EU no salvará a grandes bancos: Moody’s

Para la agencia es poco probable que el Gobierno rescate a las instituciones por la Ley Dodd-Frank; la declaración vino después de que la calificadora recortara las notas de 3 bancos estadounidenses.
creadores de ley dodd frank  (Foto: Cortesía CNNMoney)
Jennifer Liberto
WASHINGTON -

Cuando la agencia Moody's degradó la calificación de tres bancos este miércoles, indirectamente dio el visto bueno a las reformas que trajo la ley Dodd-Frank, diseñadas para asegurar que no se repetirán los rescates a los grandes bancos de Wall Street.

Moody's dejó claro que ve menos probable que el Gobierno estadounidense intervenga para salvar a un banco atribulado, y por consiguiente rebajó la calificación de Bank of America, Wells Fargo y Citigroup. "Es más factible hoy que durante la crisis financiera el permitir que un gran banco quiebre si tiene problemas financieros, pues el riesgo de contagio es menos agudo",  escribió Moody's al degradar la nota de las acciones de Wells Fargo. 

Ese argumento detrás de la degradación es música para los oídos de los líderes que arriesgaron sus carreras políticas al favorecer la Ley Dodd-Frank y prometieron que ésta traería el fin de la era "demasiado grande para quebrar". 

El representante demócrata Barney Frank -quien ayudó a crear esa legislación- dijo el miércoles pasado estar "contento de que Moody's reconozca que dichas instituciones no son ‘demasiado grandes para caer'".

Incluso los republicanos apoyaron el principal catalizador detrás de la Ley Dodd-Frank: impedir que el dinero de los contribuyentes se destinara a futuros rescates de bancos de Wall Street, dando al Gobierno federal mejores herramientas para fragmentar las enormes instituciones en lugar de apoyarlas. 

Sin embargo, a un año de aprobada la ley, algunos economistas y analistas bancarios han cuestionado la efectividad de la reforma Dodd-Frank, pues sólo tiene competencia sobre el sistema financiero estadounidense, en tanto que los grandes bancos cruzan fronteras internacionales. Los críticos señalan que la ley quizá no pueda prevenir que un gran banco en quiebra amenace a todo el sistema financiero mundial

Con todo, la Corporación Federal de Seguros de Depósitos de Estados Unidos dio un gran paso este mes para terminar con el "demasiado grande para quebrar", emitiendo regulaciones que exigen a los grandes bancos crear los llamados testamentos en vida; es decir, los bancos deben crear hojas de ruta que muestren a los reguladores cómo distribuirán los activos en el caso de que sobrevenga la bancarrota.

Bank of America, Citigroup y Wells Fargo tienen de plazo hasta el próximo julio para presentar un plan de segregación o fragmentación en el caso de que caigan en la insolvencia. 

Las autoridades reguladoras también están trabajando en normas para establecer el tamaño de los ‘colchones de capital' que deberán tener los bancos más grandes.

Sin embargo, todavía hay mucho trabajo pendiente antes de que los contribuyentes puedan estar seguros de que el Gobierno ya no respaldará a los grandes bancos. Los reguladores aún tienen que crear reglas que acaben con las operaciones con derivados, o prohíban a los bancos usar sus propias cuentas para realizar apuestas arriesgadas.

Por lo demás, Moody's admitió que aún existe la posibilidad de que el Gobierno estadounidense tenga que intervenir si el colapso de un banco amenaza a la economía mundial.

 

Ahora ve
Beber hasta 12 latas de refresco diario y otros excéntricos hábitos de Trump
No te pierdas
×