GM cierra fábrica por Japón

La automotriz General Motors cerró temporalmente una fábrica en EU por escases de autopartes; la instalación, ubicada en Lousiana, fue clausurada por el desastre natural que sufre Japón.
gm-general-motors-edificio-automotriz-AP.jpg  (Foto: AP)
Ben Rooney
NUEVA YORK -

General Motors suspendió la producción de una fábrica en Louisina, EU, debido a la escasez de partes ocasionada por el desastre natural sufrido por Japón, anunció la automotriz el jueves. La planta de ensamblaje  en la ciudad de Shreveport, donde GM produce los modelos Chevrolet Colorado y GMC Canyon, se mantendrá cerrada la próxima semana, según una declaración emitida por la empresa. 

GM dijo que reanudará la producción en la planta "tan pronto como sea posible", agregando que actualmente cuenta con "suficientes vehículos para satisfacer la demanda de los clientes". El resto de las plantas que GM tiene en Norteamérica continuará operando de forma normal.

Tom Wilkinson, portavoz de GM, declinó especificar qué partes son las afectadas por el desabasto. Señaló que la automotriz espera reanudar operaciones pronto, pero no ofreció una fecha. "Estamos evaluando la situación día a día", dijo.

Japón fue golpeado por un devastador tsunami el 11 de marzo, después de haber padecido uno de los terremotos más grandes que han afectado la isla.

Si bien el desastre podría no tener un impacto de largo plazo en la economía nipona, muchos inversionistas están preocupados por las interrupciones de suministro de bienes japoneses a corto plazo, incluidas auto partes y componentes tecnológicos.

GM indicó que continuará monitoreando los eventos en Japón para determinar el "impacto comercial". La automotriz también dijo que buscará maximizar la flexibilidad facilitando las "operaciones más críticas," a la vez que trabajará en "gestionar eficazmente el costo".

Los analistas del banco de inversión japonés Nomura Securities señalaron que los 20 proveedores de autopartes que monitorean han reportado daños relativamente menores. "Sin embargo, algunas compañías tienen problemas con el suministro de electricidad y están esperando a que las automotrices (en Japón) reanuden la producción. En ese sentido, queda por ver cuándo se reiniciará la producción de los proveedores de autopartes", escribieron en un reporte los analistas.

El miércoles pasado, Toyota aclaró que sus 13 fábricas de vehículos y motores en Norteamérica están operando de forma normal. La automotriz dijo que la mayoría de las partes y los materiales usados en la producción estadounidense provienen de proveedores de EU y Canadá. "Esto ayuda a aislar las plantas que Toyota tiene en Norteamérica de la interrupciones de producción en Japón", dijo el fabricante.

No obstante, Toyota agregó que las horas extra han sido reducidas en sus plantas estadounidenses "para asegurarnos de mantener los inventarios adecuados de partes provenientes de Japón".

Toyota, como GM, dijo que sus concesionarios estaban bien abastecidos.

Honda, que reportó algunas instalaciones dañadas en Japón, declaró el jueves que sus operaciones en Norteamérica no han experimentado problemas de suministro.

Mientras tanto, Ford Motor indicó, en voz de Todd Nissen, que tampoco ha registrado ningún problema en su producción. "Continuamos trabajando con nuestros proveedores diariamente y monitoreamos la situación", dijo.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 

 

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×