Wall Street ve ‘vendibles’ a Nokia y RIM

Tras la compra de Motorola Mobility, inversionistas creen que estas firmas serán objeto de compra; sin embargo, su baja participación de mercado podría ser un obstáculo para concretar los acuerdos.
nokia motorola  (Foto: AP)
Paul R. La Monica
NUEVA YORK -

Ahora que Google acordó comprar (salvar) a Motorola Mobility por 12,500 millones de dólares (mdd) -una cifra que supone una prima del 63% respecto al precio de cierre de sus títulos el viernes pasado-, los inversionistas han dirigido su mirada a otras dos grandes compañías de smartphones que no son Apple. 

Las acciones de Research in Motion (RIM), fabricante de BlackBerry y PlayBook, subieron 3% en las operaciones del mediodía. Mientras que los títulos de la finlandesa Nokia escalaron 12% la tarde del lunes. 

Wall Street claramente está apostando por que estas dos empresas puedan ser objeto de una oferta de adquisición. ¿Pero realmente hay alguna compañía que quiera gastar miles de millones de dólares o euros en RIM o en Nokia? 

No es probable. Lo más seguro es que los papeles de ambas compañías reanuden su caída después de que se disipe la euforia de las fusiones y adquisiciones provocadas por Google. 

Es cierto que tanto RIM como Nokia poseen un tesoro de patentes. Y al parecer, fue precisamente la propiedad intelectual de Motorola lo que la hizo tan atractiva a los ojos de Google. No obstante, es difícil que el peso de sus patentes contrarreste su gran falla: sus disminuidas cuotas de mercado.  

Podría deducirse que Microsoft sería el comprador lógico de Nokia. Después de todo, Nokia ya tiene un convenio para comenzar a vender teléfonos que corren con el sistema operativo Windows Phone 7 de Microsoft. Además, el CEO de la empresa finlandesa, Stephen Elop, solía trabajar para Microsoft.

Pero Nokia sería una compra costosa para Microsoft, o para cualquier otra empresa interesada.

El valor actual de mercado de Nokia es de aproximadamente 22,000 millones de dólares. Dada la generosidad que Google ha mostrado con Motorola, uno podría creer que Nokia exigiría una prima similar en el caso de una adquisición. Eso elevaría su precio de compra hasta más de 35,000 millones de dólares. 

Con todo, un analista cree que el alza en el valor de las acciones de Nokia registrado el lunes tiene sentido, incluso si Nokia no es comprada. T. Michael Walkley, analista de Canaccord Genuity, piensa que otros fabricantes de teléfonos que corren con el sistema operativo Android de Google podrían estar más interesados ahora en trabajar con Nokia.

Si bien Samsung, LG, HTC y Sony Ericsson emitieron declaraciones apoyando el acuerdo Google-Motorola, Walkley señala que estas firmas querrán apoyar una tercera alternativa viable frente a los sistemas Android e iOS. "Compañías como Samsung y HTC quizá quieran cubrir sus apuestas y fabricar más teléfonos Windows. Tanto Apple como Google ahora poseen hardware y software. Si te preocupa que esas dos ganen mucho poder, es más probable que quieras apoyar un tercer ecosistema móvil", apunta.

Quizá Walkley tenga razón. Pero Samsung, HTC y otras empresas también tienen que admitir que, aunque no les guste que Google esté ganando terreno, a ellas les conviene fabricar teléfonos que los consumidores de hecho quieren usar. En el caso de los teléfonos Windows, ese favoritismo del consumidor todavía está por verse.

En la misma línea, Mark McKechnie, analista de ThinkEquity LLC, afirma que Apple está en mejor posición para capitalizar cualquier altibajo en el mercado Android de lo que podría hacerlo una alianza Nokia-Microsoft.

En cuanto a Research in Motion, es más difícil encontrar un comprador potencial interesado en ella.

McKechnie opina que si RIM realmente quisiera ser más atractiva a los ojos de un comprador (así como ante los consumidores) debería abrirse a Android y a Windows en lugar de depender grandemente en sus sistemas propietarios BlackBerry y QNX.

Dell (que por mucho tiempo se ha rumorado que está interesada en RIM) sería una opción lógica. Dell aún no tiene una presencia importante en el espacio de los smartphones y de las tablets.

La fuerte presencia de RIM en el mercado empresarial podría sumarle atractivo ante los ojos de los gigantes tecnológicos que atienden ese sector, como IBM y Cisco Systems. Pero aunque RIM les sea útil, un acuerdo con cualquiera de ambas es improbable. IBM no parece estar interesada en los dispositivos; de hecho, vendió su negocio de PC hace algunos años. Mientras que los accionistas de Cisco podrían oponerse si la compañía quisiera realizar otra compra costosa.

Y RIM será costosa, pese a sus problemas. Actualmente, su valor de mercado ronda los 13,000 millones de dólares. Si a ese monto le agregamos una prima parecida a la que Google pagó por Motorola, el precio subiría a 20,000 millones de dólares.  

En opinión de Kris Thompson, analista de National Bank Financial, el acuerdo entre Google y Motorola podría nivelar el precio de los títulos de RIM. Como mínimo, la compra podría ahuyentar a los vendedores en corto que no quieren verse atrapados en una apuesta a la baja, en el caso de que RIM termine fusionándose. Pero Thompson no está muy convencido de que RIM quiera un comprador; la firma espera que sus próximos teléfonos con sistema operativo BlackBerry 7 ayuden a la firma en el corto plazo. Esos nuevos dispositivos impulsarán los ingresos de RIM en su actual trimestre fiscal, que termina en agosto. Sin embargo, "el panorama de RIM a largo plazo aún es bastante precario", advierte el experto. 

Entre tanto, el rally que vivieron las acciones de RIM y Nokia el lunes pasado es un ejemplo clásico de que, a veces, la suerte favorece. 

"Yo tengo las acciones de RIM y Nokia en suspenso, y el acuerdo de Google y Motorola no cambia mi opinión para ninguna de las dos", concluye McKechnie.

Ahora ve
Para la NASA, el eclipse de este lunes es una “coincidencia celestial”
No te pierdas
×