EU ‘privilegia’ a GM con 14,000 mdd

El Gobierno de Obama otorga un trato privilegiado a la automotriz que afecta las arcas públicas; las grandes pérdidas de GM en años pasados le evitarán pagar impuestos por concepto de ingresos.
GM  (Foto: CNN)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos renuncia a 14,000 millones de dólares en ingresos fiscales debido a un trato de favor otorgado a la automotriz General Motors.  Se espera que la automotriz reporte su primer año con ganancias desde 2004, cuando el próximo jueves presente los resultados del cuarto trimestre. Pero GM no tendrá que preocuparse de los impuestos generados por sus ingresos, pues los miles de millones de dólares en pérdidas registradas con anterioridad cubrirán por varios años los gravámenes fiscales que le correspondan. 

En los años próximos, la exención tributaria reducirá en un estimado de 14,000 millones de dólares el impuesto que GM deberá pagar, y rebajará su factura fiscal global por casi 19,000 mdd, según documentos presentados por el fabricante ante las autoridades. 

Las compañías en EU suelen recibir una exención en impuestos futuros debido a pérdidas pasadas. Pero en la mayoría de los casos pierden ese beneficio fiscal durante la bancarrota, pues las pérdidas se compensan con los "ingresos" que la compañía recibe al deshacerse de su deuda. 

Dado que la automotriz saneó su deuda de 30,000 mdd durante la bancarrota, debería haber perdido gran parte de los beneficios fiscales. Incluso GM advirtió que esperaba perder dichas exenciones poco antes de acogerse al Capítulo 11 de quiebra. No obstante, eso nunca ocurrió, y la compañía pudo mantener casi todas las exenciones fiscales, recibiendo un "descuento" de 14,000 mdd por parte del Gobierno estadounidense. 

Lo que aún no queda claro es por qué se le permitió a la automotriz trasladar sus pérdidas previas para deducirlas después, algunos expertos insisten en que recibió trato preferencial.

"Muchas cosas se hicieron diferentes en este caso", explica Heidi Sorvino, experta en bancarrota en Lewis Brisbois Bisgaard & Smith. Sorvino apunta que la exención fiscal es un ejemplo más de cómo el proceso de bancarrota de GM fue distinto a cualquier otra quiebra. 

Los funcionarios del Tesoro y la administración de GM indican, a su vez, que la exención tributaria no supone un trato especial, y que cualquier compañía que atraviese la quiebra puede obtener esos beneficios. 

¿Por qué darle un descuento fiscal a GM? 

Una razón por la cual el Gobierno permitió a GM trasladar sus pérdidas fue, posiblemente, para reducir el costo percibido del rescate, sugiere Linus Wilson, profesor de finanzas en la Univerisidad de Louisiana. 

Para Wilson, el permitir que GM conservara los beneficios fiscales hizo más atractivas sus acciones en el momento de su oferta pública inicial, acontecida en noviembre. "Facilitó que se vendieran los títulos, ayudó a que GM se recuperara más pronto" explica. 

En esa OPI, el Tesoro tenía el 61% de las acciones de la automotriz y recibió 13,500 mdd, cerca de tres cuartas partes de lo recaudado en el primer día de su salida a Bolsa. Por lo que los contribuyentes obtuvieron un beneficio de la exención fiscal. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, Wilson advierte que el valor de las acciones, impulsado por el descuento tributario, sólo compensará una pequeña fracción de los ingresos fiscales que dejó de percibir el Tesoro. "¿Vale la pena el costo? No. Es una mala política desde el punto de vista gubernamental", apunta.

 

Ahora ve
Las tropas estadounidenses se mantendrán en Afganistán, anuncia Trump
No te pierdas
×