Así afronta Citi los tiempos difíciles

El CEO Vikram Pandit apoya una mayor rendición de cuentas por parte de los bancos de Wall Street; admite que hay una desaceleración de la economía, pero descarta que EU vaya a entrar en recesión.
citibank  (Foto: CNN)
Andy Serwer

El próximo año, Citigroup cumplirá 200 años. Celebrar ese aniversario lo convierte en uno de los bancos estadounidenses más antiguos y uno de los que ha sobrevivido más trances. Algunos de origen externo y otros parcialmente auto-infligidos, como los eventos que desencadenaron un rescate federal de 45,000 millones de dólares durante la crisis financiera. Desde entonces, la compañía ha estado saldando su deuda y recuperándose lentamente con siete trimestres rentables consecutivos. No obstante, como le ha sucedido a otros títulos bancarios, las acciones de Citi han sufrido, perdiendo un 30% de su valor en los pasados tres meses. En una entrevista que el CEO de Citi Vikram Pandit concedió al director editorial de Fortune, Andy Serwer, el ejecutivo admite lento crecimiento, pero predice que la entidad se beneficiará de las economías emergentes. Estos son algunos fragmentos de la conversación:

Citi ha avanzado mucho desde las horas bajas en 2009. ¿Nos daría una visión general? 

Creo que en términos generales el banco va bien. Es una compañía fundamentalmente diferente a la que era hace tres años. Hemos eliminado el riesgo. Dentro de los grandes bancos del país, tenemos una de las carteras hipotecarias más pequeñas. Hemos desarrollado una enorme fortaleza financiera. Hoy, el 25% de nuestra hoja de balance es efectivo, o valores gubernamentales o valores líquidos. Para un balance de esas dimensiones, eso es mucho efectivo. Lo más importante es que hemos vuelto a las reglas bancarias básicas. Estamos muy satisfechos con nuestra estrategia y nuestra posición financiera.  

¿Pierde impulso su negocio? 

Nuestro negocio está directamente vinculado al PIB y al crecimiento del PIB. Si te refieres a una ralentización del crecimiento y a menores tasas de interés, eso afectará la rentabilidad de todos los bancos. Nosotros, empero, somos un poco diferentes al resto. Déjame decirte dónde está el crecimiento: viene del consumidor de los mercados emergentes, que será el nuevo motor del crecimiento económico mundial. Citi tiene presencia en más de 100 países, y en muchos de ellos hemos estado allí por cerca de un siglo. No hay otro banco que tenga esa huella. Así que estamos en los sitios apropiados, y esperamos que eso sea el motor de nuestro futuro. 

¿Nos encaminamos hacia una recesión?

No cabe duda que los desafíos de pagar la deuda son los que más pesan en las mentes del mercado. Este quiere ver un plan creíble sobre la forma en que atacaremos eso, y hasta que no vean ese plan, aquí o en Europa, habrá mucha preocupación. Yo diría que no preveo que Estados Unidos entre en una recesión, de verdad que no. Tal vez no crezca tanto como nos gustaría, pero no lo veo cayendo otra vez. 

Poco después de que usted asumió el cargo de CEO en diciembre de 2007, Citi fue rescatada no una, sino dos veces. ¿Qué tan duro fue eso? ¿Cuál fue la hora más baja?

Fue muy desafiante para nuestra gente, que tenía que lidiar con clientes todos los días en medio de toda esa situación. Le debemos lo que hoy somos a nuestra gente, que creyó en el plan que establecimos. Y obviamente tenemos con el pueblo estadounidense una deuda de gratitud por la ayuda que recibimos. Pero hubo un día en que la acción de Citi se hundió a 1 dólar. 

¿Qué significó para ustedes? 

Estaba claro que el mercado no entendía el progreso que lográbamos. No puedes sentirte bien por eso. Así que comenzamos a comunicar de forma agresiva los avances que habíamos conseguido, la rentabilidad, todo eso. Y eso repercutió en el mercado: comenzamos a construir un momentum. Pero puedes imaginarte a 260,000 personas que tenemos alrededor del mundo, que trabajan para ayudar al cliente, ver cómo la acción se hundía a un dólar por título. No fue una buena época. 

El movimiento 'Occupy Wall Street' ha protestado frente a las casas de algunos CEOs de Wall Street. Si llegaran a la suya, ¿qué les diría?

Bueno, yo diría que sus sentimientos son totalmente comprensibles. La recuperación económica no es lo que todos deseamos que sea. También coincidiría que la confianza se ha roto entre las instituciones financieras y los ciudadanos estadunidenses, y que es responsabilidad de Wall Street llegar a la calle con la gente y reconstruir esa confianza. Les contaría lo que estamos haciendo en Citi, no sólo sobre los esfuerzos que hacemos por aumentar considerablemente los préstamos a los pequeños negocios; admitiría que no podemos llegar a toda aquella persona que necesita dinero o un crédito, y que estamos trabajando con organizaciones comunitarias para llegar a ellos; les diría que debemos asegurarnos de que el trato que le demos a nuestros clientes sea transparente, justo. Y más importante, les diría que deberían exigir la rendición de cuentas a Citi y a las instituciones financieras para que practiquen finanzas responsables. 

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Para mí, practicar finanzas responsables consiste en asegurarte de que actúas en interés de tus clientes y del sistema, y que no sólo te limitas a mover el dinero, sino que creas valor económico, que en verdad contribuyes al crecimiento de la economía. Con suerte, ellos tomen eso en consideración y sigan al pendiente de nosotros. Me gustaría hablar con ellos si se pasaran por aquí. 

Este artículo pertenece a la edición de Fortune del 7 de noviembre de 2011.

Ahora ve
México es la cuna de la nochebuena, la flor de la Navidad
No te pierdas
×