10 vuelos de Aviacsa afectados por deuda

Entre martes y miércoles, 10 vuelos se alterarán por el retraso en el reinicio de sus operaciones; la aerolínea confía en poder liquidar sus pasivos con el aeropuerto capitalino este mismo martes.
aviacsa  (Foto: Notimex)
Jesús Ugarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El retraso en el reinicio de operaciones de Aviacsa por la falta de pago de adeudos al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), afectará alrededor de 10 vuelos previstos para realizarse entre el lunes y miércoles de esta semana.

Fuentes de la empresa detallaron que, tras la suspensión del vuelo inaugural México-Monterrey, el lunes, en el que 36 pasajeros debieron canalizarse a través de Interjet para llegar a su destino, para este jueves se tenían contemplados 3 vuelos: 2 en la ruta México-Villahermosa y uno en la México-Monterrey.

"Uno de los dos vuelos a Villahermosa era a las 8 de la mañana de hoy y no se realizó por Aviacsa, los pasajeros se tuvieron que mandar por otras aerolíneas (Interjet) para que no se vieran afectados, de hecho Aviacsa cubrió a sus clientes todo el día de hoy a través de otras líneas aéreas por si no pudiera salir (Aviacsa), a efecto de que no se queden sin viajar", dijo una de las fuentes consultadas.

Para este miércoles, la línea aérea que saliera de su concurso mercantil a principios de este año tenía programado efectuar 5 vuelos: dos México-Villahermosa, un México-Monterrey y el México-Cancún, entre otros. Incluso, había previsto inaugurar la ruta México-Tuxtla Gutiérrez.

Este lunes, Aviacsa se vio impedida de realizar su vuelo inaugural y de reiniciar operaciones, tras casi 2 años de haberse quedado en tierra, ante la falta de pago de un pasivo de 22 millones de pesos (mdp). De este monto, la empresa debía haber cubierto antes de las 13:00 de ayer al menos la mitad, y tenía la oportunidad de cubrir la otra parte en el resto de la semana.

Este lunes por la tarde, Andrés Fabre, director general de Aviacsa, reveló que en la reunión del pasado jueves entre directivos de la aerolínea y funcionarios de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y de Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA),  se les confirmó que debían cubrir un pago adicional por 22 mdp, de los cuales realizaría ayer el 50%.  Ante esto, la empresa recurrió a instituciones financieras del extranjero para solicitarles líneas de crédito adicionales, a fin de cubrir el monto mencionado y, simultáneamente, instrumentó medidas precautorias de protección al usuario.

El directivo explicó que en la resolución TOCA 2/2011-1 del 16 de marzo pasado, el Primer Tribunal Unitario del 4° Circuito y el 21 de de este año y el juez de lo concursal, prohibieron a Aviacsa realizar pagos previos al dictamen de la sentencia final de la autoridad judicial, para desahogar las apelaciones de los inconformes y así evitar el privilegio de acreedores.

"La empresa sigue en el proceso de cubrir el pasivo que tiene con el AICM y confía en que más tardar mañana quede solucionado, no debe de pasar de esta semana, ya lo dijo ayer Andrés Fabre", indicó la fuente de Aviacsa. A pregunta expresa, dijo desconocer las pérdidas que ha ocasionado el retraso de las operaciones de la línea aérea.

En su página de Internet, Aviacsa afirma que se ve obligada a retrasar su inicio de operaciones y que asume su responsabilidad con clientes para cubrir los vuelos en caso de no ser operados. En dicha página, la aerolínea ofrece tarifas atractivas: un México-Tuxtla Gutiérrez en 914 pesos (en viaje sencillo e incluyendo impuestos); México-Cancún en 999 pesos; México-Oaxaca 880 pesos, y México-Monterrey en 913 pesos.

Aviacsa debe pagar para volar: SCT

En un comunicado emitido este lunes, la SCT recuerda que el 27 de enero de 2011 se dictó la sentencia con la que se aprobó el convenio concursal exhibido por el conciliador de Aviacsa. "Dicha sentencia fue apelada por diversos acreedores, por lo que sus efectos se encuentran suspendidos hasta que se resuelvan las impugnaciones promovidas", añade la dependencia.

Así, la secretaría considera que, hasta que no quede firme la referida sentencia, acreedores y Aviacsa deben regirse y actuar conforme a la sentencia de declaración de concurso mercantil, dictada el 30 de octubre de 2009, así como a la salvedad de la suspensión de pagos prevista en la fracción VIII, del artículo 43 de la Ley de Concursos Mercantiles, que se refiere a que la aerolínea debe efectuar los pagos que resulten necesarios para continuar con sus operaciones.

En este contexto, dice la SCT, la empresa tiene la obligación de pagar los servicios que le pueda prestar el AICM.

Grupo Madero, dueño de la aerolínea, ha invertido más de 40 millones de dólares (mdd) en la empresa y tiene previsto inyectar otros 60 mdd antes de finalizar el 2011, además de que ha comprometido 100 mdd más para 2012, que se destinarán a la adquisición de nueva flota y expansión de rutas.

Con base en el plan de negocios de Aviacsa, en una primera fase se pondrán a la venta los boletos de avión para seis destinos, teniendo como punto de partida la Ciudad de México:  Monterrey (con tres frecuencias diarias), Cancún (2), Tuxtla Gutiérrez (2) , Oaxaca (2) , Tapachula (2) y Villahermosa (2). En total, sumará 26 vuelos al día.

Hasta ahora, la aerolínea comercializa sus boletos a través de su propia página en Internet y centros de reservación. Dentro de su plan de negocios, la empresa contempla alcanzar una participación de 5% en el mercado doméstico hacia finales de 2011 y de 10% en tres años. Aunque de manera inicial operará sólo en México, después de un año considera retornar al mercado de Estados Unidos.

Actualmente, en el mercado doméstico se mueven más de 20 millones de pasajeros y, para 2011, la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero) -que preside Abraham Zamora Torres- espera que crezca alrededor de 3 a 3.5%.

El pasado 24 de enero de 2011, Aviacsa reveló que concluyó exitosamente el concurso mercantil en el que estuvo inmersa desde 2009. El juez encargado del proceso aprobó dicho concurso tras haberse negociado los adeudos con los principales acreedores y acordado la capitalización de la empresa por parte de Grupo Madero.

A lo largo del proceso, que duró 18 meses, se realizaron negociaciones con los principales acreedores de la compañía, entre ellos Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA), el Servicio de Administración Tributaria (SAT) y varios grupos aeroportuarios. Como parte de los acuerdos con los acreedores, se lograron quitas de deuda y reprogramar pagos a un plazo de tres años por un monto de 670 millones de pesos (mdp).

Aviacsa suspendió operaciones el 9 de julio de 2009 y entró a concurso mercantil con adeudos que rondaban los 1,750 mdp. Sus principales acreedores eran ASA, con 260 mdp y el SAT, con 960 mdp; mientras que a los grupos aeroportuarios y al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) les debía 203 mdp y 127 mdp, respectivamente.

Ahora ve
La renegociación del TLCAN va a toda marcha por los tiempos políticos
No te pierdas
×