El CEO de Citi descarta recesión en EU

Vikram Pandit explica por qué cree que el país no se dirige de nuevo a una recesión económica; además, envía un mensaje a manifestantes del movimiento Ocupemos Wall Street: “entiendo su punto”.
Vikram Pandit ceo citigroup fortune  (Foto: CNN)

El presidente de Citigroup, Vikram Pandit, rechaza que Estados Unidos se dirija de nuevo hacia una recesión.

"No creo que Estados Unidos entre en una recesión", dijo Pandit el miércoles pasado por la mañana, durante una amplia entrevista con el editor en jefe de Fortune, Andy Serwer. "Puede que no crezca tanto como nos gustaría que creciera, pero no veo que vuelva a caer".

Sus comentarios se producen en un momento difícil para un presidente ejecutivo de uno de los principales bancos. Los manifestantes del movimiento 'Ocupemos Wall Street' han puesto a los ejecutivos de nuevo en la mira, tres años después del colapso económico. Como Pandit dijo, de hecho, algunos mensajes de Twitter indicaban que los manifestantes planeaban marchar hacia su departamento en Manhattan. Por su parte, Pandit dijo que reconoce la frustración de los manifestantes por un alto desempleo, las enormes deudas del gobierno y una desaceleración de la economía. "Sus sentimientos son totalmente comprensibles", dice. "La recuperación económica no es la que todos queremos que sea".

La plática del miércoles fue la última de una serie de entrevistas que Pandit ha dado durante las últimas semanas, mientras las acciones de Citi pierden valor. Este año, las acciones han caído 41%, y sólo en los últimos tres meses bajaron de 40 dólares a 23 dólares antes de subir rápidamente a los 28 dólares el miércoles. La acción se comercia en sólo 0.6 veces su valor nominal tangible.

"Ya sabes, en mercados como estos es muy difícil medir exactamente lo que dirige los precios de acciones", dijo Pandit, "especialmente cuando la confianza de la población se ve afectada".

Pandit dijo repetidamente que Citigroup había vuelto "de nuevo a los fundamentos de la banca" desde que la crisis financiera lo puso al borde del colapso hace ya varios años, pero los inversores no parecen creer esa historia todavía. Los inversionistas de Citigroup probablemente están haciendo y rehaciendo modelos de la exposición del banco a un impago europeo, a la continua volatilidad del mercado, al menor crecimiento económico mundial, y a otra recesión en Estados Unidos. Lo que probablemente encuentran es una reserva bancaria que vale lo mismo que a mediados de 2009, antes de que Citi se hubiera librado de más de 300,000 millones de dólares en activos de mala calidad y mucho antes de que el gobierno estadounidense hubiera vendido su participación por el rescate de la empresa.

El analista Mike Mayo, de Credit Agricole, por su parte, piensa que sin un crecimiento significativo de préstamos en Estados Unidos y en otros países, las ventas de Citi en el segundo semestre de 2011 se reducirán en un 3% en comparación con el primer semestre del año. Mientras tanto, los lucrativos ingresos de la banca de inversión por colocación de emisiones podrían disminuir en un 50% y las comisiones por fusiones y adquisiciones están también en pausa mientras las empresas esperan a que pase la agitación en los mercados.

Por supuesto, Pandit no quiere parecer ingenuo cuando los signos de una desaceleración económica abundan, y ha indicado que la prudencia en los gastos está llegando a Citi, a medida que trata de cumplir su promesa de devolver más capital a los inversores el próximo año a través de recompras de acciones o de un aumento de dividendos.

El miércoles, Pandit recordó que Citigroup tiene una de las carteras hipotecarias más pequeñas entre los principales bancos de Estados Unidos. Está construyendo bancos en mercados emergentes, donde Citi gana más de la mitad de sus utilidades netas. Y está manteniendo el 25% de su balance general en efectivo y equivalentes de efectivo, porque el banco simplemente no puede suscribir préstamos lo suficientemente buenos.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

En una referencia indirecta a la era de Sandy Weill en Citi, Pandit dijo a la audiencia el miércoles que, cuando asumió el cargo de presidente ejecutivo a finales de 2007, "fue muy claro para mí que ser un supermercado no era una estrategia". De hecho, Citi ahora es el tercer banco más grande de Estados Unidos, por detrás de Bank of America y JPMorgan Chase, después de mantener el primer lugar durante la última década.

Pandit también dijo a la audiencia que apoya la llamada regla Volcker, que limitaría que los bancos especularan con acciones y bonos con capital propio. Un borrador de la norma se filtró la semana pasada, y Pandit dijo que el ejército de mentes legales de Citi aún lo está analizando. Pero, dijo, "me parece que puede tener el equilibrio adecuado en ambos lados".

Ahora ve
Con su anuncio sobre Jerusalén, Trump provoca una crisis entre Israel y Turquía
No te pierdas
×