MVS quiere Internet móvil en todo México

El proyecto, que se presenta este miércoles, será 20 veces más veloz que la tecnología 3G actual; directivos de la empresa aseguran que su propuesta aprovecha mejor el espectro que dividiéndolo.
Fibra Red Internet  (Foto: Photos to Go)
Regina Moctezuma
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

MVS quiere dar banda ancha móvil en todo México, y lo anunciará este miércoles. El proyecto consiste en ofrecer Internet móvil con la tecnología más moderna para la transmisión de datos (LTE o 4G), 20 veces más veloz que la tecnología actual conocida como 3G, e ideal para correr en la banda de 2.5 Ghz, cuyos 190 Mhz están en manos de la empresa. Joaquín Vargas, presidente del Consejo de esta firma, no echará a andar esta red solo. El plan es crear un consorcio de al menos cinco empresas que inviertan en su despliegue. Después, el consorcio elegirá un operador independiente que la administre, y finalmente abrirá la red a cualquier empresa interesada en ofrecer Internet para dispositivos móviles.

La iniciativa surge a casi tres años de que el Gobierno federal, a través de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), pusiera en duda por primera vez el refrendo de las concesiones que tiene MVS en dicha banda. Todavía hace un año, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) indicó que no ampliaría la vigencia de las concesiones en esta banda, por estar en desuso. Desde entonces, MVS espera a que el Gobierno fije la contraprestación para renovar el bloque de frecuencias que tiene vencido (12% de su concesión).

El Gobierno ha pensado en licitar esta banda en fracciones para permitir la entrada de otros participantes al mercado de servicios de datos móviles. "Dicen que 190 Mhz es mucho, y sí, pero en este plan son muchas las empresas que lo van a explotar", dijo Joaquín Vargas, quien junto con su hermano Ernesto Vargas -presidente de MVS- y José Antonio Abad, director de MVS Net, presentaron en exclusiva para Expansión el proyecto Banda Ancha Móvil para Todos.

Los directivos aseguran que, con su propuesta, se aprovecha mejor el espectro que dividiéndolo en seis para licitarlo. A su manera, todos los megahertz quedan integrados y el flujo es más eficiente.

A decir de Joaquín Vargas, el Gobierno conoce el proyecto desde el verano pasado pero no han recibido respuesta. La intención de darlo a conocer este miércoles es que "llegó el momento de hacerlo público", dijo el empresario, quien espera que de esta forma los mexicanos se enteren del tipo de servicio que podrían tener y esto contribuya a acelerar la definición del tema de la contraprestación. MVS tiene más de 120 amparos para quedarse con la concesión que obtuvo a fines de la década de los 80.

En busca de socios

Entre los socios potenciales del consorcio que promueve MVS están Intel Capital y Clearwire. No son nuevos. Desde 2003, ambas empresas, junto con MVS, invirtieron 75 millones de dólares para crear MVS Net, con la que lanzaron e-go, su servicio de Internet portátil, y la tecnología pre WiMax que pronto llevaron a cinco ciudades.

Esta subsidiaria, que nació para impulsar el negocio de telecomunicaciones de la empresa de la familia Vargas, tuvo a su cargo la migración de los usuarios del servicio de televisión de paga Más TV, que funcionaba con la tecnología de microondas en la banda de 2.5 Ghz, al servicio satelital de Dish. El objetivo era dejar libre esa frecuencia para crear una red nacional de Internet móvil.

Pero el mismo año en que se lanzó Dish -que suma ya 2.2 millones de usuarios- la Cofetel puso en duda el refrendo de la concesión que tiene MVS en esa banda. Esto provocó incertidumbre en los dos inversionistas estadounidenses, que frenaron su participación. Según Ernesto Vargas, se han perdido 20 millones de pesos al tener este proyecto detenido.

Después de cuatro años de negociaciones con el Gobierno, MVS y los dos inversionistas -que en Estados Unidos participan de un modelo de negocio parecido, con la única diferencia de que la red no está abierta para cualquier cliente, sino que los mismos socios del consorcio la explotan- confían en que este proyecto terminará por convencer a las autoridades para que fijen a MVS una contraprestación.

