa, donde participan inspectores de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) y empleados de la compañía actuando como pasajeros. "Se pasa por todo un proceso, desde documentación, abordaje, enfrentar contingencias como el pasajero que no llega, qué hacer con la maleta, se simula que hay mal tiempo y que no puedes aterrizar, entonces se aterriza en tu aeropuerto alterno y se busca quién te va atender ahí", explicó Fabre.

En general, se demuestra a lo largo de una serie de vuelos que se puede hacer frente a todas las situaciones normales y anormales que se presentan a una línea aérea. "Estamos trabajando muy de la mano con la autoridad aeronáutica para asegurarnos de cumplir a cabalidad todos y cada uno de los puntos de la ley y demostrar que estamos listos para volar", agregó el director general de Aviacsa.

Actualmente en el mercado doméstico se mueven más de 20 millones de pasajeros y para 2011 la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), que preside Abraham Zamora Torres, espera que el volumen de viajeros crezca alrededor de 3% a 3.5%.

Va por mercado desatendido

La aerolínea que dejara de operar hace casi 2 años buscará reposicionarse en el mercado a través de tarifas competitivas, accesibles a una gran masa de usuarios que hasta hoy no pueden volar, y al mismo tiempo ofrecer un servicio de calidad.

"Que a través de tarifas transparentes, sencillas y simples, de un producto bueno y adecuado podamos ocupar ese nicho de mercado que hoy está quedando desatendido, sabemos que el mercado mexicano está creciendo y que aún hay espacio para más competidores", manifestó Fabre.

Dentro del plan de negocios de Aviacsa, la línea aérea propiedad de Ramón Madero Dávila, se contempla alcanzar una participación de 5% en el mercado hacia finales de 2011 y de 10% en tres años. Al igual que Compañía Mexicana de Aviación, la empresa considera arrancar operaciones con un total de 7 aviones (tres en los primeros días) del tipo Boeing 737-200 para 120 pasajeros.

Su operación irá creciendo con flota moderna y eficiente en el uso del combustible. "Ya estamos platicando con los diferentes fabricantes y arrendadores (de aviones) para poder integrar una flota moderna lo antes posible ante el incremento el precio de la turbosina", reveló el directivo.

Aseguró que la compañía ampliará progresivamente sus mercados y que iniciará con algunas rutas saliendo desde la Ciudad de México. Aunque declinó dar detalles, dejó en claro que la empresa atenderá los destinos más importantes (rentables) y con base en esto se puede asumir que estaría cubriendo Cancún, Acapulco, Tijuana, Guadalajara y Monterrey, entre otros. El plan de negocios considera entrar a Estados Unidos después de un año de operaciones.

El despegue de Aviacsa no será fácil ante el acelerado incremento en el precio de la turbosina. Sin embargo, el plan de negocios de la aerolínea ya considera precios del combustible en los niveles actuales y aun más altos.

Fabre indicó que antes de realizar su primer vuelo la aerolínea habrá invertido más de 40 millones de dólares (mdd) y más de 1,500 millones de pesos (mdp) en los primeros tres años. A la fecha emplea a 600 personas, 150 de las cuales están en la base de mantenimiento.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El grupo de inversionistas encabezado por Ramón Madero ha demostrado su total compromiso con Aviacsa, con la recuperación de las fuentes de trabajo y la opción para los usuarios al estar invirtiendo esto y haberlo considerado en los planes de negocio", manifestó Fabre.

La empresa espera alcanzar el punto de equilibrio en su operación (un estado donde no tenga ni pérdidas ni ganancias) a corto plazo. Uno de las grandes ventajas para Aviacsa es el bajo nivel de deuda con que se quedó después de haber reestructurado sus pasivos: apenas 670 millones de pesos (mdp) a pagar a un plazo de 3 años.

Ahora ve
Cinco presuntos terroristas fueron abatidos en Cambrils, Cataluña
No te pierdas
×