La política ‘congelará’ a la TV de Slim

Las elecciones en México pueden aplazar una nueva discusión para el cambio de concesión: expertos; Telmex advirtió que impugnará la decisión del Gobierno de negar su entrada a la televisión de paga.
tv slim juez freno rota  (Foto: Photos to Go)
CIUDAD DE MÉXICO (CNN) -

El empresario Carlos Slim podría tener que esperar años para entrar al mercado de televisión luego de que el Gobierno mexicano rechazó su solicitud de modificación de concesión, y cuando falta poco para las elecciones presidenciales de 2012.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) informó el viernes pasado que Telmex, gigante de telefonía fija de Slim que domina el mercado, no cumple con los requisitos de un Acuerdo de Convergencia para incluir televisión de paga en su lista de servicios.

La negativa es el más reciente revés para el hombre más rico del mundo, cuyos esfuerzos para entrar al mercado de TV han encontrado oposición de las mayores cadenas televisivas del país, Televisa y TV Azteca.

Pero, cuando faltan 13 meses para las elecciones del 2012 y las encuestas muestran que el oficialista Partido Acción Nacional (PAN) está debajo del mayor partido opositor, es probable que el presidente Felipe Calderón desee mantener a los empresarios de TV de su lado en vez de ayudar a Slim a hacerse más rico, dijo Lorenzo Meyer, analista político del Colegio de México.

"Por el momento, no parece que el hombre más rico del planeta tenga la capacidad de imponer sus intereses al punto en que el Gobierno lo acepte. Creo que tendrá que esperar a que termine el Gobierno de Felipe Calderón y negociar con el siguiente", dijo.

Slim es el mayor proveedor de TV de paga en América Latina, con clientes en toda la región, excepto en México y Argentina.

Pero si no puede revertir la decisión, los inversores podrían reducir sus expectativas para sus negocios, que han florecido sobre la plataforma que construyó con Telmex hace dos décadas.

La firma, que controla cerca de 70% de las líneas fijas en México, dijo que impugnará la decisión del Gobierno.

"No es la palabra final", dijo Renato Flores, un portavoz de Telmex, insistiendo en que la compañía considera que ha cumplido con el acuerdo de convergencia desde hace varios años por lo que sería posible lograr la concesión de TV.

Los reguladores y legisladores de los partidos políticos grandes han prometido perseguir a la élite de negocios oligopólicos, una lista que encabeza Slim, cuyas firmas valen unos 74,000 millones de dólares, según la revista Forbes.

Las instituciones internacionales como la OCDE han instado a México a romper el dominio que unos cuantos tienen en sectores clave de la economía y que hasta hace poco podían frenar esfuerzos antimonopolísticos con recursos legales.

Ahora, un mayor consenso político para reformas y un creciente activismo público han sembrado el cambio, poniendo más presión a los nombres más grandes, en particular a Slim.

Los analistas y rivales opinan además que es poco probable que ayudar a Slim haga ganar votos y creen que los prospectos de corto plazo de Telmex no son buenos.

"La batalla legal entre el Gobierno y Telmex no ha terminado", dijo Irene Levy, ex reguladora del sector que actualmente encabeza el organismo Observatel.

"Pero en la batalla política, durante una temporada de elecciones, Televisa es más fuerte que nunca".

Costoso rechazo

Los inversores han apostado a que un negocio de televisión de Slim cree nuevos flujos de ingresos lucrativos y fomente la lealtad entre los clientes existentes de Telmex.

HSBC estimó en un reciente análisis que la entrada de Telmex al negocio de TV crearía un valor adicional de 5 dólares por acción, así como un potencial de precios más elevados para otros servicios de la compañía.

Los servicios de TV de paga harían crecer los ingresos de Telmex en alrededor de 6% el año próximo con 270,000 nuevos suscriptores en la red de la compañía, según HSBC.

El rechazo decepcionará a inversionistas que habían llevado a la acción de Telmex a subir casi 9% desde enero en parte debido a que apostaron a que el Gobierno aceptaría en el corto plazo modificar el título de concesión de la telefónica para que incluyera servicios de TV restringida.

Algunos activos de Slim han estado bajo presión mientras los mercados asimilan el impacto de un creciente escrutinio de reguladores y una nueva alianza formada por los propietarios de Televisa y TV Azteca para que reduzca su dominio en el sector de las telecomunicaciones.

Las acciones de su gigante celular América Móvil tuvieron pérdidas luego de que la Comisión Federal de Competencia (CFC) multó a la empresa con 1,000 millones de dólares en abril por abusar de su posición en el mercado.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Slim enfrenta más problemas mientras jueces consideran si bajan o no tarifas de servicios que Telmex y Telcel, unidad de América Móvil, cobran a sus competidores. Esas tarifas de interconexión son un importante motor de ganancias que las empresas han defendido.

Los rivales de Slim también esperan que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), ponga freno pronto a promociones de Telcel que según argumentan le dan una ventaja injusta debido a su participación del 70% del mercado.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×