4 + 4 = 7

La suma de empresas a veces implica restar.

El anuncio estremeció el sector bancario mexicano: Banorte e Ixe comunicaron, en noviembre de 2010, la fusión de ambos en una sola institución.

Para encabezar este esfuerzo, Roberto González Barrera, presidente honorario del consejo de administración del Grupo Financiero Banorte, apoyó el nombramiento de Alejandro Valenzuela, CEO de Banorte.

Aunque algunos pensaron que ésta sería la típica historia de "el pez grande se come al chico", el objetivo de Valenzuela y su equipo de colaboradores era mantener las características que daban valor a Ixe Banco: ser un banco de nicho que ofrece servicio premium a clientes selectos.

Ésta era la razón de negocio; pero detrás había una decisión aún más difícil: cómo unir dos equipos tan dispares, que ofrecían distintos servicios en una sola organización, y mantener a los elementos más talentosos dentro.

La sola idea de contar esta historia nos entusiasmó mucho a los editores de la revista, e iniciamos la gestión para conocer el ‘detrás de cámaras' de esta fusión.

En Alejandro Valenzuela encontramos a un CEO que asumió el riesgo de delegar el comité de fusión a los ejecutivos del banco más pequeño. Ellos tendrían la responsabilidad de determinar cuántos puestos estaban duplicados y seleccionar qué empleados deberían quedarse... y cuáles debían ser separados.

En este ejercicio que inició a finales del año pasado tenían que despedir a 1,000 de los más de 23,000  trabajadores de todos los niveles, de ambos bancos. A mediados de 2011 ya se había despedido a 950.

El proceso no fue fácil. Banorte-Ixe instaló una oficina de outplacement (asesoría para la recolocación del personal) y, en algunos casos, contrató a head-hunters para colocar a algunos de los empleados que salieron al ver duplicado su puesto. Valenzuela nos confió que lo más difícil fue lidiar con el ego de algunos altos ejecutivos, así como el de los equipos que les reportaban.

En Expansión creemos que las decisiones de negocio y empresariales no sólo son números, sino que tienen corazón, pues involucran las emociones de quienes las toman y de quienes viven sus efectos. Por eso esta historia y la vivencia del CEO de Banorte nos enseñan cómo la decisión de hacer crecer la participación de mercado de dos bancos, tocó a cientos de personas.

Emprendedor puro

Viaja en aerolínea de bajo costo, no tiene secretaria y maneja su propia agenda; él ha fundado más de 15 empresas y Katcon, la más grande, tiene presencia en más de 10 países, entre los que se cuentan Rusia, China, Sudáfrica, Australia y Estados Unidos.

Fernando Turner es el Editor Invitado de esta edición y en su visita a la revista nos compartió su pasión por los negocios y por México.

Aunque valora el estudio y las asesorías, lo que él ve como el mejor indicador del estado de una empresa son los estados financieros. Turner cree que si no se puede medir, no sirve. Por eso nos recomendó leer ‘Es tiempo de hacer un diagnóstico'.

Su admiración por el padre de la administración moderna se hizo evidente, y el texto principal de su participación es el titulado ‘Por qué leer a Peter Drucker'. El libro de cabecera de Turner es The Daily Drucker, que contiene un consejo de administración para cada día del año. "Es mi biblia", nos confió.

Este regiomontano cree en la formación de talento, y por eso contrata a jóvenes ingenieros recién egresados para que crezcan profesionalmente en Katcon, su empresa de tecnología ambiental. Él confía en su estilo de liderazgo basado en compartir responsabilidades. Por eso nos recomendó leer ‘Ejército de líderes'.

El compromiso de Turner trasciende sus empresas, a sus empleados y a sus clientes, pues incluye el país. Por eso fundó la Asociación de Empresarios Independientes con la cual busca incidir en la política.

Ahora ve
Con López Obrador, tres precandidatos ya están en el ring electoral hacia 2018
No te pierdas
×