Nestlé: a la conquista del mercado chino

La firma suiza quiere adquirir a Hsu Fu Chi, mayor fabricante chino de dulces, valuado en 2,600 mdd; Coca Cola y Nestlé son parte de la apuesta occidental para aumentar ventas en mercados emergentes.
nestle  (Foto: AP)
Nin-Hai Tseng

En lo que podría ser una de las adquisiciones extranjeras más grandes de una compañía china, Nestlé SA está en pláticas para comprar al fabricante chino de dulces Hsu Fu Chi International Ltd. Las discusiones están en sus primeras etapas, y no queda claro si el acuerdo incluirá la adquisición de toda la compañía o sólo una porción.

Y aún así, ya hay cierto escepticismo en torno a cualquier acuerdo. Los reportes mediáticos han dado a entender que estas conversaciones podrían tomar el camino de un acuerdo retorcido que involucraba a Coca-Cola y al fabricante chino de jugos, China Huiyuan Juice Group. En el 2009, el Ministerio de Comercio de China rechazó el intento de Coca Cola por comprar Huiyan bajo el fundamento de que el fabricante de bebidas con base en Atlanta podría dominar injustamente el mercado. La apuesta de la compañía estadounidense también desató una furia de oposición nacionalista por parte de los chinos, que no querían ver una marca nacional exitosa en manos extranjeras. 

Nestlé, la compañía de comida más grande del mundo (conocida por marcas como Haagen-Dazs y Nescafé), es una de las muchas occidentales que han buscado aumentar sus ventas en mercados emergentes en medio de un crecimiento menor en Estados Unidos y Europa. El interés de la compañía por Hsu Fu Chi, que vale cerca de 2,600 millones de dólares, podría ir en cualquier dirección. Pero se sabe que las adquisiciones a gran escala son complejas y difíciles de concretar. 

Pero, para los escépticos tiene poco sentido recordar el intento fallido de 2,400 millones de dólares de Coca-Cola, dice Shaun Rein, director administrativo de China Market Research Group. Sin importar qué problemas mataron el acuerdo de la compañía occidental, es muy improbable que ocurran con la apuesta de Nestlé para comprar al confitero chino más grande. 

Rein dice que quizás no habrá un problema de monopolio, porque el dominio de Hsu Fu Chi en el mercado chino no es tan grande como el control de Huiyuan sobre el mercado de jugos de fruta. Cuando Coca-Cola buscaba adquirir a Huiyuan, el fabricante de jugos chino controlaba cerca del 42% del mercado de jugos del país. Por otro lado, Hsu Fu Chi sólo controla una participación del 5.5% del mercado dulcero de China. Aún es una cantidad fuerte dado que el mercado está muy fragmentado, pero los jugadores locales y extranjeros han hecho un buen trabajo. 

"No creo que despierte el mismo escrutinio ni alarmas", dice Rein sobre el interés de Nestlé en Hsu Fu Chi.

El acuerdo ha sido visto como una forma para que Nestlé entre al creciente mercado confitero de China. La compañía con base en China está buscando formas de aumentar las ventas en los mercados emergentes, del actual 30% a cerca del 50% en una década. 

Por otro lado, Hsu Fu Chi ha estado trabajando para fortalecer la marca de la compañía, y está conversando con otras compañías. El confitero chino, que fabrica chocolates, dulces y otras golosinas, se fundó en Taiwán y ha estado operando en el sur de China desde principios de los 90. 

Dependiendo de qué tan serias se pongan las charlas con Nestlé, las negociaciones podrían encender gritos nacionalistas tal como ocurrió con las negociaciones entre Coca-Cola y Huiyuan. Un acuerdo tendría que ser aprobado por las regulaciones chinas en caso de que Nestlé o alguna otra compañía compre la totalidad de Hsu Fu Chi, volviéndolo uno de los acuerdos más grandes de una compañía extranjera en China. 

Pero es poco probable que Nestlé tenga que superar el fervor nacionalista en China, dice David Hoffman, director de InterChina Consulting en Estados Unidos, quien asesora a compañías que buscan hacer negocios en China. A diferencia de Huiyuan, Hsu Fu Chi no es considerada una marca nacional sino que está más asociada a Taiwán, y que se comercia en Singapur. 

Aún queda por verse cómo resultarán las negociaciones. Hasta ahora, Nestlé ha estado aumentando su participación en el mercado asiático. En abril, la compañía dijo que planeaba adquirir una participación mayoritaria en uno de los grupos de alimentos regionales mejor conocidos en China: Yinlu, una compañía familiar que produce leche de cacahuate lista para beber y barras de arroz enlatadas. Nestlé no dio a conocer el precio de la adquisición, pero los analistas calculan que fue de 1,100 millones de dólares. El acuerdo aún necesita la aprobación de las regulaciones chinas.

De hecho, Nestlé está creciendo, y parece que busca comprar compañías chinas relativamente pequeñas (más que los grandes nombres nacionales), lo que podría colocarla a favor de los reguladores chinos.

Ahora ve
Científicos europeos descubren un exoplaneta que podría albergar vida
No te pierdas
×