Netflix rehusa una guerra contra la TV

El CEO de la plataforma de video afirma que el enfoque de su firma no es el mismo que la televisión; Hastings reconoció que no espera competir en deportes o noticias, donde es vital transmitir en...
reed hastings  (Foto: CNNMoney)
Julianne Pepitone
NUEVA YORK -

Reed Hastings, CEO de Netflix, está muy satisfecho con el enorme crecimiento de la compañía, pero teme que crecer tanto provoque "un Armagedón" con las cadenas de televisión por cable. Hastings habló sobre la filosofía 'nicho' de Netflix (un plan de negocio que consiste en ser como Ricitos de Oro, "ni demasiado grande, ni demasiado pequeña") en una mesa de discusión celebrada el martes en Nueva York, en el marco de la Conferencia Wired Business.

El moderador Chris Anderson, editor en jefe de la revista Wired, preguntó a Hastings quién era el "más amenazado" por el crecimiento de Netflix, empresa de distribución de video por Internet.

"Hemos dicho de forma sistemática que incursionar en las temporadas vigentes (de programas de TV) o en películas más recientes no sería rentable para nosotros. Provocaríamos un Armagedón. Sería la tercera guerra mundial, y probablemente no sobreviviríamos a esa batalla", respondió el CEO.

Anderson leyó entonces una frase de un ejecutivo de Comcast que decía que Netflix no competía con la TV, sino con las repeticiones. Hastings reconoció que su compañía no espera competir en las áreas de deportes o noticias, donde es vital transmitir en vivo. "Netflix no ofrece todo lo que la gente quiere ver, pero cuesta 8 dólares al mes. Es un contenido más selectivo", dijo en su defensa.

Pese a ello, es evidente que una de las prioridades de la compañía es mejorar la calidad y la profundidad del contenido que está disponible para reproducción instantánea. Aparte de comprar los derechos de una serie original (House of Cards, protagonizada por Kevin Spacey y que se estrenará en 2012), Netflix también ha adquirido las repeticiones de varios programas populares, como Mad Men y la primera temporada de Glee.

"Tienes que llegar a un acuerdo con el propietario del contenido. Por suerte ahora somos más grandes, podemos pagar y distribuir el contenido", señaló Hastings.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Ese proceso cuesta tiempo y dinero, pero ha sido parte de su estrategia desde siempre. La empresa atrajo a gran parte de su base de suscriptores -que hoy ascienden a 22 millones de usuarios en EU- a través de su servicio de renta de DVD. Pero según Hastings, desde el comienzo de la compañía en 1997, el objetivo real fue la transmisión por Internet o streaming.

"Hemos montado todo el negocio básicamente para streaming, pero la red no era lo suficientemente grande hace años. Sin embargo, en 2005 dabas clic en YouTube y veías gatos sobre patinetas, y entonces lo supimos, ¡llegó la hora!", señaló el directivo.

Ahora ve
Los gadgets ideales para acompañarte en verano
No te pierdas
ç
×