Francia y Bélgica rescatan a banco Dexia

Los gobiernos salieron al rescate de la firma ante el temor de su exposición a la deuda europea; las acciones de la entidad financiera se hundieron de 22% al cierre de la jornada del martes.
dexia banco francia belgica rescate  (Foto: CNN)

Francia y Bélgica salieron al rescate del grupo financiero Dexia, en la primera medida gubernamental de ese tipo para un banco europeo durante la crisis de deuda soberana de la región.

El prestamista de miles de poblados franceses, que también necesitó ayuda en la crisis financiera del 2008, verá cómo su división financiera municipal francesa se escinde y queda bajo el paraguas de bancos gubernamentales.

El plan de rescate también prevé un cambio probablemente mayor, con la venta de los activos sanos, así como la creación de un banco apoyado por el Estado con los activos tóxicos.

"Tenemos que poner todas las partes peligrosas fuera del banco. Es ahí donde entrarán en juego las garantías del Estado, es lo que se llama un 'banco malo'", dijo el ministro de Finanzas belga, Didier Reynders, tras un comunicado conjunto franco belga en el que se comprometió el apoyo para la entidad.

Afectado en las últimas semanas por su fuerte exposición a Grecia, y los problemas para acceder a fondos al por mayor, Dexia vio cómo sus acciones caían hasta 38% a mínimos históricos ante temores por la alta exposición del grupo financiero franco-belga a la deuda griega.

"Básicamente, nos estamos acercando aquí hacia una nacionalización por la puerta de atrás", dijo un analista con sede en Londres hablando bajo la condición de mantener el anonimato.

"Todo lo que está sucediendo ahora es solo un caso de cómo se divide la tarta, pero en realidad toda la tarta va hacia el Estado, de hecho", añadió.

El economista jefe para la eurozona de ING, Peter Vanden Houte, dijo que si la intervención estatal se limitaba a garantías, las finanzas francesas y belgas no deberían verse muy afectadas.

Francia, accionista de Dexia, trabajaba para escindir la división local de préstamos a ayuntamientos galos y combinarlo con las entidades estatales Caisse des Depots y Banque Postale, dijo a Reuters un senador del partido de centroderecha del presidente Nicolas Sarkozy.

El plan pondría fin a la fusión en 1996 que unió al banco belga y francés, ambos centrados en préstamos a las autoridades locales públicas.

Un sindicato belga dijo que unos 150 de un total de 400 puestos de trabajo estaban en peligro por los planes de disolver el holding.

Yves Leterme, el primer ministro en funciones de Bélgica, el otro accionista de Dexia, convocó a miembros clave del gabinete a una reunión de emergencia para discutir los problemas del banco.

El Banco Central belga dijo que las personas con ahorros en Dexia Banque Belgique no tenían motivos para retirar su dinero.

Los inversores no se consolaron con las garantías públicas. Las acciones de Dexia cerraron con una baja de 22.5% a 1.080 euros, tras haberse derrumbado 38% a un mínimo de 0.81 euros durante el día.

Dexia había asumido pérdidas de 338 millones de euros para cubrir el 21% de descuento en deuda griega acordado por inversores privados.

No obstante, se dispone a perder más si los ministros de finanzas europeos deciden que los bancos asuman mayores costos de los que han acordado aceptar, como se está discutiendo.

Ahora ve
Los jugadores extranjeros son mayoría en la final del futbol mexicano
No te pierdas
×