Accionistas exigen explicación de Pemex

Tenedores minoritarios de títulos de Repsol piden conocer las intenciones de la alianza con Sacyr; la intención del socio español de la paraestatal se encamina más hacia la venta de activos, acusan.
repsol pemex ypf argentina  (Foto: AP)

La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC) busca una reunión con el director de Pemex, Juan José Suárez Coppel, para que les explique el propósito de incrementar su participación en la petrolera española Repsol y, principalmente, su asociación con la constructora Sacyr Vallehermoso. La AEMEC considera que las intenciones conocidas hasta ahora por parte de ambas compañías, plasmadas en el documento 'Contexto del aumento de participación de Pemex en Repsol' solo son entendibles desde un punto de vista de toma de control de la española, tales como la transferencia tecnológica y la inversión conjunta en proyectos como Brasil.

"Aunque en el caso de Sacyr ha sido menos claro cuáles son sus intereses, que no es la tecnología o un ‘joint venture', la compañía tiene un problema: que debe pagar 5,000 mde para el 21 de diciembre y ahora mismo no está en condiciones para enfrentarlo", mencionó en entrevista para CNNExpansión el coordinador del comité científico de la AEMEC, Juan Ignacio Peinado.

En ese sentido, la intención de Sacyr se encamina más a la venta de activos estratégicos y no estratégicos, que generen un resultado atípico y un dividendo extraordinario que le permita reestructurar su deuda, agregó.

"Eso es legítimo, uno va, compra acciones y si puede, manda y hace lo que considera mejor, nuestro discurso no duda de esa legitimidad, pero lo que decimos es que si toman el control no pueden sustraerse a las normativas que prevé la legislación europea para ello", mencionó en referencia al incremento de participación logrado entre ambas compañías.

Pemex y Sacyr firmaron un acuerdo para la sindicación de sus valores y el voto conjunto en el Consejo de Repsol, con lo que representan conjuntamente un 29.8% del capital social de la petrolera, luego de que Pemex incrementó su participación de 4.8% a 9.8%. La ley de valores de España exige la presentación de una Oferta Pública de Adquisición (OPA) cuando la participación de un accionista rebase el 30%.

"Nosotros llevamos conviviendo con Pemex por décadas y ningún problema; que decide ampliar su participación, perfecto, siempre que hay un accionista con vocación de permanencia que compra en el mercado tiene un efecto positivo para la acción. El problema es que de forma conjunta toman el control y, si es así, exigimos la OPA", mencionó Peinado.

Si bien, Pemex y Sacyr se encuentran ligeramente por debajo, la AEMEC considera que precisamente pretenden tomar el control de la compañía, sin cumplir con lo establecido en la ley, lo que viola el poder de decisión del accionista minoritario, sobre continuar con el actual modelo de gestión o aceptar las propuestas presentadas por los nuevos accionistas mayoritarios.

Explicó que el actual modelo de Repsol se ha distinguido por la creación de valor para la acción, a través de dividendos constantes, lo que da seguridad para los accionistas. Sin embargo, prevé que el modelo a ser propuesto por Sacyr y Pemex, responderá a la necesidad de caja de la primera, repercutiendo en el desempeño de los títulos de la petrolera.

Hasta el momento, están en espera de los resultados de la investigación iniciada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España, la cual no tiene plazo para entregarlos. Sin embargo, también considera el límite de vencimientos de deuda de Sacyr como fecha clave.

El ‘free float' o el número de acciones de Repsol en manos del público inversionista se ubica en alrededor de 57%, que corresponde principalmente a inversionistas institucionales, y se estima que 11% se encuentra en manos de minoritarios.

Se ha solicitado por correo una entrevista con los directivos general y financiero de Pemex, sin obtener hasta el momento una respuesta concreta.

"En primer lugar queremos explicación de las intenciones de la empresa, y en segundo lugar presentar nuestra interpretación de la ley europea-española sobre la necesidad de una OPA, que efectivamente ambas empresas continúan en su camino de este acuerdo", indicó.

El director de Pemex, Juan José Suárez Coppel,en entrevista con Carmen Aristegui para Noticias MVS, señaló que la paraestatal era "el accionista perfecto" en Repsol porque nunca protestaba en las decisiones sobre la petrolera española. Agregó que el acuerdo firmado con la constructora española Sacyr Vallehermoso es para votar en conjunto en asuntos relevantes en Repsol.

"Las intenciones de Pemex y de Sacyr están escritas en el acuerdo de votar de manera conjunta y son: Repsol es española, queremos mejorar los resultados financieros de la empresa y queremos tener un mejor gobierno corporativo", indicó Suárez Coppel.

La pérdida de votos de Pemex-Sacyr

Juan Ignacio Peinado explicó que AEMEC mantiene la premisa de la intención de toma de control de Repsol por parte de Pemex-Sacyr, lo que actualmente está evaluando la diligencia iniciada por la CNMV.

Mencionó que, de confirmarse la toma de control por parte de la CNMV, ésta exigiría la presentación de una OPA a Pemex-Sacyr. Sin embargo, la situación de ambas compañías no es la más favorable para enfrentar una propuesta de entre 24,000 y 28,000 millones de euros (mde).

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En el caso de que ninguna de las compañías pueda presentar la OPA, se procedería a la suspensión de sus derechos jurídicos, esto es, la pérdida al derecho de voto en Repsol, manteniendo únicamente su derecho a recibir dividendos.

En ese sentido, de ocurrir este último escenario, Pemex sería la menos afectada, ya que podría mantener su posición en Repsol, ahora con dos consejeros, mientras que Sacyr se quedará con sus problemas financieros.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×