Empresas contratan menos a mamás

La intención de contratar a madres este 2011 disminuyó casi un 20% con relación a 2010; el ‘home office’ es una solución para ellas, que requiere nuevos esquemas para medir resultados.
mama trabajo  (Foto: Photos to go)
Ivonne Vargas Hernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

En 2010, la proporción de mujeres mexicanas en el ámbito profesional llegó a 42%, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Esta movilidad, ¿también se refleja en la contratación de madres que trabajan? En el mercado mexicano, las intenciones de las organizaciones por emplear mamás este 2011 disminuyó hasta el 37%, del 54% de las empresas que deseaban adherir a sus nóminas a madres profesionistas en 2010, refiere un análisis realizado por el proveedor de soluciones para el lugar de trabajo, Regus.

De un total de 10,000 empresarios encuestados, el 28% reconoce sentir temor en contratar a este segmento de la población, pues sienten que las mamás tendrán menos compromiso con su trabajo.

No es de sorprender "que las actitudes prejuiciosas vuelven a escena y algunos empresarios se sienten culpables de no ofrecer un sistema de trabajo flexible", dice Mónica Cati Cerda, directora general de Regus en México.

A pesar de dicho miedo, 67% considera que las mujeres que regresan a sus actividades profesionales después de haber dado a luz ofrecen más experiencia.

Incluso, el 78% declara que las compañías que no recontratan a las madres mexicanas, por el simple hecho de no ofrecer un sistema de trabajo más acorde a sus nuevas necesidades, están perdiendo una parte significativa y valiosa de su capital humano.

El 56% considera que este grupo de profesionistas ofrece capacidades únicas, las cuales son difíciles de encontrar en el mercado actual. El 57% declara que admira más a las mamás que regresan porque ofrecen valores agregados, como la experiencia.

Es una realidad que cuando eres mamá "te vuelves mucho más responsable" y hay organizaciones que, precisamente, prefieren contratar a mujeres por el nivel de confianza y organización característico de ellas. Otra ventaja en el sexo femenino es la capacidad para ejercer varias funciones, por ejemplo, "psicóloga, administradora, la que resuelve los conflictos", expresa Lizbeth Toscana Rodríguez, gerente de Relaciones Públicas de Manpower México, Centroamérica y República Dominicana.

La especialista comenta que una cualidad distintiva de la mujer es su capacidad mediadora y de "guardar esperanzas", lo cual es útil si se estima que una compañía necesita tener diferentes escenarios para tomar decisiones. Los hombres, en cambio, "son más fatalistas".

"Una madre suele ser mucho mas organizada y multitask, porque en su vida diaria cumple varios roles, entre estos, familia casa y trabajo. Si no tienen hijos, están al pendiente de sus padres (...) en fin, ellas siempre tienen otro motor que las jala", agrega la especialista de la firma de empleo.

Home office ¿realidad?

La aplicación de reformas, como la descentralización de los centros de trabajo, laborar cerca de casa, hacer home office y tener horarios flexibles, da a las empresas opciones para ‘retener' a las madres profesionistas. En la actualidad, 4 de cada 5 organizaciones en México ofrecen alguno de estos esquemas, según otro análisis de Regus, elaborado entre 17,000 compañías de 80 países.

Carecer de modelos flexibles, apunta Toscana Rodríguez, es un gran error si se considera el enorme problema que están viviendo las firmas: la escasez de talento. "Hay un sinnúmero de mujeres con una cantidad de competencias desarrolladas por naturaleza y por condiciones de vida, y que quieren integrarse al mundo laboral: a ellas hay que brindarles oportunidades".

‘Subirse' a la ola de un esquema laboral más negociable no es tarea sencilla, reconoce Toscana. Requiere alentar el uso de la tecnología; promover el trabajo por objetivos; revisar las políticas que apoyan las estructuras obsoletas en las organizaciones y tener esquemas de seguimiento del tiempo, entre otras medidas.

Lizbeth Toscano expresa que los espacios donde más se promueve una política de apoyo a las madres son las grandes compañías. En las micro, pequeñas y medianas empresas, el escenario es distinto porque se debe cumplir una infinidad de tareas, lo cual obliga -generalmente- a tener que estar físicamente en la empresa.

Sin embargo, dice, en las firmas con menor número de empleados también se debe fomentar modelos flexibles, si se quiere retener el talento. Además, las Pymes ofrecen una ventaja muy interesante: en estos negocios se aprende a realizar múltiples funciones, hecho que brinda una plataforma para colocarse -posteriormente- en otros empleos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"El aprendizaje en las pequeñas empresas es muy enriquecedor. En las grandes todo está establecido, en las Pymes un colaborador inicia el proceso y lo resuelve. Entonces, valdría la pena que estas firmas aprovechen la aportación de las mamás profesionistas, y que no lapierdan por carecer de una opción laboral más flexible", añade la representante de Manpower.

El crecimiento de una madre profesionista, afirma, finalmente depende de ellas. "Las mujeres que han querido llegar, están donde quieren estar", entonces no es sólo cuestión de políticas por partes de las autoridades o de las empresas". Las mujeres "crecen con muchos miedos, aceptamos muchas cosas que no tenemos que hacer", así que ellas son las primeras que deben luchar por eliminar la desigualdad laboral, puntualiza Lizbeth Toscano.

Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×