Supervivencia le cuesta caro a Netflix

La reducción de títulos independientes de la empresa podría alejarla de aquello que la hizo exitosa; la firma ha realizado movimientos audaces últimamente, mas no asegura que sobreviva en el mercado.
sitio netflix  (Foto: CNN)
Kevin Kelleher

Le doy crédito a Netflix por esto: sabe cómo mantenerse en la vanguardia del juego. En la industria actual de Internet, o prosperas tomando medidas audaces y originales, o te consumes a medida que te esfuerzas por imitar a los líderes. Netflix tiene una idea de hacia dónde va el video en línea, y últimamente ha tomado un movimiento audaz tras otro con la esperanza de llegar allí primero.

Como todos saben, esto ha tenido resultados dramáticamente desiguales. Pero como Marc Randolph señala, sin importar qué tan grande sea la controversia de Netflix hoy en día, el "implacable enfoque" de la compañía se mantiene en lo que pasará mañana. Netflix sabe que el futuro radica en la transmisión (o streaming) de video en un mercado global, y no tanto en DVDs enviados por correo en Estados Unidos.

Netflix puede exportar su servicio de transmisión de video al extranjero con mucha más facilidad y a menor precio de lo que podría exportar su servicio original de DVD por correo. Tendrá más influencia con los estudios si puede ofrecer acceso a audiencias de Asia, América Latina y Europa. Y por tanto, sin importar cuán fuerte e intensa sea la indignación por Qwikster -su plan para dividir el servicio de streaming del de DVDs- en Estados Unidos, simplemente no es un gran problema para la mayoría de los suscriptores futuros de Netflix.

Por lo tanto, sin importar cuánto me encantaba el viejo paquete de suscripción a Netflix que era demasiado bueno para ser verdad, y sin importar cuán poco me atrae la perspectiva de manejar una segunda cuenta de renta a través de algo llamado Qwikster, nada de esto realmente me preocupa a largo plazo. Netflix está haciendo lo que tiene que hacer para seguir teniendo éxito. Lo entiendo. Lo que me preocupa es otra cosa.

Para poder crear un servicio de streaming de video con una audiencia global, Netflix está mostrando signos de enfocarse en el denominador común más bajo. Movimientos recientes, perdidos en el alboroto sobre la travesura de Qwikster, sugieren que está abandonando los títulos de nicho -películas clásicas, películas independientes- en favor de los éxitos de taquilla y contenidos populares. Dicho en jerga técnica: está reduciendo su cola de contenidos para las minorías. Dicho en términos ciertamente dramáticos: Netflix podría estar a punto de perder su alma.

Cuando el presidente ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, anunció la medida de Qwickster, enterró en los comentarios un indicio de que la empresa anunciaría algunos acuerdos de licencia de alto perfil en el otoño. Efectivamente, como el Times reportó el domingo, Netflix firmó un acuerdo con Dreamworks, que los analistas estiman que aportará al estudio hasta 30 millones de dólares por película.

Eso es significativamente más alto que los 20 millones por película que Dreamworks previamente pagaba a HBO, de Time Warner, por los derechos exclusivos de la llamada "ventana de televisión de pago" que se abre poco después de que una película está disponible en DVD. Como el Times destacó, Netflix ha tenido acuerdos similares para "títulos más pequeños" -que supongo que es una manera de medir a las películas independientes en términos de su potencial de corto plazo en taquilla, en lugar de su importancia a largo plazo.

No es difícil imaginar por qué Netflix estaba dispuesto a pagar una prima de 50% sobre HBO: En 2013, cuando las películas de Dreamworks comenzarán a transmitirse por Netflix, la compañía probablemente tendrá decenas de millones de nuevos suscriptores en el extranjero, suscriptores a los que HBO no puede llegar. Pero para mantener sus márgenes bajos, Netflix se verá presionado a dejar de lado algunos otros títulos. Es decir, es probable que deje ir los títulos "más pequeños" que constituían la mayoría de la biblioteca de películas sobre la cual Netflix ha construido su negocio de transmisión hasta el momento.

Esto ha estado ocurriendo desde hace unos meses. The Criterion Collection es un distribuidor de películas clásicas con una base de clientes modesta pero apasionada. Criterion mantiene una biblioteca cuidadosamente seleccionada de 800 películas que posiblemente nunca serán éxitos de taquilla, pero que tendrán un atractivo a largo plazo en las próximas décadas. Pero a principios de este año, Criterion comenzó a mudar su biblioteca de Netflix a Hulu Plus, y títulos clásicos de Akira Kurosawa, Roman Polanski y Max Ophuls han desaparecido las listas instantáneas de Netflix.

Desde entonces, ha habido señales de que Netflix está rompiendo sus relaciones con los distribuidores de películas independientes. Dana Harris, editora en jefe de indieWIRE, escribió una publicación después de la controversia de Qwikster:

"Mientras tanto, ya he escuchado que algunos cineastas independientes se quejan de que Netflix (perdón, Qwikster) no sólo está renovando sus ofertas de DVD, sino que tampoco está procurando que sus películas estén disponibles para transmisión. Sus películas ya no son necesarias para el modelo de negocio de Netflix o Qwikster", señaló la editora en jefe.

"Mi papá tenía un dicho, como los papás tienen a menudo: 'No te olvides de los hechos que construyeron el negocio'. A veces lo decía literalmente, pero era una metáfora útil para cualquier tipo de alianza exitosa: Debes saber por qué funciona y nunca perder eso de vista", apuntó Harris.

Por supuesto, muchos de los clientes de Netflix no se quejarán de la pérdida de tantos títulos independientes y clásicos. Randolph puede tener razón en que Netflix está haciendo lo correcto para mantener su enfoque financiero a largo plazo. Pero lo que pasa por alto es que Netflix, con su historia de éxito con contenidos para minorías, se está convirtiendo en el tipo de distribuidor exitoso que se había propuesto socavar en primer lugar.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Mientras tanto, los títulos no taquilleros de películas clásicas e independientes están migrando a los sitios que están siguiendo la ruta que Netflix trazó. Hulu tiene a Criterion, y sitios como SnagFilms y Fandor están reforzando su oferta de contenidos independientes.

Sin embargo, como Harris señaló, al abandonar los títulos independientes por éxitos de taquilla, Netflix no sólo estará cortando su larga fila de contenidos, sino que estará cortando sus propias raíces. Y es muy raro que una empresa siga creciendo después de que se aleja de la misma cosa que la convirtió en un éxito en primer lugar.

Ahora ve
Cómo evitar que tu hijo sufra un accidente relacionado con sus juguetes
No te pierdas
×