Lo que Cadillac aprendió del iPhone

El nuevo modelo XTS incluirá funciones de tecnología que recuerdan a los dispositivos de Apple; la empresa debe cuidar que su sistema de comunicación sea simple y no se le complique al conductor.
cadillac  (Foto: Cortesía Fortune)

Suena como un iPhone de la próxima generación: con reconocimiento de voz, multitáctil y una interfaz pulida. Pero no lo es. En realidad, éste es el próximo sistema de comunicación de General Motors (GM) integrado en el vehículo, denominado CUE por las siglas de Cadillac User Experience (Experiencia de Usuario Cadillac), que será lanzado la próxima primavera en el auto insignia de la compañía: el Cadillac XTS. Y es la apuesta más reciente del fabricante estadounidense de autos de lujo por dejar su huella en el reñido, amplio y lucrativo mercado de los sedanes de alto nivel.

Durante años, las firmas automotrices han prometido que las tecnologías que se han vuelto comunes en los teléfonos inteligentes de las personas llegarían a los tableros de los automóviles. Hasta hace poco, los resultados han sido mixtos. Ahora, las funciones de alta tecnología influyen cada vez más en los compradores para elegir un modelo u otro. Y GM quiere entrar.

La compañía está apostando a que puede hacer de la tecnología un diferenciador clave del XTS, que probablemente competirá con algunos de los vehículos más caros de la talla de BMW, Lexus de Toyota y Mercedes-Benz. "Cadillac quiere atraer a los compradores jóvenes a su marca, compradores que ya tienen iPads y saben cómo utilizar los aparatos de alta tecnología", señala Brandy Schaffels, editora en jefe de TrueCar, un sitio web para los consumidores automotrices. "Sin embargo, Cadillac tampoco quiere alejar a los tecnófobos" que existen entre los adultos mayores, que han sido los propietarios históricos de la marca.

De hecho, la estrategia no está exenta de riesgos. Si los clientes encuentran el sistema muy difícil de usar, Cadillac podría sufrir instantáneamente si los conductores furiosos o confundidos califican la calidad general del auto como insatisfactoria, perjudicando a la marca y sus ventas. Ford Motor -y  BMW anteriormente- descubrió de la manera más dura los riesgos de los gadgets de última generación. A principios de este año, la encuesta de calidad inicial de JD Power & Associates bajó a Ford al sitio 23 desde el quinto: un gran golpe. ¿El problema? Muchos clientes de Ford estaban insatisfechos con su tan promocionada interfaz de sincronización, que integra telefonía manos libres, entretenimiento y reconocimiento de voz. En particular, algunos clientes de Ford reportaron que sus smartphones no se habían conectado bien con el sistema de manos libres de su coche, el cual debe ser capaz de gestionar las llamadas, así como las listas de contactos y números de teléfono.

Con CUE, Cadillac pretende ofrecer tanta complejidad y sofisticación como un conductor experto en tecnología pueda manejar, y tan poco como desee un "usuario simple". Pero mezclar lo simple y lo complejo puede ser un desafío.

El corazón del sistema CUE es una pantalla táctil LCD de 8 pulgadas que muestra una pantalla de inicio. Cuando el dedo del usuario se acerca a la pantalla, el sistema lo detecta y hace que los iconos aparezcan de forma automática. La llamada retroalimentación ‘táctil' permite al usuario sentir, a través de una pequeña vibración, que un icono se ha activado; evitando así la distracción de desviar la mirada para asegurarse de que la selección se ha realizado. También están presentes las funciones de deslizar y 'pellizcar', de forma similar a las del iPhone o la iPad de Apple. Es la primera vez que todas estas funciones han sido introducidas en un auto, de acuerdo con GM.

El formato de emparejamiento de CUE permite que el usuario se conecte a un máximo de 10 dispositivos móviles habilitados para Bluetooth. Los botones se reducen a cuatro desde hasta 20 presentes en los sistemas de otras marcas de automóviles. Para simplificar las cosas, muchas de las características pueden ser apagadas. Y en caso de que el conductor prefiera los viejos botones y controles en el volante, estarán presentes allí también.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Stuart Norris, gerente de diseño del sistema, dijo que los ingenieros de Cadillac estudiaron los sistemas de las marcas de lujo BMW, Audi y Mercedes, que dependen en gran medida de controles montados en una consola. "Hemos estado viendo una proliferación de interfaces táctiles para la generación iPod", dijo. "Le hemos dedicado tiempo a clientes que nos dicen que no quieren volver a aprender la tecnología para usarla en el auto".  Dijo que CUE ofrecerá un reconocimiento de voz 'natural' que no requiere que el usuario se adapte al sistema.

Sin embargo, incluso los usuarios más experimentados en la tecnología probablemente necesitarán algún tipo de entrenamiento para tantas características: desde radio web de Pandora integrada hasta el sistema perdurable OnStar. Saber si eso los hace 'encariñarse' con su nuevo Cadillac podría ayudar a determinar el destino del lanzamiento de más alto perfil de la compañía en los próximos meses.

Ahora ve
Diego Luna y Gael García convocan a diálogo nacional sobre seguridad ciudadana
No te pierdas
×