Entrenadores de EU ‘engordan’ con sueldo

En EU el recorte de presupuesto estatal pega, excepto a entrenadores deportivos de universidades; el coach de Texas Tech recibe un aumento de 500,000 dólares, lo que genera críticas del profesorado.
Tommy Tuberville  (Foto: CNNMoney.com)
Chris Isidore
NUEVA YORK -

Mientras que algunos empleados estatales protestan por los recortes de beneficios y de sueldo, un grupo no tiene nada de qué quejarse: los entrenadores de los equipos de fútbol y básquetbol universitarios más importantes. Sus compensaciones van en aumento, causando controversia entre otros miembros del profesorado.

La última tormenta ocurrió en Lubbock, Texas, donde el entrenador de fútbol de Texas Tech, Tommy Tuberville, recibirá un aumento de 33% después de sólo un año, a 2 millones de dólares. El nuevo contrato está garantizado hasta 2014.

La escuela dice que está cumpliendo con un acuerdo verbal que hizo con Tuberville cuando fue contratado. Pero su aumento surge al mismo tiempo que varios miembros del profesorado seguirán trabajando sin aumento, y mientras la escuela se prepara para padecer esperados recortes en el apoyo estatal.

"Quizás no fue la mejor estrategia en términos de relaciones públicas financieras"; dijo Richard Meek, profesor de música y presidente del senado del profesorado de la escuela.

Tuberville no es el único entrenador que recibirá un aumento. Las cifras obtenidas por la Asociación Nacional de Atletismo Universitario (NCAA, por sus siglas en inglés) muestran que el sueldo medio y los beneficios que reciben los entrenadores en las universidades con equipos de fútbol más importantes, aumentó 13%, a 1.24 millones de dólares en 2009, en la temporada más reciente disponible. Los entrenadores de básquetbol en esas escuelas recibieron un aumento de 11%, a 911,000 dólares.

Una análisis similar realizado por la base de datos de USA Today coloca el promedio nacional en 1.36 millones de dólares en 2010, 35% arriba en comparación con hace tres años, aunque poco ha cambiado desde el promedio de 2009. 

Mientras que esas cifras incluyen a universidades privadas y estatales, los entrenadores en universidades estatales suelen tener un sueldo mucho mayor al de sus contrapartes en escuelas privadas. 

En comparación, los sueldos y beneficios en todas las universidades y escuelas profesionales aumentaron 3% durante el mismo marco temporal, según cifras del Departamento del Trabajo, y la mayor parte de esas ganancias proviene del aumento de los costos de beneficios como el seguro de salud. Los sueldos aumentaron sólo 1% en esas instituciones. 

Recompensas por mayores logros 

El aumento salarial de los entrenadores suele ser visto como una recompensa por el aumento en el flujo de capital que entra a través de los programas de fútbol y básquetbol, gracias al incremento en la venta de boletos y a los contratos televisivos.

El programa de fútbol de Texas Tech generó ganancias de 11.5 millones de dólares durante la temporada escolar 2009, y esas ganancias muy probablemente aumentaron en 2010, con un aumento de los ingresos, y con Tuberville ganando 1.2 millones de dólares menos que su predecesor Mike Leach.

La escuela espera crear un departamento atlético con financiamiento propio, reduciendo los 2.5 millones de dólares que recibe actualmente cada año del presupuesto general de la universidad.

Las mejorías en la economía de los programas deportivos universitarios son algo general.

Un análisis realizado por CNNMoney a las cifras ofrecidas por las escuelas con el Departamento de Educación mostró que los equipos de fútbol en seis conferencias importantes generaron ganancias colectivas de 1,100 millones de dólares en 2009, un incremento de 11% en comparación con el año pasado, incluso después de pagar los altos sueldos del personal de entrenamiento. 

En promedio, cada equipo en esas conferencias ganó 15.8 millones de dólares ese año, un poco más de un millón de dólares por juego. 

Las ganancias de básquetbol fueron más modestas, de 309.5 millones de dólares, o 4.2 millones de dólares por escuela, pero las ganancias en ese rubro crecieron incluso más rápido, 16% arriba.

Aún así, hay críticos que creen que los entrenadores tienen un sueldo exagerado.

"Los sueldos mayores no son congruentes con el mayor desempeño o los ingresos en el atletismo, dejando de lado el fortalecimiento de la misión educativa de las instituciones", escribió Andrew Zimbalist, experto en el negocio del deporte y profesor de economía en la Universidad Smith, en un artículo reciente publicado en el Harvard Business Review.

Señaló que algunos de los entrenadores estaban ganando entre 5 y 10 veces más lo que se le paga al presidente de la escuela. Él defiende un límite salarial en el pago a los entrenadores, aunque reconoce que obtener la aprobación de esto sería difícil.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Si la NCAA pusiera un límite, digamos, de 400,000 dólares en los paquetes de compensación de los entrenadores, es decir, de cinco veces más el sueldo de un asistente de profesor, algo que también alinearía el sueldo de los entrenadores con el sueldo promedio de los presidentes de las escuelas, no afectaría materialmente la calidad del entrenamiento o la capacidad de los programas universitarios para atraer a grandes talentos", escribió Zimbalist.

 

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×