¿Pemex quiere samba? Que venda acciones

Analistas aconsejan una apertura al capital privado mediante una venta de títulos de la paraestatal; las finanzas de Petróleos Mexicanos, bajo presión por los altos impuestos que debe de pagar.
Plataforma pemex  (Foto: Archivo)
Enrique Duarte
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La iniciativa de reforma petrolera que el presidente de México, Felipe Calderón, anunció que  ya se prepara, debe considerar la venta de acciones de Pemex, por la gran aportación de capital que traería a las ‘atadas' finanzas de la empresa, si es que pretende convertirla en una compañía similar a la brasileña Petrobras, según analistas del sector. "El  permitir que se coloquen acciones de la empresa en el mercado de valores hace que el gobierno corporativo (de Pemex) se fortalezca, porque entonces estás dando transparencia en la administración de la empresa y de la industria, adicionalmente al hecho de que estás capitalizando y no tienes las limitaciones presupuestales que hasta ahora ha tenido Pemex, porque es parte de la administración pública federal", dijo el especialista en finanzas del sector energético, Luis Labardini.

Calderón indicó el martes, durante su gira por Estados Unidos, que enviará al poder Legislativo en septiembre próximo una iniciativa de reforma para convertir al monopolio estatal en una empresa similar a la brasileña Petrobras y la noruega Statoil, aunque descartó tener planes para colocar acciones en el corto plazo, pero dijo que es una alternativa que se puede considerar.

"El motivo básico que no se entiende en México (al vender acciones) es que permite la reacción instantánea del valor o el mérito de una toma de decisión, por ejemplo, México está ofreciendo tres bloques para exploración en la zona sur, entonces ese programa (bajo los llamados contratos incentivados) pegaría a las acciones de Pemex en la Bolsa, dando información crítica a la empresa de la viabilidad de su proyecto por parte de los inversionistas", dijo por su parte el analista del sector de Energy Intelligence, George Baker, con sede en Houston.

La última reforma a Pemex (2008) permitió la creación de los bonos ciudadanos, cuyo rendimiento estará vinculado a los resultados de la paraestatal y que sólo podrán ser adquiridos por mexicanos con montos pequeños, pero su implementación ha sido retrasada.

Actualmente Pemex tiene poca autonomía presupuestaria por los altos impuestos que paga, según lo han reconocido sus propias autoridades. La empresa obtuvo un rendimiento antes de impuestos y derechos de 606,678 millones de pesos (mdp) al cierre del año pasado, un 34.2% mayor que lo registrado en 2009. Sin embargo, por concepto de impuestos y derechos pagó 654,141 mdp en 2010, desde 546,633 mdp de un año antes.

Por el otro lado, Petrobras, que permite la entrada de inversionistas por la venta de títulos, en septiembre de 2010 recaudó 70,000 millones de dólares, gracias a la mayor oferta de acciones, recursos que ayudarán a financiar el mayor plan de exploración de petróleo del mundo, que con 224,000 millones de dólares para el periodo 2010-2014 apunta a consolidar a Brasil como un exportador de hidrocarburos.

México, séptimo exportador mundial de crudo, ante el declive de su mayor pozo petrolero, Cantarell, ha logrado estabilizar su producción diaria a unos 2.55 millones de barriles diarios y tiene planes de llevarla hasta los 2.7 millones de barriles diarios para 2012 y hasta 3 millones después del sexenio de Calderón.

Para lograr esto, Pemex confía en la implementación de los llamados contratos incentivados de exploración y producción en campos maduros, con los cuales las empresas privadas podrán participar, por primera vez, en esta parte del sector petrolero local.

La operación de estos contratos consiste en que si el contratista (empresa privada nacional o extranjera) logra una mayor producción o menores costos, recibe un pago en efectivo preestablecido por barril extraído, o una proporción preestablecida por la utilidad adicional por consecuencia de la reducción de costos.

Los primeros campos maduros que se licitarán bajo dicho esquema se localizan en la región sur del país, las zonas están identificadas con los nombres de Magallanes, Santuario y Carrizo.

Cabe recordar que la actividad petrolera es muy importante para el país, ya que aporta poco más de un tercio de los ingresos públicos.

"México ha caminado hacia lo que es inevitable: una apertura del sector energético, los contratos incentivados es la mejor opción dentro de la gran cantidad de restricciones constitucionales, legales y políticas. Pero si el presidente (Calderón) está dispuesto a enfrentar el tema político al abrir más el sector al capital extranjero, pues bienvenido", dijo el analista de Gas Energy, Roger Tissot.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Sin embargo, el tema petrolero es delicado, por lo que varios cambios que buscan permitir la entrada de capital externo han sido frenados en el Congreso.

En su última visita a México, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva recomendó a las autoridades no temerle a las alianzas con la iniciativa privada, pero estableció que se deben crear reglas claras para la sociedad. El político soñaba con que Petrobras y Pemex se aliaran para explorar petróleo, pero a causa del hermetismo de México, esto no sucedió.

Ahora ve
Policía abate a Younes Abayuyaaqoub, autor de atentado en Barcelona
No te pierdas
×