Gigantes de Wall Street en la mira de EU

El Gobierno demandó a 17 instituciones financieras por falsear la calidad de préstamos hipotecarios; el fraude consistió en sobreestimar la capacidad de pago de los deudores y el monto de la deuda.
fannie mae  (Foto: AP)
Tami Luhby
NUEVA YORK -

La Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas de Estados Unidos (FHFA por sus siglas en inglés), que supervisa a los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac, presentó el viernes pasado demandas contra 17 instituciones financieras, en un intento por recuperar miles de millones de dólares en pérdidas asociadas a inversiones hipotecarias de alto riesgo.

Las demandas fueron interpuestas contra varias de las principales firmas de Wall Street, entre ellas Bank of America, Citigroup, Goldman Sachs y JPMorgan Chase. La FHFA afirma que estas instituciones falsearon la calidad de los préstamos hipotecarios en que se basaban las inversiones. 

"Basándonos en nuestro estudio, la FHFA argumenta que las hipotecas tenían características diferentes y más arriesgadas a las que se establecían en las descripciones hechas para comercializar y vender esos activos", declaró la agencia en un comunicado de prensa. 

Las distorsiones incluían sobrevalorar la capacidad de los deudores para pagar sus hipotecas, el número de los préstamos sobre propiedades ocupadas por los dueños, y el monto de la deuda de esas casas en relación con su valor. 

De acuerdo con las demandas, en la mitad de la década pasada Fannie Mae y Freddie Mac compraron a las mencionadas instituciones financieras más de 196,000 millones de dólares (mdd) de estos activos asociados a créditos hipotecarios. 

Estos paquetes de hipotecas titulizadas eran una inversión atractiva durante la ‘burbuja' inmobiliaria, lo que alimentó la proliferación de los créditos hipotecarios y disparó el precio de las viviendas. Pero cuando el mercado colapsó y los propietarios incurrieron masivamente en impago, el valor de estos activos se desplomó. Fannie Mae y Freddie Mac, que estaban entre los mayores compradores de este tipo de activos, también se vieron atrapadas en la espiral. 

Bank of America replicó que Fannie Mae y Freddie Mac dijeron entender el peligro de invertir en activos de alto riesgo, y que estas compañías continuaron adquiriéndolos, incluso después de que su regulador les advirtiera que no tenían la gestión necesaria de riesgo. "A pesar de esto, las compañías ahora buscan que otros participantes del mercado se hagan responsables de sus pérdidas", declaró Bank of America. 

Fannie Mae y Freddie Mac, cuya tutela asumió el Gobierno federal durante la crisis económica del 2008, son las principales fuentes de financiamiento del mercado inmobiliario estadounidense. Se dedican a comprar hipotecas de los acreedores para mantenerlas en sus libros o convertirlas, mediante titulización o aseguración, en activos. Las compañías también han comprado activos con garantía hipotecaria emitidos por otras instituciones.   

La FHFA, que se dice encargada de proteger los activos de las entidades de préstamo hipotecario en nombre de los contribuyentes, busca fincar daños y perjuicios. El alcance exacto de los daños será determinado en los tribunales. 

En opinión de Guy Cecala, director ejecutivo de la revista del sector inmobiliario Inside Mortgage Finance, la acción legal podría adquirir "grandes dimensiones", pues siembra dudas respecto a la calidad de títulos hipotecarios vendidos a todos los inversionistas, no sólo a Fannie Mae y Freddie Mac. "La FHFA está realmente cuestionando si la mayoría de las hipotecas titulizadas y vendidas durante el auge del mercado hipotecario violaban la ley de valores", indica.

Las agencias gubernamentales, así como los inversionistas privados, están intensificando sus acciones contra las firmas financieras que titulizaban préstamos hipotecarios.

El pasado julio, la FHFA demandó al banco suizo UBS por el mismo tipo de engaño en los activos respaldados con hipotecas. El mes pasado, la compañía AIG presentó una denuncia parecida por 10,000 millones de dólares contra Bank of America. En mayo, la oficina del fiscal general de Estados Unidos en Manhattan demandó a Deutsche Bank, argumentando que su división MortgageIT realizó decenas de miles de préstamos tóxicos y luego engañó a la Autoridad Federal de la Vivienda para que los asegurara. 

Bank of America alcanzó en junio un acuerdo de 8,500 millones de dólares con un grupo de inversionistas por la pobre calidad de las inversiones garantizadas con hipotecas. 

Asimismo, los fiscales generales del país intentan negociar un acuerdo con los proveedores de servicios hipotecarios por las irregularidades detectadas en sus prácticas de ejecuciones hipotecarias.

En la más reciente acción legal, se presentaron acusaciones contra las siguientes instituciones: Ally Financial; Bank of America; Barclays Bank; Citigroup; Countrywide Financial; Credit Suisse Holdings; Deutsche Bank; First Horizon National; General Electric; Goldman Sachs; HSBC North America; JPMorgan Chase; Merrill Lynch/First Franklin Financial; Morgan Stanley; Nomura Holding America; Royal Bank of Scotland y Société Générale.

 

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×