Convergencia, urgente para una mejor TV

Antes de licitar nuevos canales, México debe consolidar la oferta de operadores vigentes: analistas; el sector de la televisión abierta en el país es atractivo para nuevos competidores, destacan.
Television  (Foto: Photos to Go)
Efrén Páez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Antes de que se liciten nuevos canales de televisión, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) debe consolidar la plena convergencia en el sector, así como la producción y disponibilidad de más contenido, lo que puede detonar la inversión por parte de los operadores, consideran especialistas.

La convergencia, es decir el empaquetamiento de servicios de voz, datos y video, fomentará que los operadores inviertan en nueva infraestructura para incrementar el ancho de banda de Internet, como en el caso de Telmex, que podría ofrecer televisión y voz por Protocolo de Internet (IP), señaló Fernando Negrete, director de Mediatelecom, en entrevista.

El presidente de la Cofetel, Mony de Swaan, informó recientemente que está listo el proceso licitatorio para dos nuevos canales de TV, con sus frecuencias y localidades. Sin embargo, ello provocó algunas reacciones de los operadores que exiten hasta ahora.

Particularmente, Televisa señaló la semana pasada que ya no hay lugar para una nueva cadena de televisión, en el sentido de que el mercado de publicidad no es suficientemente grande para soportar nuevos canales, ya que el volumen actual se repartirá entre más competidores.

"Los legisladores hablan de la tercera cadena, la cuarta cadena, la quinta cadena... no hay espacios para más televisoras, pero no lo entienden", dijo Alejandro Quintero, vicepresidente corporativo de comercialización de la empresa, en una reunión con periodistas.

Televisa tiene 70% de la audiencia y del mercado publicitario mexicano en televisión abierta, el cual está valuado en 5,000 millones de dólares (mdd), mientras que TV Azteca tiene el 30% restante. "Si no fuera negocio, no existiría la competencia en la TV abierta mexicana. Pero también existe el tema de la convergencia, donde las empresas de contenido tienen que entrar a las telecomunicaciones, y a su vez, las de telecomunicaciones a los contenidos; esto quiere decir que existen intereses económicos por entrar a alguno de los mercados", mencionó Negrete.

Sin embargo, se reconoce que la inversión publicitaria para la televisión abierta generalmente es estática en cualquier país, y ello obliga a que se analicen múltiples factores, como los modelos de competencia, antes de plantear el desarrollo de nuevos canales, indicó una fuente que solicitó el anonimato.

Así, ejemplifica que en los casos de Brasil y Argentina -los otros grandes mercados televidentes en la región-, se decidió primero discutir los grados de inversión vertical y horizontal en la industria, donde un solo operador puede encargarse desde la producción de contenido y su distribución, hasta la venta de paquetes de servicios móviles.

"El análisis de la concentración del mercado es previo para crear las condiciones de entrada de nuevos jugadores. A Brasil, le tomó cuatro años de discusión parlamentaria antes de lograr un consenso con la industria sobre metas de desinversión. A su vez, Argentina aprobó una nueva Ley de Medios en 2009, pero aún no consigue avanzar con las metas de desinversión planteadas sobre los grupos integrados", agregó.

La nueva ley (PLC 116) promulgada el martes por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, permitirá abrir la inversión extranjera total a la televisión restringida y les permite a los operadores establecer libremente sus plataformas (cable o satelital), pero a la vez impone una restricción de 30% de participación extranjera en canales y productoras, además de la exhibición de un mínimo de horas semanales de contenido nacional.

Precisamente, Negrete considera que entre las principales causas que motivaron la asociación entre Televisa y Grupo Salinas para una inversión conjunta en Iusacell, no fue únicamente el atractivo mercado de la telefonía celular, sino la capacidad de transmitir televisión y contenidos por IP.

"El negocio de TV abierta es tan importante, que por eso lo protegen, representa  un gran negocio para cualquiera que quiera entrar, por eso es que empresas transnacionales de EU son socios en Latinoamérica, por ejemplo en Chile", señaló.

El vicepresidente corporativo de Nextel, Gustavo Cantú, expresó la semana pasada que el Gobierno debe colocar en el debate la propiedad cruzada de medios, debido a la relevancia que cobra el sector de telecomunicaciones en la opinión pública, y su participación como la base de la libertad de expresión y el tráfico de ideas y opiniones.

"En México, la opinión pública está siendo concentrada. Se requieren voces alternas y críticas para evitar concentración de ideas y poderes fácticos, ya que fácilmente los beneficiarios del status quo económico podrían comprar competidores y concentrarlos", destacó durante su exposición en la Conferencia Latinoamericana del Espectro 2011.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En cuanto a número de ‘telehogares', el mercado mexicano es el más grande de habla hispana, y el segundo en Latinoamérica, solo después de Brasil. De acuerdo con la última encuesta sobre la Disponibilidad y uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) del INEGI, 94.3% de las casas en el país tiene televisión, con 1.5 aparatos en promedio por hogar.

Pese a la mayor oferta de nuevas plataformas de contenido a través de Internet, la relativa baja penetración de capacidad de banda ancha en México permite que la TV abierta aún continúe entre las principales preferencias de los consumidores, si bien la TV restringida también registra un importante avance, al lograr un crecimiento de 18.2% durante al segundo trimestre del 2011, a tasa anual.

Ahora ve
30 datos de Lionel Messi a sus 30 años
No te pierdas
ç
×