"Confiamos que a la brevedad posible el Gobierno nos dé el banderazo final para poder hacer realidad este proyecto", dijo Joaquín Vargas. Sin embargo, falta ver en cuánto se fija la contraprestación.

Según Abad, de MVS Net, en la experiencia internacional el precio que se ha establecido por esta banda es 10 veces más barato que el de las licitaciones de frecuencias para telefonía celular. De otra manera, el proyecto de MVS no sería rentable. "Está en una relación de 10 a 1. Si lo llevan a un nivel de 9 a 1, lo que se tendría que pagar de derechos de 20 años es más de 10 veces la inversión que tendría que hacer el consorcio en el proyecto", explica el directivo.

Otros socios potenciales son Alestra, un operador japonés (KDDI) y dos coreanos (SK Telecom y KT).  Según los directivos de MVS, la firma regia Axtel, quien ya da WiMax en la banda de 3.5 Ghz, también se ha mostrado interesada, aunque nada está firmado.

"No tenemos ningún acuerdo formal o similar con MVS", dijo Adrián de los Santos, director de Relación con Inversionistas y Financiamiento Corporativo de Axtel. Según De los Santos, durante varios años se han sostenido pláticas con MVS sobre potenciales acuerdos y saben que la empresa ha estado en conversaciones con el Gobierno y los reguladores para renovar las concesiones de la banda de 2.5 Ghz, pero no conocen más a detalle el proyecto.

Una vez armado el consorcio, los socios elegirían a un operador independiente -como Ericsson o las chinas Huawei o ZTE- para que administre la red, y para que sea el fiduciario ante la SCT y la Secretaría de Hacienda. Después, las empresas interesadas en dar Internet móvil en dispositivos móviles podrán ser clientes de la red, siempre que la Comisión Federal de Competencia (CFC) y la Cofetel lo aprueben.

El efecto Dish

La red que quiere tender el consorcio no será WiMax, como se había especulado, sino LTE, una tecnología aún más veloz y probada en 65 países. La red conocida como 4G es necesaria ante el surgimiento de dispositivos móviles como las 'tablets' y los teléfonos inteligentes que, por su gran consumo de datos, tienen ya saturada la red 3G. Algunas redes ya han colapsado. La primera fue AT&T con el lanzamiento del iPhone.

MVS presume que tiene a su favor los dos elementos que son las mayores barreras de entrada al mercado de telecomunicaciones: la tenencia de espectro y la infraestructura de última milla. Su red será de última milla, es decir, le llevará la conexión de sus clientes de su propia red troncal a la casa o dispositivo de usuarios.

Los gastos no correrán a cuenta de MVS, pues será compartido entre los socios del consorcio. Así es como aseguran que podrán dar el Internet móvil más rápido y barato del país. "En vez de que yo sea el dueño y tenga que pagar el mantenimiento de cada una de las radio bases de la red, nos juntamos y entre todos pagamos el costo", explicó Joaquín Vargas.

Además, al compartir el espectro y no dividirlo, como planea el Gobierno, invertirán menos en infraestructura. "Si la dividen en bloques y sólo tienes 20 Mhz, esa torre sólo tiene capacidad para 100 personas. Pero si tengo 190 Mhz juntos, voy a tener una capacidad de cinco veces más en la misma torre", ejemplificó Vargas.

MVS tiene experiencia en dar servicios económicos. Con Dish consiguió reducir los precios de la industria de TV de paga en 60% y permitir que más usuarios contraten este servicio. Cerca de 65% de sus suscriptores nunca habían tenido TV de paga. 

Pero para que el usuario vea el beneficio, hay al menos cuatro pasos previos. Primero, que el Gobierno fije la contraprestación para renovar la concesión y que MVS considere que es un precio justo para que su modelo de negocio sea rentable; que se forme el consorcio; que entren nuevos participantes al sector y que se eche a andar la nueva tecnología.

Una vez superadas estas pruebas, el consorcio podría tener una ciudad cubierta con este servicio en seis meses, asegura Abad, de MVS Net, y llegar a la mitad de la población nacional en dos años. La concesión que tiene MVS cubre 78% de la población, pero junto con sus socios y clientes podrían llegar a cubrirla en su totalidad.

Ahora ve
Mel Gibson y su padre viajaron a Latinoamérica por este novedoso tratamiento
No te pierdas
ç
×