Renault se disculpa con ejecutivos

Los tres empleados despedidos por supuesto espionaje serán compensados por la francesa; la decisión llega luego que un fiscal dijo que no hay elementos para llevar a los hombres a juicio.
Renault  (Foto: AP)
PARIS (CNN) -

Renault ofreció disculpas a tres ejecutivos acusados de espionaje industrial después de que el fiscal de Paris dijo que no existían elementos suficientes para llevarlos a juicio. La compañía aseguró que las cuentas de bancos en Suiza y Liechtenstein, presuntamente a nombre de los ejecutivos eran claves para el caso sobre transferencia de secretos de la tecnología del auto eléctrico de Renault.

Dicha afirmación fue desmentida por el fiscal Jean-Claude Marin en una conferencia de prensa, quien aseguró que dichas cuentas no existieron.

La respuesta de las autoridades en esos países ha permitido al fiscal "descartar una cierta cantidad de teorías, particularmente aquella interpuesta en la acusación inicial por la compañía Renault", dijo Marin.

El presidente ejecutivo de Renault, Carlos Ghosn, y el director de operaciones, Patrick Pelata, pidieron disculpas a los tres hombres tras los comentarios de Marin, y se comprometieron a reparar la injusticia en su contra después de que fueran despedidos en enero.

Bertrand Rochette, Matthieu Tenenbaum y Michel Balthazard negaron desde el principio la acusación y han iniciado acciones legales contra la automotriz.

"Ellos (Ghosn y Pelata) se han comprometido a que haya reparaciones para los tres ejecutivos, y que su honor sea restaurado públicamente", dijo la compañía en un comunicado.

En una reunión especial del directorio de la compañía, Ghosn se rehusó este lunes a aceptar la renuncia de Pelata, por su participación en el asunto. Pero ambos ejecutivos indicaron que resignarán sus bonificaciones del 2010 y los beneficios sobre las opciones de acciones del 2011.

El fiscal de París aseguró que la investigación se focalizaba ahora en saber si Renault fue víctima de fraude pues no ha surgido ninguna evidencia que respalde su sospecha de espionaje.

El fiscal parisino dijo que Renault ya había pagado 310,000 euros por falsa información y tenía 390,000 euros más para pagar.

"Renault está formulando cargos, y ha presentado una acción legal civil, en el caso de fraude organizado", dijo la empresa.

La firma automotriz fue cuestionada por haber llevado a cabo su propia investigación sobre supuesto espionaje antes de informar a las autoridades de sus temores.

El caso provocó breves tensiones con China luego de que una fuente del Gobierno francés aseguró que los investigadores estaban siguiendo una posible conexión china antes de que se lanzara una investigación formal.

Renault y el Gobierno minimizaron posteriormente la versión y China negó duramente cualquier relación con el caso.

Un gerente de seguridad de la compañía fue colocado el domingo bajo investigación por supuesto fraude en relación al caso de espionaje.

Ahora ve
Los restos de Salvador Dalí serán exhumados por orden de una Corte de Madrid
No te pierdas
ç
×