El Sidekick 4G correrá con Android

El último lanzamiento del ‘smartphone’ de Samsung tendrá el sistema operativo del buscador; después de ser propiedad de Microsoft, T-Mobile anunció que el teléfono es nuevo aliado de Google.
sidekick  (Foto: Fortune)
Seth Weintraub

Estoy seguro de que Andy Rubin, responsable de Android y director de plataformas móviles de Google, ha examinado concienzudamente el nuevo Sidekick 4G de Samsung. Rubin, como fundador de Danger, dirigió al equipo que diseñó el Sidekick original antes de que fuera adquirido y aniquilado por Microsoft, en 2005. Hoy, el operador T-Mobile lanza el teléfono Sidekick 4G, basado en Android.

Como usuario del Sidekick de Danger entre 2003 y 2007, examiné por pura curiosidad el nuevo Sidekick de T-Mobile. Cuando escuché que T-Mobile estaba resucitando ese dispositivo con un sistema operativo Android 2.2 en una plataforma Galaxy S de Samsung, estaba totalmente seguro de que éste sería mi próximo smartphone.

Pero más vale no anticiparse.

Consideraciones: Samsung y T-Mobile hicieron un excelente trabajo combinando la estética de la Sidekick 4G -tanto software como hardware- con las versiones previas de Danger.

Aunque suene extraño, yo era más productivo (en términos de mensajes de texto) con mi Sidekick 3 que con el iPhone con el que lo reemplacé, o que con cualquier dispositivo BlackBerry o Android que he tenido desde entonces. Las pantallas táctiles son más versátiles, pero no tan confiables a la hora de teclear. Con un teclado normal, no necesitaba mirar constantemente para comprobar lo que escribía.

Por ello, la buena noticia es que el nuevo teléfono Sidekick 4G tiene el mismo teclado de 5 líneas -incluidos accesos directos- de los Sidekicks anteriores. Es, de lejos, el mejor teclado Android que he usado, supera al campeón anterior, el Sprint Epic 4G (también fabricado por Samsung).

Por desgracia, el resto de la experiencia combina la experiencia Android con la experiencia Sidekick de forma poco convincente. Por ejemplo, los botones que usualmente están en la parte inferior de un teléfono Android, ahora están repartidos en los extremos del teléfono SK4G. Mala idea, pero el Sidekick 4G tampoco tiene una tecla para Voice Search y Voice Actions. 

Es una función que uso mucho en Android y ahora ya no aparece. Creo que T-Mobile subestima la importancia de Voice Actions porque también anuló esa capacidad en el teléfono MyTouch 4G, sustituyéndola con su propia función.

Para lograr que el sistema operativo Android opere como un Sidekick, Samsung y T-Mobile han diseñado una presentación alocada para que case con el lado ‘funky' del Sidekick, algo que atraerá a los jóvenes que adoptaron el Sidekick original. Pero para quienes gustamos de colores menos estridentes y letras más refinadas, es un punto negativo.

El menú del Sidekick original también era más sencillo, el nuevo aparece sobre un cuadriculado de dos dimensiones que resulta confuso para los usuarios que, como yo, han probado ambos y prefieren el primero. Con el paso de los días, me acostumbré a esa interfaz, pero no me convenció de ser mejor.

Quizás mi principal crítica al dispositivo tiene que ver con el hardware: la pantalla no emerge tan fácilmente con el nuevo teléfono. Con el viejo, se necesitaba hacer fuerza con un dedo, con el nuevo tienes que sujetar el dispositivo con ambas manos para deslizar la pantalla. Imagino que con el uso el proceso será más sencillo. Pero por ahora, me gusta más la versión antigua.

Conclusión: Para las personas que han migrado paulatinamente de la plataforma Sidekick a Android, éste dispositivo nos recuerda que no hay marcha atrás. La tecnología ha avanzado. Ya no podemos prescindir de los Android con grandes pantallas táctiles. Pero para los adolescentes que nunca han usado Android o para las personas que actualizan su viejo Sidekick, el nuevo SK4G es una estupenda forma de introducirlos al sistema operativo de Google.

 

 

Ahora ve
Robert Mugabe reaparece en fotos tras aparente golpe militar en Zimbabue
No te pierdas
×