Tecnología, aliada de la banca popular

Con nuevas plataformas y diferentes métodos de comunicación, este sector financiero crece en México; el banco Compartamos ya aplica un programa piloto de cajeros automáticos y de corresponsalías.
Compartamos Banco  (Foto: Alfredo Pelcastre/Monda Photo)
Francisco Rubio
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El uso de un teléfono inteligente o ‘smartphone' para hacer un depósito bancario, conectarse a la página en línea de una institución financiera o simplemente ir a un cajero automático, son ejemplos del uso de la tecnología aplicada a los sistemas bancarios de avanzada en el mundo.

Sin embargo, con una tasa de bancarización que aún no cubre a la totalidad de la población mexicana, las plataformas de servicios financieros llegan a los rincones del país de una manera diferente y con ritmos distintos.

Compartamos Banco es una institución financiera que ofrece microcréditos en el país, posee más de 2 millones de clientes en el territorio nacional y busca aprovechar la tecnología para llegar a más usuarios.

"Para nosotros el uso de la tecnología es muy relevante y ayuda a muchos de nuestros clientes. De hecho, hemos iniciado ya nuestro programa piloto de cajeros automáticos en Coatzacoalcos, en Veracruz", dice Juan Antonio Rueda, director de Sistemas (CIO, por sus siglas en inglés) de Compartamos.

El directivo comenta que como parte de este programa, se analiza el comportamiento de la gente frente a las nuevas tecnologías.

"La reacción de los clientes es lo que más nos interesa analizar. Son clientes que no estaban bancarizados y los cuales experimentan un nuevo proceso", explica Rueda, en entrevista exclusiva con CNNExpansión.

Compartamos Banco inició oepraciones hace 20 años como una Organización No Gubernamental (ONG), después se convirtió en una Sofol y desde hace cuatro años se transformó en un banco especializado en otorgar microcréditos. Las personas que solicitan un préstamo de la institución bancaria pueden obtener sumas de entre 7,000 y 28,000 pesos.

De acuerdo con Rueda, el uso de la tecnología debe tener un sentido humano y de colaboración hacia el cliente, para que tenga un verdadero sentido de ayuda.

"Necesitas personal que, además de entender la tecnología, tenga una perspectiva humana que te asegura la buena utilización de tus plataformas", agrega.

Una ‘nueva' tendencia

Además del nuevo programa piloto de cajeros automáticos, la institución está probando un nuevo sistema de ‘movilidad' en distintos poblados de México, conocidos con el nombre de corresponsalías.

Este sistema funciona a través de farmacias, misceláneas o tiendas de conveniencia, en las cuales el cliente se presenta como si fuera una sucursal bancaria a solicitar un crédito, pagar una deuda o incluso hacer traspasos.

"Lo consideramos incluso una tecnología móvil, llegamos a nuestros clientes sin tener una oficina fija y eso nos da un nuevo reto incluso para comunicarnos mejor con ellos", comenta Rueda.

El uso de redes sociales como Twitter o Facebook es algo que todavía no se implementa como un servicio al cliente y se prefiere mantenerlo como una plataforma interna, agregó el directivo.

Compartamos cuenta con cerca del 90% de cobertura geográfica en México y, de acuerdo con los análisis de la institución, cinco personas son beneficiadas por cada crédito que otorga, de manera que ha tenido un impacto en la economía de más de 10 millones de personas.

Ahora ve
El futuro del déficit en la región con la renegociación del TLCAN
No te pierdas
×